Real Zaragoza 4 – 0 Barcelona B: Como tiene que ser

Decía Popovic antes del partido que «ellos son el Barcelona B y nosotros el Real Zaragoza A». Un recordatorio que se hacía necesario, pues los tres encuentros entre el conjunto maño y el filial barcelonista se habían saldado con vergonzantes derrotas zaragocista. Y en la tarde de hoy, por fin, la situación volvía a la normalidad: el Zaragoza, ese club histórico con 58 temporadas en Primera y trofeos internacionales que fue arrastrado a los abismos por Agapito Iglesias Carmelo, ha superado sin despeinarse a un equipo que, pese a su capacidad económica para reclutar estrellas, no deja de ser un filial.

El encuentro comenzaba con el Zaragoza dejando claro cuáles eran las instrucciones de Popovic: presión arriba y no dejar que el rival sacara el balón con facilidad. Borja Bastón, con dos goles en tres minutos, dejó el partido encarado para los locales: primero, en una excelente contra en la que Eldin (feliz retorno el del hispanobosnio), Pedro y Bastón se entendieron de maravilla una vez más. Y dos jugadas después, un saque de banda aparentemente inofensivo se convertía en una jugada de gol gracias, de nuevo, a la clarividencia de Pedro Sánchez a la hora de dar el último pase.

Susto para el Zaragoza

El partido parecía ponerse muy de cara para el Zaragoza, pero a los cinco minutos del segundo tanto de Bastón, un desacierto defensivo dejaba solo a Dongou ante Bono, y el portero marroquí acababa cometiendo penalti. No obstante, Sandro iba a desaprovechar la ocasión al lanzar el balón fuera.

El Zaragoza seguía controlando el partido sin dificultad, especialmente gracias a la impresionante labor de Basha, un pulmón para el fútbol de los de Popovic. Nadie apostaba un duro por el suizo hace dos meses, y ahora pocos imaginan un centro del campo sin su dedicación y sus innumerables robos de balón. Basha es el ejemplo perfecto de jugador de equipo, trabajador y entregado, si bien parece que aún no dispone del tono físico necesario para aguantar noventa minutos.

Y para cerrar un cuarto de hora de frenesí, en el 39′ Pedro Sánchez hacía el tercero merced a una excelente jugada combinativa entre Dorca, Fernández y Eldin. El alicantino sacaba un latigazo a la base del poste y dejaba el partido visto para sentencia.

La segunda parte, mucho más calmada

La segunda mitad transcurrió con mayor tranquilidad, con el Zaragoza aguantando bien el balón y los visitantes realizando algunas intentonas de recortar las diferencias en el marcador. Entró en el campo Adama, el jugador que en la ida hizo estragos en la banda de Rico, y de inmediato pasó a protagonizar el juego visitante.

Pero el gol iba a llegar, de nuevo, en la otra portería. Galarreta, recién ingresado en el terreno de juego, hizo una demostración de raza al recuperar un balón en el centro del campo y se la sirvió en bandeja a Álamo, que perforó las redes de Suárez con un zambombazo inmisericorde. El canario se desquitaba de una serie de imprecisiones. Ojalá este gol diera pie a su recuperación: pocas cosas sentarían tan bien a la causa zaragocista.

Y con ello, el partido llegaba a su fin, y el Zaragoza encadena tres victorias seguidas que le aúpan, por lo menos momentáneamente, a los playoffs de ascenso.

Ficha técnica:

Real Zaragoza: Bono, Cabrera, Basha (Natxo Insa, min. 84), Eldin (Ruiz de Galarreta, min. 64), Borja, Jaime (Javi Álamo, min. 10), Pedro, Fernández, A. Dorca, Rico y Vallejo.

FC Barcelona B: Suárez, Grimaldo (Bagnack, min. 45), Patric, Ié, Dongou, Munir, Gumbau, Cámara (Samper, min. 63), Sandro, Halilovic (Adama, min. 63) y Costa.

Goles: 1-0, Borja (min. 27); 2-0, Borja (min. 30); 3-0, Pedro (min. 39); 4-0, Javi Álamo (min. 87).

Árbitro: Jorge Valdés Aller (comité castellano-leonés). Por parte zaragocista, amonestó a Bono (min. 34), a Rico (min. 50), a Cabrera (min. 59) y a Basha (min. 75). En el Barcelona B vieron amarilla Gumbau (min. 19) y a Patric (min. 22).

También te podría gustar...