Real Sociedad 2 – 1 Rayo Vallecano: El Rayo se deja más de media vida en Anoeta

El Rayo Vallecano dependía de sí mismo para mantener un año más la categoría y el camino hacia la salvación parecía más fácil que el de sus rivales por la permanencia: una visita a Anoeta contra una Real sin nada en juego, y un en teoría cómodo último partido en casa contra el Levante, ya descendido. Este encuentro podría haber servido como colofón a una complicada temporada, permitiendo al Rayo celebrar con su afición y en su estadio el seguir en Primera. Pero el año ha sido complicado para el Rayo, y el final no lo podía ser más.

1300 rayistas se desplazaban hacia Anoeta desde primera hora de la mañana, en autobuses fletados por el club. Durante la media tarde, los actos y eventos entre ambas hinchadas, que demostraban la hermandad existente entre ellas, parecían presagiar un encuentro no excesivamente complicado para el equipo franjirrojo. Pero los vallecanos, que llevan toda la temporada pegándose tiros en el pie, se han disparado hoy muy cerca del pecho. El Rayo queda herido de muerte y solo un milagro puede hacer que el equipo de Jémez no descienda a la Liga de plata.

El Rayo salía al campo con un once ofensivo, ante un equipo que ya no se jugaba nada y cuya alineación inicial estaba plagada de suplentes. Pese a comenzar controlando el juego y el esférico, un córner mal defendido por los franjirrojos (cuántos ya esta temporada) dejaba el balón a merced de Oyarzabal, quien batía a Juan Carlos con una volea a bote pronto. Minuto 12 de partido y al Rayo se le comenzaban a complicar las cosas. El equipo madrileño no se rindió y comenzó a buscar la portería de Rulli, quien se lució ante Embarba en dos ocasiones. Esta vocación ofensiva del Rayo, que dejaba muchos huecos atrás, casi le cuesta el segundo gol txuri-urdin. Completamente solo delante de la portería y con todo para marcar tras regatear a Juan Carlos, a Carlos Vela se le hizo de noche, dándole tiempo a Diego Llorente (el mejor jugador rayista de la temporada sin duda) a tapar el disparo del atacante mexicano. Al descanso se llegaba habiendo tenido la Real la última ocasión de la primera parte, con Jémez desquiciado y el Rayo Vallecano hecho un matojo de nervios, impreciso y sin ideas.

Tras el descanso, Paco Jémez daba entrada a Javi Guerra en sustitución de Jozabed. Más artillería arriba que sin embargo no dio los frutos que se esperaban. Una pérdida del Rayo en el centro del campo (cuántas ya esta temporada) propiciaba una contra bien dirigida por la Real que finalizaba con una gran definición de Jon Bautista, canterano realista que acababa de salir en el descanso sustituyendo a Vela. Minuto 50 de partido y 2-0 en el marcador. Las peores pesadillas del equipo vallecano se estaban cumpliendo, y pese al constante empuje de su afición, que no descansa ni en campo rival ni aunque pinten bastos, la realidad era que el partido estaba más cerca del 3-0 que del 2-1 que daría esperanzas a un Rayo hundido. Manucho entraba en sustitución de Bebé para poner más carne en el asador, tres delanteros centros que buscaban a la desesperada el primer gol del encuentro para su equipo.

Lo consiguió Javi Guerra con un bonito disparo desde fuera del área. Cuando menos lo merecía el cuadro visitante, el gol a favor y la expulsión de Granero siete minutos después le volvía a meter en el partido. A falta de 15 minutos y con el Rayo buscando a la desesperada el gol, llegó el cambio «made in Jémez». Joni Montiel salía para sustituir al central Crespo, inclinando el campo hacia la portería local, pero atacando sin ideas y a trompicones. El gol del Getafe en el Coliseum daba esperanzas a un equipo que solo necesitaba un tanto para llegar a la soñada jornada contra el Levante dependiendo de sí mismo. Pero el premio rayista no llegó, y los jugadores del equipo del sureste de Madrid acabaron el partido llorando sobre el césped y agradeciendo a su afición el incondicional e incansable apoyo, sabedores de que la Segunda División está más cerca que nunca.

Ficha técnica

Real Sociedad: Ruli, Diego Reyes, De la Bella, Elustondo, Mikel González, Granero, Illarramendi, Zurutuza (Rubén Pardo, m. 67), Xabi Prieto, Oyarzabal (Bruma, m. 77) y Carlos Vela (Jon Bautista, m. 46)

Rayo Vallecano: Juan Carlos, Tito, Crespo (Joni Montiel, m. 77), Llorente, Quini, Trashorras, Jozabed (Javi Guerra, m. 46), Embarba, Pablo Hernández, Bebé (Manucho, m. 64) y Miku

Goles: 1-0, Oyarzabal, m. 12; 2-0, Jon Bautista, m. 50; 2-1, Javi Guerra, m. 69

Árbitro: Santiago Jaime Latre, colegio aragonés. Amonestó a Xabi Prieto (m. 28) y Jon Bautista (m. 70) por parte local y a Crespo (m. 60) por parte visitante, Expulsó con roja directa a Granero (m. 76)

Estadio: Anoeta, 18873 espectadores

Iván Molina

Sígueme en Twitter: @ivanestupidov

También te podría gustar...