CD Tenerife 2 – 0 Nàstic de Tarragona: Vendaval chicharrero en el Heliodoro

Se impuso la lógica en Tenerife. Los canarios recibían al Nàstic en un partido en que ambos conjuntos necesitaban sumar de tres en tres para sus respectivos objetivos. Los locales buscaban una victoria que les metiese de lleno en la lucha por el ascenso directo, mientras que los visitantes querían sumar la primera victoria fuera del Nou Estadi para huir de los puestos de descenso.

El partido fue un monólogo chicharrero de principio a fin. El Tenerife desplegó todo el fútbol que lleva dentro y arrolló a un Nàstic que se defendió como pudo y que sólo cayó mediante dos errores defensivos garrafales, el primero de ellos un penalti absurdo de Barragán -que hoy suplía a Dimitrievski, que está con Macedonia-.

Los primeros instantes del encuentro fueron para el Nàstic, que mientras pudo intentó desplegar un fútbol de toque y acaparar la posesión del balón; pero con el paso de los minutos el Tenerife impuso su superioridad técnica para hacerse con el control del juego. A partir del minuto 9 empezarían a llegar las primeras ocasiones locales. Primero fue Aitor Sanz, que disparó arriba tras un fallo de la defensa del Nàstic; un minuto después, lo probaría Juan Carlos con un gran disparo desde fuera del área que detuvo Barragán; y en el 15’ la oportunidad sería para Malbasic, cuyo disparo se iría rozando el palo.

No sería hasta el minuto 20 cuando llegaría la primera oportunidad para el Nàstic. Tras una buena jugada colectiva, Sergio Tejera engatillaba un duro disparo desde la frontal del área que se marchaba por encima de la portería local. Pero la reacción del Nàstic fue solo un espejismo. El Tenerife seguía dominando a placer el encuentro y encerrando a los tarraconenses en su área en busca del 1-0. En el 30’ lo probaba de nuevo Juan Carlos con un disparo lejano que se marchaba alto; tres minutos más tarde sería Malbasic el que lo intentase, aunque esta vez se encontró con Barragán. El Tenerife dominaba y dominaba, llegaba y llegaba, pero no conseguía adelantarse en el marcador. El plan de Rodri de momento estaba saliendo bien.

Los errores defensivos condenaron una vez más al Nàstic

Es la cruz de este equipo, y deben ponerle remedio de forma urgente. A pesar de verse mejoras, el nivel defensivo del Nàstic es insuficiente para mantener la categoría. Si bien es cierto que el Tenerife mereció ganar por bastante más ventaja que el 2-0 final, los dos goles deben ser evitables para un equipo profesional.

El segundo tiempo empezó como el primero. Los primeros cinco minutos para el Nàstic y los cuarenta restantes para el Tenerife. Tras dos ocasiones de Aitor Sanz y Casadesús –en el 50’ y 52’, respectivamente-, el partido cambiaría definitivamente en el minuto 60. Un pase atrás comprometedor de Suzuki terminaría en un penalti tan absurdo como claro de Barragán. El portero grana quiso despejar el balón con la mala suerte de toparse en su lugar con el pie de Casadesús, que se adelantó hábilmente al portero grana. Penalti y gol de Malbasic, el encargado de ejecutar la pena máxima. 1-0.

El gol encendió todavía más a los canarios, quienes lejos de contemporizar se fueron descaradamente a matar el partido. El Nàstic se vio obligado a hacer una doble sustitución por lesión: Perales y Uche entraban por Bernabé y Maikel Mesa, ambos con problemas musculares.

En el 69’ Perales se estrenaba con una buena parada a un duro disparo de Montañés, pero dos minutos más tarde no podría evitar el 2-0. Un error imperdonable de Gaztañaga propiciaba el doblete de Malbasic, tras un centro desde el lado derecho. Enésima paupérrima actuación de Jon Gaztañaga, a años luz del nivel que mostró Zahibo en pretemporada.

El segundo del Tenerife sentenciaba el partido. El Nàstic firmaba su defunción, pero el Tenerife quería más sangre: tuvo el tercero Juan Carlos en el 87’ con un gran disparo de falta que desvió Perales a córner, y la tuvo Villar un minuto después con un disparo que se marchó alto. También el árbitro tenía ganas de marcha: añadió 6 minutos de descuento que no convencieron a nadie.

Finalmente el partido terminó en una justa victoria del Tenerife, que escala a posiciones de playoff y que hunde al Nàstic una semana más en los puestos de descenso.

Ficha técnica

Tenerife: Dani Hernández, Raúl Cámara, Jorge Saenz, Aveldaño, Iñaki, Aitor Sanz,  Vitolo, Tayron (Montañés, 58’), Juan Carlos, Casadesús (Villar, 70’) y Malbasic (Brian Martin, 86’).

Nàstic: Barragán (Perales, 63’), Suzuki, Blanco, Molina, Javi Jiménez, Gaztañaga, Tejera, Maikel Mesa (Uche, 67’), Abraham, Delgado (Morente, 70’) y Barreiro.

Goles: 1-0 Malbasic de penalti (62’), 2-0 Malbasic (71’).

Árbitro: Díaz De Mera, Colegio Castellano-Manchego. Amonestó a Tayron (18’), Aveldaño (67’) y Cámara (88’) por parte local; y a Barragán (62’), Javi Jiménez (84’), Morente (90+2’) por parte visitante. Expulsó a Suzuki por doble amarilla (32’ y 86’).

Incidencias: 12.557 espectadores en el Heliodoro Rodríguez López. Buen ambiente y sin incidentes.

También te podría gustar...