2017. Más luces que sombras en un nuevo año histórico para el CF Reus Deportiu

La celebración de la victoria en el Derbi del Nou Estadi es, sin duda, la imagen del 2017 rojinegro. Foto de archivo.

La celebración de la victoria en el derbi del Nou Estadi es, sin duda, la imagen del 2017 rojinegro. Foto de archivo.

1 de mayo de 2017. 20:50h

Tres minutos después del delirio, Valentín Pizarro Gómez, árbitro del derbi, pitaba el final y daba la doble alegría más esperada por la parroquia reusense y hacía que el gol de Máyor que se acababa de producir, fuera el momento estelar del 2017 rojinegro. La alegría fue doble, en primer lugar, porque la victoria en Tarragona (0-1) rompía con nada menos que 52 años de sequía en el Nou Estadi y en segundo, porque con 45 puntos el Reus prácticamente daba por sentenciada la permanencia que, a la postre, llegaría sin demasiadas penurias.

El año tuvo sus altibajos, lógicos en cualquier equipo militante en la Segunda División, más si cabe en un club tan modesto como la Avellana Mecánica.

El invierno fue duro. Como en las últimas campañas en Segunda B, al equipo se le atragantaron excesivamente los turrones y únicamente fue capaz de obtener una victoria desde el inicio de año hasta San José. Un trayecto en el que el colchón conseguido durante los primeros meses de competición con la quema se fue empequeñeciendo hasta ver peligrar en algunos momentos la categoría. Y es que con 9 puntos de 30 posibles, con 1 victoria, 6 empates y 3 derrotas, se pasó de la euforia más absoluta a un ambiente tremendamente enrarecido, típico por otra parte de la bipolar afición de la capital del Baix Camp.

Con la primavera, el equipo también entró algo en calor. La vuelta del Mago de Penafiel, Vitor Silva, lesionado durante prácticamente toda la temporada, le dio al equipo el plus que le hacía falta para dejar de padecer en la recta final del curso. Titular en el derbi, jugó prácticamente todo hasta que la salvación fue un hecho. Los últimos 3 meses de campaña trajeron para los de Natxo González 5 triunfos, 4 igualadas, 4 encuentros perdidos y una montaña de trabajo para la secretaría técnica, con multitud de jugadores que expiraban contrato y con la baja segura del entrenador vitoriano, que había sido contratado por el Real Zaragoza en junio.

El verano fue extraordinariamente movido. Las bajas de media plantilla titular obligaron a hacer ingeniería a la directiva, maniatada por el fair play financiero -algo muy positivo, si no fuera porque hay equipos que parece que tienen bastante más manga ancha que otros-. Dichos problemas para confeccionar una plantilla competitiva para la nueva campaña, unidos a la imposibilidad de encontrar un esponsor con garantías -a día de hoy el equipo sigue sin publicidad en la camiseta y, aunque romántico, es un handicap brutal- hicieron que los precios de los abonos se resintieran y mucho. Tanto fue así que algunos pases vieron incrementado su precio más de un 50% respecto a la temporada anterior, cosa que hizo que las ventas bajaran y que, estadísticas en mano, haya bajado un 35% la afluencia al estadio en comparación al curso 2016/17.
Y, a todo esto, había que añadirle la vacante al frente del banquillo. Sin dinero para atraer a técnicos de primer nivel, el club se movía entre dar alternativa a entrenadores de categorías más bajas -se llegó a hablar de Calderé, actualmente en el Salmantino, de Tercera División- o a gente de la casa, pero siempre con la premisa que debían conocer al club. Y ahí saltó la sorpresa, cuando el 15 de junio Aritz López Garai, que había renovado meses antes como jugador hasta 2018, fue anunciado como nuevo entrenador rojinegro.

Así pues, el nuevo proyecto del Reus se iniciaba con las bajas de vacas tan sagradas como el propio Garai, Benito, Ramon Folch o Angel Martínez, pero con la continuidad de nombres tan destacados como Badia, Olmo, Atienza, Fran Carbia, Miramón, Haro o Máyor entre otros y con las altas de Santamaría en portería, Iñiguez y Alex Menéndez en la zaga, Gus Ledes, Borja Fernández, Tito, Juan Domínguez y Alex Carbonell en el centro del campo y Cámara y Lekić en la delantera.

Con todos estos cambios, el equipo de la ciudad del General Prim comenzó titubeante, con un tempranero derbi que se diluyó en unas tablas que contentaron mucho más a los visitantes por los méritos acumulados por unos y otros (1-1).
La primera victoria no llegaría hasta la jornada 4, frente a un Numancia que llegaba líder al Municipal y que salió por la puerta de atrás (1-0).
Cabe decir que los resultados fueron mejorando paulatinamente con las semanas, pese al goteo incesante de lesiones que obligó al club a mover ficha e incorporar antes de la ventana invernal al extremo Karim Yoda, en sustitución de un Ricardo Vaz que no volverá a jugar en lo que queda de temporada.
Hubo victorias sonadas como la lograda frente al Real Sporting (1-0) hasta llegar a igualar, en la jornada 17, la marca de puntos de la campaña anterior. Pero la actual mala racha de los de López Garai, incluido el descalabro de fin de año en Córdoba (5-0) han hecho que el año 2017 acabe con 2 puntos menos de los que acabó el equipo de Natxo González con, eso sí, tan solo 1 punto menos de margen con el descenso que el curso pasado en estas fechas, los mismos, 5, si comparamos con la jornada 20 de la campaña 16/17.

 

Datos del 2017:

  • 43 partidos disputados.
  • 11 victorias (7 en casa, 4 fuera).
  • 20 empates (11 en casa, 9 fuera).
  • 12 derrotas (3 en casa, 9 fuera), las mismas que en 2016, con título liguero de por medio.
  • Permanencia en Segunda División con 3 partidos por disputar.

Imágenes del 2017:

La celebración de la victoria en el Derbi del Nou Estadi es, sin duda, la imagen del 2017 rojinegro. Foto de archivo.

La celebración de la victoria en el derbi del Nou Estadi es, sin duda, la imagen del 2017 rojinegro. Foto de archivo.

 

Aritz López Garai fue presentado como nuevo entrenador rojinegro el 22 de junio, tras el bombazo de su elección justo una semana antes. No le ha ido mal al de Barakaldo hasta ahora. Foto vía www.cfreusdeportiu.cat

Aritz López Garai fue presentado como nuevo entrenador rojinegro el 22 de junio, tras el bombazo de su elección justo una semana antes. No le ha ido mal al de Barakaldo hasta ahora. Foto vía www.cfreusdeportiu.cat

 

Fondo vacío. Es la tónica de esta temporada en el Municipal rojinegro. Los altos precios de abonos y entradas propician esta escena semana a semana, como en esta imagen del último encuentro en casa frente al Granada. Foto vía www.cfreusdeportiu.cat

Fondo vacío. Es la tónica de esta temporada en el Municipal rojinegro. Los altos precios de abonos y entradas propician esta escena semana a semana, como en esta imagen del último encuentro en casa frente al Granada. Foto vía www.cfreusdeportiu.cat

Javier Tomás Cortés

Maestro, aficionado del CF Reus Deportiu y apasionado del periodismo deportivo a partes iguales.

También te podría gustar...