Real Sporting 2 – 2 Real Betis: El Molinón baja una triste persiana

Se acabó. Uno jugará el próximo curso en Segunda; el otro en Primera, pero otra vez repleto de dudas. Sin la posibilidad de cumplir sus objetivos, Sporting y Betis fueron como dos buenos amigos reclinándose sobre la barra de un bar mientras agarran con las dos manos un vaso de Jack Daniels y comparten sus penas. El Molinón ejerció de taberna asturiana, con la parroquia local de uñas contra la gestión del club y la sombra de Quique Setién asomándose sobre el banquillo verdiblanco.

Dio primero el Sporting de Rubi. Douglas recibió un balón en banda derecha y condujo hacia dentro para disparar raso y ajustado con la zurda desde la frontal del área, haciendo imposible la estirada de Dani Giménez. Respondió pronto el Betis, que no hizo ascos al regalo de Cuéllar tras un pase de Cejudo a la espalda de la defensa. El meta extremeño salió de sus dominios a despejar, pero propinó una patada al aire. Rubén Castro solo tuvo que adoptar un balón huérfano y empujarlo hacia las redes rojiblancas para igualar el choque.

El delantero canario fue de lo poco salvable de un encuentro con poca historia. Suyo fue el tanto que puso por delante al efímero Betis de Alexis Trujillo. Recibió un pase de Petros en la izquierda y avanzó poco a poco con el esférico controlado. En cuanto vio hueco chutó ajustado a la izquierda de Cuéllar. No es Rubén Castro un atacante al que le puedas conceder metros.

Se animó un Betis que estuvo cerca del tercero en sendos disparos de Rubén Castro y Ceballos desbaratados por Cuéllar. La temporada verdiblanca ha sido una colección de objetivos que se han ido cayendo poco a poco. Igualar la puntuación del curso pasado y superar la barrera de los 40 puntos, los dos últimos. Dijo el conversador bético que en su casa le quieren, pero están muy enfadados con él porque antes era un héroe y ahora le ven como un fracasado. Respondió el interlocutor sportinguista que al menos el otro mantenía su rango y no se veía obligado a recuperarlo. Entre amigos, los malos tragos se llevan mejor. Y las aficiones de Sporting y Betis han mantenido una gran relación en los últimos años.

Dani Giménez, era su tarde, salvó el empate asturiano en una falta fantásticamente ejectuada por Carmona. Los mismos protagonistas se devolvieron la estocada. Centro desde la izquierda, mal despeje de Durmisi y el citado Carmona batió al guardameta gallego del Betis. Un último intento del Betis por medio de un cabezazo al larguero de Jonas puso fin al encuentro. El Molinón bajó la persiana después de que sus dos últimos clientes del ejercicio se hayan despedido de un año con mucha pena y poca gloria sin poder ganar en la clausura. Todo un verano por delante para renovar ilusiones.

Ficha técnica:

Real Sporting: Cuéllar; Douglas, Babin, Meré, Canella; Sergio Álvarez, Vesga, Nacho Cases (Duje Çop, m.65); Carmona, Burgui (Isma López, m.58) y Carlos Castro.

Real Betis: Adán; Rafa Navarro, Pezzella (Mandi, m.46), Tosca, Durmisi; Brasanac, Petros; Joaquín (Nahuel, m.88), Ceballos, Cejudo (Jonas, m.80); y Rubén Castro.

Goles: 1-0, m.7: Douglas. 1-1, m.22: Rubén Castro. 1-2, m.59: Rubén Castro. 2-2, m.79: Carmona.

Árbitro: Iglesias Villanueva (Colegio Gallego). Amonestó a los visitantes Cejudo y Durmisi.

Miguel Piñeiro

Adicto al fútbol en sus tres estados: verlo, jugarlo y contarlo. Deporte y periodismo, mezclados pero no agitados.

También te podría gustar...