Sporting: Después de la Santina, ¿qué?

En Gijón se está viviendo una de las pre-temporadas más convulsas que se recuerdan, no tanto a nivel deportivo como sí económico e institucional. Tanto es así que lo que debería importar durante los preliminares de una temporada, la preparación, es casi lo de menos. Prácticamente no importan los resultados dispares de los últimos encuentros disputados por los ‘Mareo Boys’, lo que preocupa es la inestabilidad que el club vive actualmente. Se fue el dinero y con él el equilibrio (como suele ocurrir), momento a partir del cual se hizo imperante la necesidad de conseguir liquidez inmediata. Préstamos, créditos, o traspaso de jugadores son las únicas opciones, y si las dos primeras fallan el entrenador echa a temblar. De hecho Abelardo, el técnico sportinguista, ya expresa abiertamente sus sudores fríos ante tal situación.

Abelardo: No sé como estaremos el 31 de agosto. Podría seguir la misma plantilla o cambiar, por eso vamos día a día

Como ya es norma en el fútbol español, las monedas de cambio son los futbolistas cuando de conseguir dinero se trata. Los mandatarios, sumidos en una deuda abismal, parecen ajenos a las fortunas a las que tienen que hacer frente y prefieren reestructurar la plantilla a intentar sanear las cuentas dejando su confortable sillón a otro pez gordo, más o menos rico, más o menos endeudado. Al final, todo ello se traduce en sufrimiento para el fiel aficionado que ve como su Sporting de toda la vida tiene que pelear un ascenso con tantos problemas a sus espaldas, y en un serio debilitamiento del proyecto futbolístico.

En lo estrictamente deportivo, tanto el mediocentro Barrera como Scepovic parecen los principales referentes en el escaparate, pero no llegan ofertas interesantes a las oficinas del club, y mientras tanto ambos jugadores siguen entrando en los planes de Abelardo de cara al próximo curso que está a punto de arrancar. Ajenos a lo que atañe en los despachos, la plantilla y el cuerpo técnico se desplazaban ayer a Covadonga para realizar la habitual ofrenda floral a la Santina, momento en el que el plantel se conjura para pelear, un año más, por volver a la élite del fútbol español. Una batalla que comienza en escasos diez días lejos del Molinón, en concreto contra el Numancia en Los Pajaritos. Todo un clásico que inaugurará una campaña aparentemente algo más difícil que las anteriores, pero no por ello menos ‘ilusionante’.

En la 2013/2014, el Sporting se desinfló en el tramo final de temporada, firmando un quinto puesto que a la postre le llevaría a caer en el play off contra la UD Las Palmas. Para este año, se espera poder luchar por los mismos objetivos aunque a estas alturas aún es una incógnita el nivel que ofrecerán los rojiblancos. Pero antes de eso, queda un último test de pre-temporada fechado el sábado contra un rival de entidad, el Getafe, en el «Trofeo Villa de Gijón«. Será por tanto el sábado a las 21h y en el Molinón cuando y donde se verá el once titular con el que Abelardo planea sacar al Sporting del pozo. La primera equis de la ecuación está cerca de despejarse. Las demás se irán resolviendo, como reza el gurú y repite el míster sportinguista, partido a partido.

Hugo Fernández

Estudiante de Comunicación Audiovisual en Granada haciendo las veces de periodista. Amante del deporte desde crío, ahora aspira a poder dedicarse a ello profesionalmente detrás de un micrófono. Redacción y locución, tanto monta, monta tanto.

También te podría gustar...