Real Zaragoza 1 – 1 CA Osasuna: Derbi eléctrico que define la mala fortuna

Disputa entre Verdasca y Brandon. Fuente as.com

Derbi eléctrico entre maños y rojillos, un choque que está marcado en rojo en el calendario de ambas aficiones y que no defraudó al respetable. Un partido de idas y vueltas, con muchas ocasiones, en el que la mala fortuna influyó en ambos goles. El Zaragoza empezó mandando, aunque Osasuna acabó dominando el encuentro y estuvo a punto de obtener su primera victoria a domicilio.

El cuadro maño empezó mandando sobre el verde, intentando imponer su estilo de juego, controlando la posesión. A pesar de llevar el peso del partido, los de Idiakez no llegaban con peligro al área rojilla, destacando en los primeros instantes una jugada invalidada por fuera de juego que acabó en las mallas y un disparo lejano de Pombo que desvió un defensa rojillo. Osasuna, por su parte, trataba de crear peligro sin éxito mediante la pelota parada.

La locura se instaura

La locura llegó a la Romareda con un tiro lejano desde el balcón del área de Rubén García que se fue muy lejos de la portería de Cristian Álvarez. A partir de ahí, cada aproximación se convirtió en peligrosa. Rubén García casi sorprendió al meta local con un centro-chut envenenado y el Zaragoza lo intentaba con un tiro de Álvaro Vázquez invalidado por fuera de juego. En la siguiente jugada, Osasuna obtendría un penalti riguroso y muy protestado en la grada. Brandon ,que forzó la pena máxima, vió como Cristian Álvarez adivinaba sus intenciones y desviaba el balón a córner. En las siguientes jugadas, el Real Zaragoza intentó abrir la lata, aprovechando el chute de moral por el penalti fallado. Sin embargo, los disparos lejanos de Marc Gual, Álvaro y Pombo no fueron efectivos, y Rubén solo tuvo que intervenir en el primero.

El partido volvió a calmarse después del cambio obligado por lesión de Marc Gual, y el juego volvió a recordar al del inicio de partido, con un Zaragoza dominador pero sin crear peligro. Cuando el partido estaba más calmado, llegó el gol maño. Saque de esquina que bota Zapater y Verdasca cabecea a las mallas. El central se adelanta a Unai García, su remate da en el defensa rojillo, y el balón entra a la portería.

A pesar del gol, el partido mantuvo el guión previo al tanto, y Osasuna tuvo al final del primer acto una doble ocasión para igualar el marcador. El tiro en el área de Brandon Thomas lo repelió el cancerbero local, y en el córner posterior a la jugada, Aridane cabeceó alto.

Osasuna se vino arriba

La segunda parte arrancó con ambos equipos planteando la misma táctica vista durante el partido, aunque los visitantes intentaban dar un paso adelante. Fueron precisamente los navarros los que tuvieron la primera ocasión clara tras el descanso. Un centro desde banda derecha de Lillo que cabecea Rubén García y sale pegado al palo derecho de Cristian Álvarez. Precisamente, el valenciano se mostraba como el hombre más peligroso de los suyos, e intentaba crear peligro con un tiro de falta que pegó en la barrera y un centro que sobrevoló el área pequeña pero no encontró destinatario. Kike Barja aportó su granito de arena a la oleada rojilla con un tiro por banda derecha que besó por fuera las mallas.

Cuando mejor estaba Osasuna, casi dobló su ventaja el Zaragoza, de nuevo, mediante un córner. La zaga pamplonica despeja de primeras, aunque en la continuación, Álvaro Vázquez la remacha y Rubén mete la mano para mandar el balón a córner.

Después de un instante de calma, Osasuna encontró el premio a su buen hacer sobre el verde. Balón atrás que Eguaras no intercepta, se adelanta Roberto Torres que se mete en el área, pase de la muerte para Brandon, y el jugador propiedad del Rennes aprovecha para enmendar su error desde los 11 metros.

Ofensiva rojilla

El gol afianzó la propuesta ofensiva de Osasuna y los de Arrasate siguieron adueñándose del partido y llegando al área maña, como si los papeles se hubieran invertido. Sin embargo, el resultado de la ecuación no fallaba y faltaba una pizca de eficacia en los metros finales. El Zaragoza estaba grogui y no daba muestras de despertar salvo un pequeño despiste de la zaga visitante que casi le cuesta un susto a los rojos.

El partido comenzó a romperse y ambas escuadras intentaban adelantarse en el marcador. Primero lo intentaba Pombo, con un disparo lejano que repelió la defensa navarra, luego fue Fran Mérida quien lo intentaba con una volea poco ortodoxa, y Kike Barja casi colaba un centro con la ayuda de Verdasca y Lasure.

En la parte final del partido, Osasuna tuvo las mejores ocasiones del partido y poco le faltó para llevarse para llevarse los tres puntos. Rubén García tuvo en sus botas la victoria, pero su primer disparo se fue a la madera y el segundo, una vaselinaa que se colaba dentro, la sacaba Lasure cuando la grada visitante ya estaba celebrando el tanto. El Zaragoza lo intentaba, aunque su última ocasión la tuvo Igbekeme, con un tiro que se fue desviado.

Así pues, reparto de puntos en un derbi eléctrico en el que Osasuna ha obtenido su primer punto fuera del Sadar ofreciendo una muy buena imagen. Por su parte, el Zaragoza fue de más a menos, y acabando pidiendo la hora.

Ficha técnica:

Real Zaragoza: Cristian Álvarez; Benito, Perone, Verdasca, Lasure; Javi Ros, Eguaras (Igbekeme, 70′), Zapater; Marc Gual (Soro, 30′), Pombo, Álvaro

CA Osasuna: Rubén; Carlos Clerc, Unai García, Aridane, Lillo; Oier; Rubén García, Íñigo Pérez (Fran Mérida), Luis Perea (Roberto Torres, 63′), Kike Barja (David García, 84′); Brandon

Árbitro: Sagües Oscoz (comité vasco). Amarilla para los locales Verdasca, Alberto Zapater, Soro, Pombo, Ratón y el visitante Aridane.

Goles: Verdasca, min.38 (1-0); Brandon, min.64 (1-1)

Incidencias: 23.850 espectadores en la Romareda con motivo de la disputa del partido correspondiente a la octava jornada de Segunda División

Jon Larratxea

Estudiante de Periodismo en la UPV/EHU. Contando las horas para volver al quiosco de la Plaza del Castillo. IG: @jon99larratxea

También te podría gustar...