Temporada 2013/14: el inolvidable Emili Vicente y el anonimato

El CF Reus sacaba un punto de coraje en su visita al CD Constància tras haber encajado el 1-0 en el primer minuto de encuentro, en el segundo de sus dos partidos seguidos fuera de casa a los que obliga la composición del calendario.

En el primero de ellos, un gol de Àlex López -hoy en el RCD Mallorca- en el añadido, daba a los rojinegros otro punto de oro, en este caso en el Derbi frente al Nàstic.
Aquellos dos puntos daban buena cuenta del anonimato de un club que, pese a todo, ya pasaba por el mejor momento de toda su historia, capaz de competir, por 3a vez consecutiva en 2aB, un hito para un club que, con 108 años recién cumplidos, solo ha estado 11 más allá de la 3ª División.

El Reus de Emili Vicente fue un equipo que tuvo sus altibajos. Tras un inicio poco alentador, el equipo logró rehacerse y, tras lograr encadenar 11 encuentros seguidos sin perder, puso pronto las bases de una permanencia que se logró sin ni la mitad de ruido ni sufrimiento que la temporada anterior, pero se quedó a medio camino de la brillante primera campaña, donde Sergio León explotó y el play-off fue una posibilidad real hasta mayo.

Dos fueron los puntos culminantes de aquel curso: el nombrado gol de Àlex López en el Derbi del Camp, en el Nou Estadi de Tarragona (2-2), en el minuto 92 y bajo un incesante aguacero que deslució -solo 3157 espectadores- una velada llena de alicientes y de alternativas.

Àlex López celebra su gol en el descuento del derbi contra el Nàstic en Tarragona (2-2). Foto vía www.cfreusdeportiu.com

Àlex López celebra su gol en el descuento del derbi contra el Nàstic en Tarragona (2-2). Foto vía www.cfreusdeportiu.com

El otro momento fue la victoria frente al, a la postre, subcampeón de grupo L’Hospitalet (2-1), con buen juego y sufrimiento, que dieron al equipo, en la jornada 25, el espaldarazo casi definitivo para la permanencia final.

La curiosidad quiso que el encuentro que allanó el objetivo rojinegro, tuviera como protagonistas rivales a dos grandes conocidos de la parroquia de la capital del Baix Camp. David Haro, jugador actual de la Avellana Mecánica, hizo el gol riberense e Ismael Moyano, que ficharía por el Reus a final de curso, acabó expulsado por una fea entrada a Ramon Folch.

El Reus de Emili Vicente amarró buena parte de la permanencia frente al subcampeón CE L'Hospitalet (2-1). Foto vía http://centredesportslhospitalet.blogspot.com.es

El Reus de Emili Vicente amarró buena parte de la permanencia frente al subcampeón CE L’Hospitalet (2-1). Foto vía http://centredesportslhospitalet.blogspot.com.es

Al final de aquel año, Joan Oliver cogería las riendas del club, y el proyecto que inició Vicente se quedó aquí, así como una parte del romanticismo del balompié rojinegro que, pese a todo, no perdió del todo ese espíritu familiar de un pequeño club que, pese a todo, sigue en ascenso con trabajo de hormiga.

Pero el recuerdo de Emili Vicente en el Reus perdura y perdurará. Aquel porte de hombre bueno, del que absolutamente nadie recuerda una mala cara, incluso habiendo tenido que dejar el Municipal rojinegro por la puerta de atrás, pese al buen trabajo realizado con las herramientas de las que disponía.

Emili, allà on siguis, a Reus mai t’oblidarem!

Javier Tomás Cortés

Maestro, aficionado del CF Reus Deportiu y apasionado del periodismo deportivo a partes iguales.

También te podría gustar...