UCAM Murcia 1 – 0 Sevilla Atlético: Jona dio el gol que el filial no encontró

El UCAM Murcia suma tres puntos de oro en La Condomina tras imponerse al Sevilla Atlético (1-0) y sale así provisionalmente del descenso. El encuentro ha empezado más que igualado, con pocas ocasiones en ambas partes; aunque los visitantes han empezado más fuerte, en la recta final apretaron más los locales. Al arranque de la segunda mitad, ha sido Jona para los murcianos quien ha roto la igualdad con un tanto que ha valido la victoria a su equipo.

En la primera parte, los dos equipos han salido a tantearse, sin dar un paso al frente y manteniendo el respeto en el campo. El UCAM fue el primero que se fue al ataque, centrando el juego en área rival, aunque sin crear demasiado peligro en la meta de Caro, que sí que era sin embargo tanteada. Las jugadas eran rápidamente cortadas, sobre todo las llegadas desde las botas del debutante Ibán Salvador. Pero poco a poco la posesión se fue igualando, y el Sevilla Atlético empezaba a responder en la portería de enfrente, con mucha subida por sus bandas. Carrillo estuvo a punto de poder rematar a gol, e Ivi minutos después tuvo el tanto en su poder de no ser por el despeje in extremis de Biel Ribas.

Los locales no se daban por satisfechos, y es que tampoco el filial gozaba de grandes ocasiones, más que esos dos peligrosos acercamientos, pero sí que estaban presionando más. Los universitarios aprovecharon el último cuarto de hora para sumar ritmo arriba. Collantes se topó con la parada de Caro a su remate, y poco después, sería Jona quien no tuviese acierto al rematar el pase de Ibán Salvador. Pese a que el UCAM tocaba más área sevillista, la balanza continuaba nivelada, teniendo Pozo e Ivi también acercamientos antes del descanso.

En la reanudación, el UCAM Murcia salió más fuerte y, aprovechando el tirón con el que había acabado el primer tiempo, no tardó en adelantarse. Esta vez sí, Jona aprovechó la jugada hilada entre Ibán Salvador y Collantes para plantarse ante José Antonio Caro y rematar un balón que a punto estuvo Diego González de alcanzar a despejar, y hacer el 1-0 en el 50′. Con el partido a su favor, los locales aprovecharon los huecos que el filial concedió atrás en su intento de volcarse en el ataque para lograr la igualada.

En esas, los murcianos siguieron teniendo ocasiones de cara a gol. Collantes a balón parado, y Nono posteriormente, pusieron en apuros a un guardameta sevillista que frenó con solvencia. Pese a los cambios de Diego Martínez desde el banquillo, el filial no lograba materializar todo el ímpetu que ponía en el encuentro. Solo en el último tirón, los sevillistas pusieron cerco a la meta de Biel Ribas, pero no consiguieron crear el suficiente peligro ni materializar. Ya en el descuento, hasta José Antonio Caro subiría al remate de la falta de Ivi, y el central Diego González terminaría como delantero centro, aunque nada sirvió al filial para salvar los muebles de La Condomina y evitar que el UCAM Murcia se llevase los tres puntos.La verdad es que las mejores ocasiones fueron para los murcianos. Diego Martínez fue realizando los cambios con la intención de que su equipo tuviera más llegada pero el UCAM aprovechó los huecos. Si no sentenció el partido fue más por el buen hacer de Caro y la falta de puntería porque el filial fue un quiero y no puedo.

En los últimos minutos y con el marcador apretado el Sevilla Atlético llegó a agobiar al UCAM pero la realidad es que no hubo apenas ocasiones para empatar más allá de un casi remate de Curro o una falta lanzada por Ivi. Ni la solución de urgencia de colocar a Diego González de delantero centro dio sus frutos.La verdad es que las mejores ocasiones fueron para los murcianos. Diego Martínez fue realizando los cambios con la intención de que su equipo tuviera más llegada pero el UCAM aprovechó los huecos. Si no sentenció el partido fue más por el buen hacer de Caro y la falta de puntería porque el filial fue un quiero y no puedo.

En los últimos minutos y con el marcador apretado el Sevilla Atlético llegó a agobiar al UCAM pero la realidad es que no hubo apenas ocasiones para empatar más allá de un casi remate de Curro o una falta lanzada por Ivi. Ni la solución de urgencia de colocar a Diego González de delantero centro dio sus frutos.La verdad es que las mejores ocasiones fueron para los murcianos. Diego Martínez fue realizando los cambios con la intención de que su equipo tuviera más llegada pero el UCAM aprovechó los huecos. Si no sentenció el partido fue más por el buen hacer de Caro y la falta de puntería porque el filial fue un quiero y no puedo.

En los últimos minutos y con el marcador apretado el Sevilla Atlético llegó a agobiar al UCAM pero la realidad es que no hubo apenas ocasiones para empatar más allá de un casi remate de Curro o una falta lanzada por Ivi. Ni la solución de urgencia de colocar a Diego González de delantero centro dio sus frutos.La verdad es que las mejores ocasiones fueron para los murcianos. Diego Martínez fue realizando los cambios con la intención de que su equipo tuviera más llegada pero el UCAM aprovechó los huecos. Si no sentenció el partido fue más por el buen hacer de Caro y la falta de puntería porque el filial fue un quiero y no puedo.

En los últimos minutos y con el marcador apretado el Sevilla Atlético llegó a agobiar al UCAM pero la realidad es que no hubo apenas ocasiones para empatar más allá de un casi remate de Curro o una falta lanzada por Ivi. Ni la solución de urgencia de colocar a Diego González de delantero centro dio sus frutos.La verdad es que las mejores ocasiones fueron para los murcianos. Diego Martínez fue realizando los cambios con la intención de que su equipo tuviera más llegada pero el UCAM aprovechó los huecos. Si no sentenció el partido fue más por el buen hacer de Caro y la falta de puntería porque el filial fue un quiero y no puedo.

En los últimos minutos y con el marcador apretado el Sevilla Atlético llegó a agobiar al UCAM pero la realidad es que no hubo apenas ocasiones para empatar más allá de un casi remate de Curro o una falta lanzada por Ivi. Ni la solución de urgencia de colocar a Diego González de delantero centro dio sus frutos.La verdad es que las mejores ocasiones fueron para los murcianos. Diego Martínez fue realizando los cambios con la intención de que su equipo tuviera más llegada pero el UCAM aprovechó los huecos. Si no sentenció el partido fue más por el buen hacer de Caro y la falta de puntería porque el filial fue un quiero y no puedo.

En los últimos minutos y con el marcador apretado el Sevilla Atlético llegó a agobiar al UCAM pero la realidad es que no hubo apenas ocasiones para empatar más allá de un casi remate de Curro o una falta lanzada por Ivi. Ni la solución de urgencia de colocar a Diego González de delantero centro dio sus frutos.La verdad es que las mejores ocasiones fueron para los murcianos. Diego Martínez fue realizando los cambios con la intención de que su equipo tuviera más llegada pero el UCAM aprovechó los huecos. Si no sentenció el partido fue más por el buen hacer de Caro y la falta de puntería porque el filial fue un quiero y no puedo.

En los últimos minutos y con el marcador apretado el Sevilla Atlético llegó a agobiar al UCAM pero la realidad es que no hubo apenas ocasiones para empatar más allá de un casi remate de Curro o una falta lanzada por Ivi. Ni la solución de urgencia de colocar a Diego González de delantero centro dio sus frutos.

FICHA TÉCNICA.

UCAM Murcia: Biel Ribas; Tekio, Fran Pérez, Albizua, Morillas; Basha (Tito, 88′), Juande, Collantes, Vicente; Ibán Salvador (Nono, 66′) y Jona (Luis Fernández, 81′).

Sevilla Atlético: Caro; Carmona, Cristian González (Curro, 59′), Diego González, Matos; Bernardo, Pozo (Cotán, 70′), Ivi, Fede, Yan Eteki; y Carrillo (Boutobba, 80′).

Goles: 1-0 (Jona, 50′).

Amonestaciones: Amarilla a los locales Fran Pérez  y Morillas y a los visitantes Cristian González, Fede y Diego González.

También te podría gustar...