C.A. Osasuna 1 – 2 Real Zaragoza: los maños asaltan los puestos de playoff

Cuando nos preguntamos por qué el fútbol es el deporte rey, debemos observar partidos como este para poder entender su esencia. El fútbol, como en ocasiones la vida, es injusto, y quien sabe aprovechar mejor sus oportunidades se lleva el gato al agua. Así ocurrió esta tarde en El Sadar. Osasuna atacó más, dispuso de más ocasiones, jugó mejor, se mereció más y la esencia del fútbol le devolvió su superioridad con una derrota por 1 a 2. El doblete de Borja Iglesias tumbó en la lona a los navarros, que no consiguieron batir al héroe del partido, Cristian Álvarez, hasta el descuento. Con esta victoria, el Zaragoza alcanza los puestos de playoff y saca a Osasuna de ellos.

La rivalidad es de sobras conocida entre estos dos equipos. El respeto y la lucha con la que los dos encuentros saltaron al césped del Sadar obligó al espectador a un centrocampismo monótono en los primeros 20 minutos de partido. En la escuadra pamplonica, la entrada de Borja Lasso dejaba en el banquillo a David González. Mientras, el Zaragoza recuperaba su once de memoria con Pombo y Grippo de titulares.

Osasuna presionaba fuertemente a la defensa zaragocista, que no podía hacer nada más que achicar agua de su propia área. Sin embargo, los rojillos no certificaban su dominio posicional en forma de ocasiones y solo conseguían crear peligro a base de balones parados. Torró y Fran Mérida probaban a Cristian Álvarez con disparos lejanos que se iban fuera por poco. Los maños no habían despertado aún de su letargo y no fue hasta el ecuador de la primera mitad cuando trenzaron su primera jugada peligrosa que acabó con un córner que se fue fuera por poco. Esta fue la única ocasión clara de los maños en la primera mitad.

Cristian Álvarez realizando una de sus paradas esta tarde. Fuente: Heraldo

Cristian Álvarez realizando una de sus paradas esta tarde. Fuente: Heraldo

Borja Lasso cogió las riendas de la mediapunta y empezó a desplegar su juego con ayuda de Borja Iglesias y la verticalidad de las bandas. Una pérdida de balón en el centro del campo proporcionó a los navarros la jugada más polémica del encuentro. Borja Lasso se dejaba el balón atrás y sacaba su varita a pasear en forma de rabona dejando delante del portero a Quique González que no fallaba ante Cristian Álvarez, sin embargo el linier señaló fuera de juego del punta vallisoletano que estaba en línea con la defensa blanquilla. A partir de aquí empezó el show del meta zaragocista, que llegó a realizar la brutalidad de 7 paradas solo en la primera parte.

El técnico osasunista había preparado a la perfección las faltas frontales y fue en una de ellas cuando Lucas Torró obligó a Cristian a sacar la primera mano milagrosa del encuentro. El campo estaba decantado hacia el área zaragocista ya que los maños habían desaparecido en el partido no encontraban con claridad a un Borja Iglesias que estaba siendo controlado por Oier. Quique de nuevo tuvo quizás la más clara del encuentro tras rematar un centro atrás que Álvarez volvió a repeler con una mano cuando ya estaba medio batido.

El Sadar apretaba y Osasuna no entendía como no había conseguido marcar gol todavía. Lasso desde lejos con un disparo a la escuadra hizo estirarse al argentino con otra palomita. En el Zaragoza solamente un cambio por prevención justo antes del descanso. Buff entró por un desaparecido Febas y el suizo sería muy importante con el paso de los minutos. Con un dominio total de Osasuna se llegó al descanso.

Tras el paso por los vestuarios, el partido continuaba con el mismo guión. Un Zaragoza arropado atrás empezaba a dejar algo descolgados a Pombo y a Borja intentado cazar un contrataque. Osasuna seguía a lo suyo y de nuevo hay que referirse al tópico tan usado de «quien perdona la paga». Buff se disfrazaba de Buff y ponía un pase al espacio para que Benito, en su primera subida por banda derecha, centrase el balón al punto de penalti y allí aparecía el killer Borja Iglesias para poner por delante al Zaragoza en su primer disparo a puerta. Los maños golpeaban primero en un combate que claramente Osasuna ganaba a los puntos corría el minuto 60 y el partido comenzaba de nuevo. El balón seguía siendo rojillo. Barja tuvo la primera después de que Fran Mérida pusiera un centro medido a la espalda de Benito; Quique volvía a fallar delante de Cristian con un disparo al aire. Diego Martínez movía el banquillo dando entrada a Xisco sobre el césped.

El Zaragoza se echaba atrás descaradamente viendo la eficacia de su primer golpe. La entrada del segundo punta osasunista ayudó mucho a un Zaragoza que controló mejor los espacios y veía cada vez más cerca un contrataque donde propinar su segunda estacada. Quique, muy fallón durante todo el encuentro, la volvió a tener esta vez con la testa pero su cabezazo tras una peinada de Xisco se marchó por encima del larguero. Toquero entró por un cansado Pombo buscando trabajo y más trabajo. Mientras tanto, Diego Martínez respondía con la entrada de David Rodríguez quemando ya todas sus naves.

Sin tiempo para probar la nueva táctica rojilla de tres puntas volvió la magia zaragocista para dinamitar el encuentro. Buff dejaba para Toquero que filtraba un pase al hueco de Unai García y Oier para que Borja Iglesias se plantase solo ante Sergio Herrera y sentenciase el partido. Dos llegadas del «Panda» y dos goles para meter al Zaragoza en los puestos de playoff. Tras el segundo gol aragonés, el partido se terminó. Roberto Torres entró por un Borja Lasso que no pudo coger más responsabilidad y la dureza se apoderó de los minutos finales. En el descuento, Unai García recogía un mal despeje de Eguaras para anotar el 1 a 2 justo antes de que el colegiado pitase el final del choque.

La victoria en El Sadar es la sexta consecutiva para un Zaragoza que sigue disparado en la clasificación. El 1 a 2 final deja la diferencia de goles a favor del Zaragoza ante un rival directo en la lucha por el ascenso. Si Osasuna continúa con el juego desplegado, las victorias llegarán tarde o temprano. Los navarros se sitúan séptimo a dos puntos de su rival de esta tarde.

Ficha técnica:

1- Osasuna: S. Herrera, Clerc, Oier, Unai García, Lillo, Lucas Torró, Kike Barja (80′ David), Fran Mérida, Borja Lasso (84′ Roberto Torres), Rober Ibáñez (Xisco 66), Quique

2- Zaragoza: Cristian Álvarez, Benito, Perone, Grippo, Lasure, Eguaras, Zapater, Guti, Febas (Buff 41′), Pombo, Borja Iglesias (Oyarzun 92′).

Goles: 0-1 60′ Borja Iglesias, 0-2, 81′, Borja Iglesias. 1-2, 92′, Unai García.

Árbitro: Varón Aceitón (Colegio balear). Amonestó a Grippo (64′), Pombo (72′) , Lasure (85′), Buff (88′) y Oier (90′).

Estadio: El Sadar ante 14.967 espectadores

 

Jesús Chueca

Estudiante de Periodismo de la Universidad de Zaragoza. Actualmente sufriendo con nuestro Real Zaragoza desde Oporto.

También te podría gustar...