Sporting de Gijón 0 – 0 Real Madrid: Cuando los millones no lo son todo

Cuando un equipo de más de 600 millones de presupuesto  se acuerda del árbitro contra un equipo con una plantilla de segunda división, con sólo una novedad en el once inicial, que no puede cobrar más de 129.000 euros anuales, significa que el segundo ha hecho de forma sensacional su trabajo.

El retorno del Sporting a la Liga BBVA no pudo tener mejor estreno. La pócima para que unos guajes de Mareo pudiesen sacar algo positivo contra una multinacional del fútbol con jugadores que podrían integrar una selección internacional estaba formada por trabajo, disciplina y orden. Ese era el estilo que Abelardo imponía a sus hombres la temporada pasada y eso es lo que se vio esta noche en el tapete del Molinón.

Muy pocos errores destacables en los gijoneses se percibieron, además de un equipo merengue sin demasiada claridad de ideas a partir de tres cuartos de cancha. La primera ocasión la erraría Bale tras quedarse sin ángulo ante la salida de Cuéllar y enviar el balón al exterior de la red. Las ocasiones eran muy aisladas, con demasiadas pérdidas de balón gracias al gran trabajo de Nacho Cases, Sergio Álvarez y Carmona. Cuéllar desbarató  un disparo por bajo de Cristiano desde el borde del área. Sin embargo, la ocasión más clara del partido sería rojiblanca; en el minuto 35 Sanabria remata un centro de Lora que tras pegar en el larguero bota muy cerca de la línea pero por la parte de dentro. Es imposible saber si realmente logró sobrepasar completamente esa línea. En la que muchos llaman mejor liga del mundo no interesa instalar el detector automático de goles como existe en la Premier. A nivel organizativo, la Liga BBVA dista mucho de la competición inglesa. A continuación, un balón largo sobre Cristiano fue reclamado como penalti cuando el portugués cayó dentro del área ante la oposición de Bernardo.

Tras esa primera mitad más equilibrada de lo esperada, la reanudación presentó a un Madrid más entonado con el balón y a un Sporting cada vez más cansado por el tremendo desgaste que se iba acumulando en las piernas de los futbolistas. Así y todo la primera ocasión sería para Carmona, cuyo remate de cabeza se iría lamiendo el palo derecho cuando Keylor Navas ya hacía la estatua. A partir de ahí a los gijoneses les costaba salir cada vez más, y el Madrid iba acumulando ocasiones que siempre encontraban la respuesta de Cuéllar. Tras varios disparos de Cristiano muy centrados y las urgencias de Benítez con James, Kovacic y Carvajal, intentando ensanchar el campo y dar amplitud al equipo sin demasiado éxito, el partido llegó a su fin con un Sporting al borde de la extenuación y logrando un más que merecido empate.

Abelardo ganó la partida a Benítez evitando los pases interiores y juntando las líneas lo más posible intentando robar y salir con rapidez las pocas veces que se dispuso de la oportunidad. Sin lugar a dudas, retorno soñado a primera división y esperanzas para la afición de que con los pocos mimbres existentes se pueda conseguir la ansiada permanencia. Queda un punto menos para el objetivo.

Ficha técnica:

Sporting de Gijón: Cuéllar; Lora, Luis Hernández, Bernardo, Isma López; Carmona (Rachid, 85´), Sergio Álvarez, Nacho Cases, Jony (Alex Menéndez, 76´); Sanabria y Guerrero (Muñiz, 71´) .

Real Madrid: Keylor Navas; Danilo (Carvajal, 83´), Ramos, Varane, Marcelo; Bale, Modric, Kroos, Isco ( Kovacic, 70´); Cristiano y Jesé (James, 55´).

Árbitro: Estrada Fernández, amonestó con tarjeta amarilla a Nacho Cases (35´), Carmona (65´), Jony (70´) y Sergio Álvarez (73´), todos ellos por el Sporting.

Estadio: El Molinón, lleno con 30.000 espectadores.

También te podría gustar...