Real Zaragoza 0 – 1 Gimnàstic de Tarragona: Golpe de efecto del Nàstic en la Romareda

Golpe de efecto en la lucha por el ascenso directo a la máxima categoría del fútbol estatal. El Real Zaragoza y el Gimnàstic de Tarragona protagonizaban uno de los encuentros más atractivos de toda la competición, ambos situados en zona de playoff y aspirando a subir a Primera División por la vía directa si saldaban este partido con una decisiva victoria.

El equipo que se llevó el gato al agua fue el Nàstic, no sin polémica, y regresa a Tarragona mucho más cerca del Leganés, que pinchó en casa del Huesca inesperadamente, quedando la diferencia reducida a un solo punto a falta de tres jornadas.

Arrancó el partido matinal con las dos aficiones animando y deseando ver a su equipo ganar la importante contienda, de las más valiosas de la temporada. Las primeras llegadas se las fueron alternando uno y otro conjunto, con algún que otro disparo desviado del equipo local u otros del Nàstic, como un buen tiro cruzado de Achille Emaná que se marchó fuera de la portería aragonesa por poco.

El dominio parecía estar más en posesión del Zaragoza, pero los pupilos de Lluís Carreras no pudieron convertir sus ocasiones en gol. Cabe destacar el buen hacer de Manolo Reina salvando al conjunto catalán de algún que otro gol, como en el gran disparo de Diego Rico que evitó que significase el primer gol de la mañana. La primera parte concluyó sin movimientos en el marcador, pese a que también el Zaragoza tuvo un susto tras un mal despeje del zaguero local Guitián.

Después del paso por vestuarios, vimos a un Gimnàstic más metido en el partido, predispuesto a generar más peligro que en la primera contienda. Eso sí, el gol tardaría en llegar y sucedieron muchas otras cosas. A parte de las modificaciones que introdujeron ambos entrenadores, como la entrada del joven atacante Dongou por parte del Zaragoza o del rápido Jean Luc en el Nàstic, un disparo desviado de Lanzarote o un cabezazo mal dirigido de Ángel pudieron cambiar completamente el rumbo del partido. Sin embargo, un penalti muy riguroso cometido por Guitián provocó que José Naranjo marcara el único y decisivo tanto del partido. 0-1 y los deberes más que hechos por los hombres de Vicente Moreno… pero un último susto se venía: penalti en la otra área, esta vez para que Lanzarote pudiese igualar el partido, pero no fue así. Mandó su disparo a las nubes y, con la victoria del Nàstic, vimos las dos caras del partido en ambas aficiones: los granas más que exultantes y felices con su equipo, los aragoneses decepcionados y bastante inconformes con su equipo.

La parte alta de la tabla se comprime todavía más y el Nàstic, un recién ascendido, sueña con dejar la Segunda División A nada más llegar: el ascenso está más cerca que nunca.

Ficha técnica:

Real Zaragoza: Manu Herrera; Isaac, Guitián, Cabrera, Rico; Javi Ros (Diamanka, min.64), Erik Morán, Dorca; Lanzarote, Ángel (Dongou, min.73) e Hinestroza (Pedro, min.80).

Gimnástic de Tarragona: Reina; Valentín (Bouzón, min.56) , Suzuki, Molina, Mossa; Madinda, Tejera, Aburjania; Lobato (Ferrán, min.84), Emana (Jean Luc, min.66) y Naranjo.

Goles: 0-1. min.83. Naranjo (penalti).

Árbitro: De la Fuente Ramos, del Comité Castellano-leonés. Tarjeta amarilla a los locales Dorca, Manu Lanzarote, Guitián y Rico y a los visitantes Reina, Mossa, Lobato, Suzuki y Tejera.

También te podría gustar...