Real Zaragoza 3 – 2 Rayo Vallecano: Quien perdona, la paga

El capitán Zapater explota de alegría tras la victoria. Fuente: Heraldo

El capitán Zapater explota de alegría tras la victoria. Fuente: Heraldo

El Real Zaragoza se ha llevado la victoria en La Romareda por 3 a 2 ante un Rayo Vallecano que luchó como gato panza arriba y dominó el temple del partido. Sin embargo, la efectividad de los aragoneses en el área contraria decantó el choque gracias a los goles de Grippo y Febas en la primera mitad y de Pombo en los instantes finales. Por su parte, los madrileños consiguieron poner el empate en el marcador gracias a los tantos de Trejo y De Tomás pero pagó muy caro la fragilidad defensiva.

Los maños saltaban al césped con un once algo revolucionario después del mal partido del lunes pasado contra el Huesca donde salieron derrotados por 3 a 1. Grippo volvía al centro de la defensa, Delmás ocupaba el lateral derecho tras la lesión de Benito y la táctica también variaba en la zona ofensiva. Guti dejó a un lado el doble pivote y se dejaba caer por banda derecha mientras que Febas hacia lo mismo por la izquierda; Natxo también apostó por un doble nueve con Toquero de enganche como en los viejos tiempos en el Athletic. Por su parte, los vallecanos apostaron por su once tipo a pesar de que no les está dando unos buenos resultados desde hace unas jornadas, ya que los franjirrojos acumulan cuatro partidos sin conocer la victoria.

El choque comenzó con un Rayo muy dominador que se hizo rápidamente con la posesión del balón y bailaba a los maños de lado a lado. Este inicio tan fulminador provocó que las primeras ocasiones claras cayeran del lado visitante. De Tomás tuvo la primera con un mano a mano que Cristian Álvarez desbarató a la perfección. El Zaragoza sufría las internadas por bandas de Álex Moreno y Embarba, en una de estos desbordes Embarba pegó un centro envenenado que Cristian despejó a córner en el último instante. Cuando peor lo estaba pasando el equipo maño, que aún no se había acercado a los aledaños de la portería de Alberto, llegó el primer gol de la tarde. Febas forzaba un saque de esquina que sacaron rápidamente en corto para que Eguaras centrase al área y tras una indecisión de la defensa rayista Grippo se adelantase a los casi dos metros de altura de Ba para poner el primero en el marcador. El Zaragoza había logrado adelantarse en el marcador sin hacer mucho ruido.

El Rayo intentó reponerse de inmediato al contratiempo del gol encajado pagando con la misma moneda. A balón parado, el Rayo puso poner el empate en el marcador gracias a un rechace que Toquero sacó bajo la misma línea de gol. Los vallecanos seguían su gafe con el gol cuando De Tomás con todo a su favor remató fuera. El Zaragoza estaba K.O sacando balones de atrás como podía y rezando para que las ocasiones madrileñas no entrasen. Y cuando perdonas la pagas. Febas avisaba con un jugadón que Borja Iglesias no pudo terminar en gol, pero poco después los dos jovenes zaragocistas intercambiarían papeles para anotar el segundo y dejar a su rival sobre la lona. Febas aprovechaba el resbalón de Embarba para iniciar un dribling y ceder el balón a Borja Iglesias que aguantó el balón hasta que el catalán estuvo en posición franca para anotar el segundo con un tiro cruzado.

Pombo celebra el gol de la victoria zaragocista. Fuente: Heraldo

Pombo celebra el gol de la victoria zaragocista. Fuente: Heraldo

El choque llegaba al descanso con un resultado sorprendente para los aficionados de La Romareda que veían como la efectividad de su equipo dejaba el partido muy encaminado para la segunda mitad. Natxo dio entrada a Mikel González ya que Verdasca había visto una amarilla que le obliga a cumplir partido de sanción y así evitar problemas atrás. La segunda parte comenzaba como la primera, con un Rayo dominante y pronto encontrarían el premio del gol. Los vallecanos calcaron la jugada del primer gol zaragocista y recortaron distancias en el marcador gracias a un cabezazo de Raúl de Tomás en el segundo palo.

Los maños se complicaban la vida y no había hecho nada más que comenzar la segunda parte. El Rayo encerraba a los aragoneses en su campo y estos no sabían como responder a su rival. Natxo dio entrada a Pombo por un desaparecido Eguaras y metió a Guti en el doble pivote. La situación seguía igual, el Zaragoza no podía salir de su área y las ocasiones no paraban de caer a favor de los madrileños. Comesaña protestó un posible penalti y De Tomás volvió a tener otra clara para empatar y tanto va el cántaro a la fuente que al final se rompe. En una serie de rebotes en el área maña, el balón le caía a Trejo para que anotase el empate tras tocar en un defensor y desviar la trayectoria.

Todo parecía que el Rayo seguiría como una apisonadora y lograría la remontada pero el fútbol tiene estas cosas que le hacen especial.  El Zaragoza en una de sus primeras aproximaciones en la segunda parte lograría anotar el tercer gol y llevarse los tres puntos. Pombo sería el protagonista goleador en este caso, aunque el mérito se lo debe al jugadón de Borja Iglesias que volvió a ganarle la partida a Ba y asistió para que el canterano anotase a placer. Con el gol de Pombo el partido casi llegaba a su fin. El Rayo lo siguió intentando pero los maños supieron jugar con el cronómetro solamente un posible penalti sobre Manucho podían haber movido el marcador.

Ficha técnica

Real Zaragoza: Cristian Álvarez; Delmás, Grippo, Verdasca (Mikel González, 46), Ángel Martínez; Zapater, Eguaras (Pombo, 60); Toquero, Raúl Guti (Javi Ros, 91), Febas; y Borja Iglesias.

Rayo Vallecano: Alberto; Baiano, Velázquez, Abdoulaye Ba, Alex Moreno; Fran Beltrán (Manucho, 79), Santi Comesaña, Unai López (Aguirre, 51); Embarba, Trejo; y De Tomás (Chori Domínguez, 75).

Árbitro: Areces Franco (Comité Asturiano). Amonestó a Verdasca (38), Abdoulaye Ba (48), De Tomás (59), Santi Comesaña (87) y Aguirre (90).

Goles: 1-0, min. 25: Grippo. 2-0, min. 41: Febas. 2-1, min. 53: De Tomás. 2-2, min. 73: Trejo. 3-2, min. 78; Pombo.

Jesús Chueca

Estudiante de Periodismo de la Universidad de Zaragoza. Actualmente sufriendo con nuestro Real Zaragoza desde Oporto.

También te podría gustar...