CD Tenerife 3 – 2 CA Osasuna: El líder no supo sentenciar

vía: laliga.es

Tenerife y Osasuna disputaron un vibrante encuentro en el Heliodoro Rodríguez López. Los rojillos golpearon primero con dos goles en la primera parte y un gran dominio sobre el encuentro. Los locales supieron sufrir y se sobrepusieron en la parte final. Un gol con fortuna en propia puerta de Unai García recortó distancia, y después dos goles de Isma López dieron los tres puntos a los canarios que fueron más efectivos que los visitantes.

Los rojillos llegaban a la isla canaria con un gran racha y la confianza por las nubes, sin embargo, enseguida se dieron cuenta que había que ‘remangarse’ para sacar los tres puntos. El Tenerife fue el primero en golpear, un buen centro de Lasso, viejo conocido rojillo, encontró a Coniglio pero su disparo rozó en la defensa para irse a corner. Minutos después fue Montañés quien volvió a avisar con un potente disparo desde lejos que sin embargo se marchó desviado.

Tras estos minutos de dominio local el líder comenzó a engranar la directa. Entró en juego Rober Ibáñez, el último en llegar pero adaptado desde el primer día, que durante el partido llegó a regatear hasta a su sombra. El extremo rojillo hizo el primer gol tras una fantástica asistencia de Rubén García.

Los rojillos se adelantaban en el marcador, pero querían más y apenas dos minutos después, Brandon aprovechó la indecisión de la defensa para ampliar la ventaja en el marcador con un gran disparo raso y dar un resultado con el que los rojillos comenzaban a saborear la primera división. El partido estaba sentenciado y el rival grogui, las ocasiones para Osasuna se iban sucediendo como algo natural.

El descanso llegó en buen momento para el conjunto de Jose Luis Oltra. El técnico supo frenar la deriva de su equipo y reactivarlo. Entró Naranjo por Lasso antes del primer gol y después Malbasic por Montañés. La escuadra tinerfeña recupero resuello y tenía otra cara. Sin embargo, las ocasiones seguían siendo de los rojillos.

Fue en un centro lateral donde el Tenerife encontró la recompensa a su mejoría. Luis Perea centró buscando a Coniglio, Unai se adelantó pero su intento de despeje encontró la red de su portería. Una acción de mala fortuna que daba aire y fe al conjunto isleño.

Sin embargo, Osasuna no se amilanó y antes del empate los rojillos dispusieron de cuatro acciones claras para volver a aventajar a su rival por dos goles. Primero fue Nacho Vidal, que se encontró un balón en un barullo en el área pero no supo dirigir su disparo entre los tres palos. Luego Rober Ibañez, quien no consiguió irse del último defensa cuando los aficionados rojillos ya salivaban con la proximidad del gol. La siguiente acción la volvió a protagonizar Rober en una contra que el condujo pero su disparo pegó en un defensa. Y la última ocasión salió de las botas de Torres, quien imaginó un disparo desde lejos, pero su chut lamió el palo por fuera.

Al parecer no era la noche de Osasuna, porque la siguiente ocasión acabó en gol. Gol del Tenerife, claro. Malbasic dio un pase a Isma López que era un regalo y el defensa navarro lo aprovechó para empatar el encuentro.

Con las tablas en el marcador, Arrasate movió el banquillo. Antes,  con la buena imagen de su equipo no lo vio necesario, pero con el empate era necesario darle un extra de energía a su equipo para enderezar la situación. No se amilanó ni se conformó con el empate, sacó a Barja por Ibañez. El cambio no dio el efecto deseado porque a renglón seguido el Tenerife marcó el gol que rompía la igualada.  De nuevo Isma López, pero esta vez asistido por Naranjo era el autor del gol.

Entró Xisco por Perea para acabar encerrando al Tenerife sobre su área, pero la fortuna que tanto a sonreído a los rojillos este año, estaba del lado isleño. Los rojillos acabaron con todos, incluido Sergio Herrera, intentando rematar un corner. Sin embargo, el pitido final retumbó en el Heliodoro para dejar los tres puntos en la isla.

Osasuna, que ganaría este encuentro en muchas realidades paralelas, veía cómo la maldición de Tenerife, donde no ha ganado nunca, y su mala fortuna como visitante, se hacían más grandes que su efectividad ante el gol. Por su lado, los isleños veían recompensada su fe en la victoria y su capacidad de revelarse ante la adversidad. Tres puntos que dejan en seis la zona de descenso que marca el Extremadura que también ganó en su encuentro pero que en la próxima jornada visitará El Sadar el domingo 6 a las 16:00. El Tenerife viajará a Albacete.

Ficha técnica:

CD Tenerife: Dani Hernández; Luis Pérez, Alberto, Dos Santos, Isma López; Suso (Carlos Ruiz, min. 86), Luis Milla, Undabarrena, Montañés (Malbasic, min. 69); Borja Lasso (Naranjo, min. 54) y Coniglio.

CA Osasuna: Sergio Herrera; Nacho Vidal, David García; Unai García, Clerc; Roberto Torres, Luis Perea (Xisco, min. 84), Fran Mérida, Rober Ibáñez (Kike Barja, min. 82); Rubén García y Brandon.

Goles: 0-1, min. 25: Rober Ibáñez. 0-2, min. 27: Brandon. 1-2, min. 62: Unai Garcia, en propia puerta. 2-2, min. 79: Isma López. 3-2, min. 83: Isma López.

Árbitro: Ignacio Iglesias Villanueva (Comité Gallego). Expulsó por protestar al preparador físico local Marcos Chena (min. 47), además, amonestó a sus jugadores Dani Hernández, Dos Santos, Luis Pérez y Coniglio, y a Fran Mérida y Unai García, por parte visitante.

Incidencias: encuentro disputado en el estadio Heliodoro Rodríguez López, de la capital tinerfeña, ante 9.356 espectadores.

David Soria

Graduado en Historia y con un Máster en Historia del Arte. Gran aficionado del futbol en general y de los otros 18 en particular. "El balón es mi despacho. Me siento en él y veo cómo trabaja el equipo".

También te podría gustar...