Rayo Vallecano 2 – 0 CD Lugo: El mejor Rayo tumbó al peor Lugo

Vallecas impuso una lógica aplastante, casi absurda por evidente. Si un equipo acapara la posesión y llega mucho más al área que el contrario, sus opciones de ganar se multiplican. Así podría resumirse el encuentro entre Rayo Vallecano y Lugo. El conjunto local, que atraviesa su mejor momento de la temporada, superó claramente al cuadro lucense, sostenido por el gran partido de Roberto bajo palos.

Para el Lugo, la visita al mítico barrio madrileño significaba una oportunidad única de respirar en la nuca de los equipos que ocupan zona de play off. Pero Miguel Ángel Sánchez, ‘Míchel’, un exfutbolista rayista en el papel de entrenador, ha insuflado energía renovada a los suyos. El Rayo parece motivado por el tema más animado de sus vecinos SKA-P. Seis jornadas seguidas puntuando, el temido descenso lejos y, en este caso, buen fútbol que no encontró respuesta por parte de una de las peores versiones del Lugo. El inicio franjirrojo fue de vértigo, acumulando llegadas que no encontraron premio.

La primera parte se fue diluyendo poco a poco, con Roberto evitando la fiesta en la grada tras un remate de Ebert cercana la media hora. No puede acusarse al centrocampista alemán de no haber insistido. Fue uno de los hombres que más veces tiró a portería. Sus oportunidades más claras, en el segundo tiempo. Una se fue rozando el palo y otra la sacó de la misma frontera con el gol Jordi Calavera. No encontró el premio el bueno de Ebert, que sí se llevó la ovación de Vallecas al ser sustituido.

Entre ocasión y ocasión del Rayo, el Lugo emergió. Solo podía ser por medio de su goleador, Joselu, quien finalizó un contragolpe con un disparo desviado por muy poco. Un movimiento de piezas de Míchel lo cambió todo. El sitio de Ebert lo ocupó Lass Bangoura y el guineano encontró lo que había sido incapaz de lograr el germano: el camino hacia el gol. Una jugada del africano con paradón de Roberto final fue el anticipo del primer tanto. Lass fue derribado en el área de forma dudosa por Carlos Hernández y Javi Guerra desde el punto de penalti no perdonó. El meta lucense adivinó la intención, pero la ejecución consistió en un golpeo duro y ajustado.

Reaccionó Luis César Sampedro. Se retiró un discreto Pita por Caballero. Más centímetros y hombres de ataque. Poco después un todavía más discreto Iriome dejó su sitio a la inventiva de Yelko Pino. El Lugo siguió sin dar señales de vida. El Rayo quería la pelota, disfrutaba de cada transición y de cada opción de hacer el segundo. Pudieron sentenciar Álex Moreno y Embarba, pero lo hizo Manucho. Otra vez fue protagonista Lass, para superar a Kravets en velocidad y enviar un servicio raso certificado que el delantero angoleño hizo llegar a buen destino.

Con el 2-0, el Lugo gozó de su ocasión más clara. El cabezazo de Joselu en el área pequeña lo repelió el larguero. No era el día para el atacante andaluz. Joselu tendría una más, detenida en dos tiempos por Gazzaniga, y a Álex Moreno se le anuló un gol por fuera de juego. Marcador justo en un campo que respira viendo algo más lejos el descenso. El acercamiento del Lugo al play off tendrá que esperar.

Ficha técnica:

Rayo Vallecano: Gazzaniga; Galán, Amaya, Pablo Íñiguez, Álex Moreno; Trashorras, Fran Beltrán (Jordi Gómez, m.89); Santi Comesaña, Ebert (Lass, m.58), Embarba; y Javi Guerra (Manucho, m.75).

CD Lugo: Roberto; Calavera, Djaló, Carlos Hernández, Kravets; Pita (Caballero, m.69), Seoane; Sabater (Fede Vico, m.46), Campillo, Iriome (Yelko Pino, m.74); y Joselu.

Goles: 1-0, m.67: Javi Guerra, de penalti. 2-0, m.79: Manucho.

Árbitro: Figueroa Vázquez (Colegio Andaluz). Amonestó a los locales Trashorras, Embarba y Lass y a los visitantes Calavera y Djaló.

Miguel Piñeiro

Adicto al fútbol en sus tres estados: verlo, jugarlo y contarlo. Deporte y periodismo, mezclados pero no agitados.

También te podría gustar...