Rayo Vallecano 3 – 0 Cádiz CF: Recital del Rayo ante un Cádiz sin argumentos

El Rayo de Sandoval barrió por completo al Cádiz merced a un partidazo de sus hombres de ataque. Embarba, Álex Moreno y Miku fueron los verdugos del conjunto amarillo

Victoria sin paliativos del Rayo Vallecano ante el Cádiz en un duelo marcado por el buen ambiente en las gradas gracias al hermanamiento entre las aficiones de ambos conjuntos. Sandoval introdujo múltiples cambios en el once. Santi Comesaña, Lass, Manucho y Cristaldo entraron en el esquema en detrimento de habituales como Ebert, Mojica, Zuculini o Javi Guerra y el experimento salió a la perfección, ya que el recital del Rayo en ataque fue de lo más destacado de la temporada. El Cádiz, indolente y roto desde el principio, echó demasiado en falta a Jonan Garrido. Ni Ortuño ni Salvi, sus hombres de calidad de la vanguardia, inquietaron en ningún momento a Toño.

Los primeros minutos de atrevimiento cadista, con ocasión de Servando tras saque de falta incluida, fueron un espejismo. Desde muy pronto el Rayo se hizo dominador del partido y en solo seis minutos ya gozó de la primera oportunidad clara para abrir el marcador. Centro desde la izquierda, Manucho que cae ante Servando y el colegiado que pita un rigurosísimo penalti. Embarba hizo justicia al mandar el balón fuera. Era el primer aviso para un Cádiz que veía casi desde el pitido inicial el partido cuesta arriba.

El primer tanto no iba a tardar. En el minuto 12, Lass se va con sonrojante facilidad de Carpio, nulo partido el suyo, y la pone buscando a Santi en el corazón del área donde Embarba, tras tímido despeje de Cifuentes, enmienda su error en el penalti poniendo el 1-0. Muy superior el Rayo en este inicio gracias a la pasividad de una defensa amarilla donde solo Aridane conseguía mantener la compostura.

Pero si alguien sufrió de lo lindo en Vallecas fue Carpio. El ex del Alavés tendrá pesadillas con un Lass que necesitaba como el comer un partido así para ganarse el puesto. El guineano hizo lo que quiso por la izquierda y de sus botas nacieron las mejores ocasiones para los madrileños. Otra de las novedades, el recién llegado del Coruxo Santi Comesaña también sumó puntos de cara a futuras alineaciones. Una jugada trenzada de calidad entre estos dos y Cristaldo en el 22’ culminada con trallazo desde fuera del área del ex granadinista levantó Vallecas, dejando en evidencia la rotura total del Cádiz.

Pero a la contra iba a tener alguna el conjunto amarillo. De una galopada de Nico llegó en el 28’ una buena ocasión para Ortuño, que remató desviado con la pierna mala. El de Yecla, nuevamente principal referencia ofensiva y prácticamente único creador de peligro del Cádiz.

Los últimos minutos de la primera parte fueron un frontón. Los habilidosos del Rayo tenían locos al Cádiz, muy arropado atrás y evitando crear espacios, una vez conocidas las virtudes de jugadores como Lass o Embarba. Incluso el lateral Galán se atrevió con alguna internada.

Tras un disparo al palo de Lass, ante el que se desesperó Cifuentes, se llegó al descanso con superioridad total del Rayo. Aridane mandaba pero el Cádiz, roto, sufría. El centro del campo era totalmente del Rayo. Mantecón y Abdullah, echando de menos a Garrido, barridos por Trashorras, dueño y señor de la zona ancha. La banda derecha del Cádiz, una autentica autopista. Y el resultado de 1-0, muy corto a tenor de lo visto sobre el verde.

Los primeros compases del segundo tiempo, en la línea del primero. Control del Rayo y el Cádiz que no la olía. En el 60’, nueva jugada de quilates de los de Sandoval. Lass, quién si no, arrancó la moto, se metió hasta dentro y Manucho que le pega arriba tras dejársela Santi de cara. El Cádiz, cada vez más desestructurado, como si no hubiera salido de vestuarios.

Pero tanto va el cántaro a la fuente… En el 62’, Alex Moreno, recién ingresado en el verde, ponía el 2-0 tras un gran centro de Miku, que también acababa de entrar entre pitos. Esta vez falló Cifuentes, muy blandito en la atajada. Sensacionales los cambios de Sandoval, uno centró y otro definió a la perfección.

Y por si el resultado era corto, nuevamente Miku ponía el 3-0 en el marcador en el 74’ al rematar un córner de Piti –también recién entrado al campo-. El venezolano callaba así las críticas de la grada y hacía justicia en el luminoso.

En el área del Cádiz acababa un encuentro que solo tuvo un color: el blanquirrojo de unos jugadores rayistas que se lucieron e hicieron las delicias de un estadio de Vallecas hasta la bandera. Se aupa hasta los puestos altos el Rayo merced a esos 11 puntos –dos victorias y un empate en las últimas tres jornadas- y el Cádiz que, por su parte, se estanca cada vez más en lo más hondo de la tabla. Los de Álvaro Cervera, con muchísimo que mejorar.

Ficha técnica:

Rayo Vallecano: Toño, Galán, Amaya, Ze Castro, Lass (Piti, 74’), Cristaldo, Embarba (Álex Moreno, 48’), Santi (Miku, 61’), Trashorras y Manucho.

Cádiz CF: Cifuentes, Carpio (Santamaría, 61’), Aridane, Servando, Brian, Mantecón (Rubén Cruz, 51’), Abdullah, Nico Hidalgo, Salvi , Eddy (José Mari, 68’) y Ortuño.

Goles: 1-0 Min 12. Embarba, 2-0 Min 61. Álex Moreno, 3-0 Mi. 74 Miku

Árbitro: Cordero Vega (Comité Cántabro). Mostró amarilla a Amaya (Min, 38), Miku (Min. 64’) por el Rayo Vallecano.

Incidencias: 12.013 espectadores. Casi dos mil cadistas en las gradas del Estadio de Vallecas.

También te podría gustar...