CF Reus Deportiu 1 – 1 RCD Mallorca: Todos contentos

Reusenses y palmesanos se reparten los puntos en una tarde especialmente desapacible, en un encuentro de claro dominio local, pero en el que los visitantes estuvieron por delante durante cerca de una hora de juego.

Reus y Mallorca llegaban a la 22ª jornada de liga con objetivos claros. Los rojinegros, necesitaban puntuar para mejorar los registros en el Estadi Municipal, mientras que los bermellones, que venían con 8 bajas, buscaban sacar algo positivo contra un rival que ya les amargó el debut de la competición en Son Moix.

El partido fue de dominio catalán durante prácticamente los 90 minutos, con suficientes llegadas claras como para poder haber logrado los 3 puntos de forma holgada, pero se volvieron a topar con el problema habitual del gol.

Y es que hasta los penaltis le cuestan a los de la ciudad de Gaudí. La primera jugada de la primera mitad, fue una pelota dividida en la que Yuste y el guardameta Cabrero no se entendieron, y Querol, muy listo desde atrás, se llevó el balón y fue parado en falta por el zaguero, dentro del área.
Penalti en el minuto 4… Y error en el minuto 5. Esta vez, fue Jorge Miramón el que marró, tras el error de Jorge Díaz de la jornada anterior.
El fallo desde los 11 metros no atenazó demasiado a los de Natxo González, que llevaron la manija del choque con llegadas poco peligrosas, como la del propio Miramón, que detuvo fácil Cabrero.
Avisó el Mallorca en el minuto 15 con una preciosa chilena de Ivan Lekić que se fue al palo, y que fue presagio del gol balear.
Al minuto de esta jugada, un pase espectacular al espacio de Álex Vallejo, lo recogió el propio Lekić, y esta vez no falló ante la media salida de Édgar Badia. Los mallorquines, con dos zarpazos casi consecutivos, ponían el 0-1, y dejaban a los locales en una posición realmente complicada, ya que no han sido capaces de remontar ni un solo partido en lo que llevamos de temporada.
Tras el tanto visitante, se acentuó más si cabe el control del balón de los del Baix Camp, pero con poco peligro.
Aun así, Joan Campins, una de las grandes sorpresas de los últimos partidos en el Estadi Municipal, estuvo muy cerca de levantar a la afición con una gran jugada por banda que puso en el punto de penalti sin encontrar rematador.
Hasta el final de los primeros 45 minutos, la única ocasión especialmente clara que se vio fue en un córner botado por David Querol, que fue cabeceado de forma excelente por Pichu Atienza, pero Cabrero, muy atento, logró despejar acrobáticamente cuando el balón se colaba.

Llegó el descanso, y parecía que la ley que dice que en el Estadi Municipal quien marca primero, gana, se podía volver a cumplir ante la inoperancia del ataque local, y la buena labor de la defensa de circunstancias de los de Olaizola.

Pero en la segunda parte, el colegiado se convirtió en protagonista y todo cambió.
En los primeros compases, se pudo ver a un Mallorca algo más atrevido, con alguna ocasión para sentenciar el partido, como el lanzamiento violento de Moutinho, que volvió a estrellarse con el poste derecho de la portería de Badia.
A partir de aquí, todo ocurrió en la otra mitad del campo.
En especial, a partir del minuto 65 de partido, en el que, tras recibir una falta que no fue señalada, Jorge Díaz, que estaba cuajando un partido bastante flojo, recriminó al colegiado la acción, con un «joder árbitro, vaya mierda nos pitas» -frase extraída del acta arbitral del partido-, que le costó una más que rigurosa expulsión.
No tuvieron tiempo los bermellones de disfrutar de su superioridad numérica. Al minuto, Saúl García, que había visto una amarilla en la primera mitad, cortó una jugada de Querol sin opción de jugar el balón, y vio la segunda automáticamente.
Los mallorquinistas, de forma instintiva, se fueron tirando atrás y haciéndose pequeños ante el empuje de la Avellana Mecánica. Además, la parroquia reusense pudo disfrutar de la primera buena noticia de la tarde, al volver a ver a Vitor Silva en el césped del Municipal… Y no decepcionó.
Aun así fue Fran Carbia quien, habiendo saltado 2 minutos antes al verde, provocó un error en cadena de la defensa balear, que había estado fantástica hasta entonces. La jugada, que parecía que moriría con una falta peligrosa para los locales, se convirtió en una ocasión inmejorable para Máyor, más listo que los dos centrales, para plantarse delante de Cabrero y batirlo por bajo. 1-1, y un cuarto de hora para volver a empezar la contienda.
En esos 15 últimos minutos, el Mallorca siguió aculándose atrás, y Vitor manejó el juego a su antojo, pese a que el marcador no volvió a moverse. Aun así, Fran Carbia tuvo una última, en el 86, que remató a bocajarro al cuerpo del guardameta oscense de los de Palma.

Así pues, reparto de puntos para ambos equipos que no deja demasiado mal regusto ni para unos, ni para otros. Los rojinegros se quedan lejos de las plazas de descenso (7 u 8 puntos, según el resultado del Cádiz-Almería), y a uno sólo de las plazas de play-off, mientras que los mallorquinistas solventan un desplazamiento con un equipo de circunstancias sin perder, pese a que puedan caer en posiciones de descenso si los almerienses vencen en el Carranza.

ficha técnica

CF Reus Deportiu: Badia; Campins (Haro, min 84), Pichu Atienza, Olmo, Ángel Martínez; López Garai, Folch; Jorge, Miramón (Vitor, min 69), Querol (Fran Carbia, min 73); Máyor.

RCD Mallorca: Cabrero, Juanjo, Yuste, Juan Rodríguez, Saúl; Álex Vallejo (Pleguezuelo, min 87), Juan Domínguez; Moutinho, James (Sosa, min 59), Lago Junior; Lekić (Óscar Díaz, min 70).

Goles:
0-1, Ivan Lekić, min 16
1-1, Máyor, min 75.

Árbitro:
Pedro Jesús Pérez Montero (colegio andaluz).
Amonestó a:
CF Reus Deportiu: Sin amonestaciones.
RCD Mallorca: Saúl, min 38 y 66; Yuste, min 42; Lekić, min 61.
Expulsó a:
CF Reus Deportiu: Jorge Díaz, min 65: Roja directa.
RCD Mallorca: Saúl, min 66: Doble amarilla.

Incidencias:
Partido de la 22ª jornada de la Liga de Segunda División A disputado en el Estadi Municipal de Reus, ante 3.683 espectadores.

Javier Tomás Cortés

Maestro, aficionado del CF Reus Deportiu y apasionado del periodismo deportivo a partes iguales.

También te podría gustar...