Rayo Vallecano 1 – 1 Valencia: El Valencia se deja vida en Vallecas

Tal y como están las cosas en la parte alta de la clasificación, un punto ya no es suficiente. Empatar ya no vale en este pulso a tres por la Liga de Campeones, y por ello la igualada del Valencia en Vallecas sabe casi a derrota a los de Nuno. El Rayo aprovechó la cantada de Diego Alves para adelantarse, pero el tanto de Parejo y la actitud chulesca del árbitro Vicandi Garrido acabaron desquiciando al equipo de Jémez y a su afición. El punto sabe mucho mejor al Rayo, que con este resultado confirma su permanencia en la Primera División una temporada más.

Con mucho ímpetu empezó el Valencia el choque. Conscientes de la necesidad de ganar, los de Nuno agobiaron y amedrentaron al Rayo en los primeros compases del choque a base de internadas por las bandas que terminaban en centros peligrosos, pero mal rematados. Rodrigo tuvo la más clara después de una diagonal desde la banda derecha, pero su potente disparo se encontró con los guantes de Toño.

El Rayo parecía ahogado por el vendaval ofensivo valencianista, y encontró una bombona de oxígeno en el error garrafal de Diego Alves que supuso el primer tanto de la tarde. La seguridad que destilaba el brasileño en cada una de sus intervenciones se esfumó de un plumazo. Quizás por culpa del sol , o quizás no. Lo único cierto es que al portero se le escapó de las manos un disparo centrado y blandito de Embarba desde fuera del área. Sus disculpas posteriores dan fe del fallo.

Tras el gol rayista, el Valencia quedó sumido en un letargo del que solo pudo despertar a diez minutos del descanso. Sin embargo, Negredo no acertó a rematar una gran dejada con la cabeza de Rodrigo dentro del área. Definitivamente, no era la tarde de los delanteros valencianistas.

Nuno movió ficha tras la reanudación y metió a Feghouli en el campo en sustitución de Piatti, que volvía al once titular y que acusó la inactividad que ha tenido por lesión. El movimiento no surtió efecto y los de Paco Jémez  consiguieron manejar con cierta comodidad el encuentro. Sólo un disparo de Parejo desde la frontal del área que se estrelló en el poste consiguió inquietar al portero franjirrojo.

Cuando más atascado estaba el equipo de Nuno, llegó la jugada polémica que iba a marcar el devenir del encuentro. Morcillo vio la tarjeta roja por derribar a André Gomes cuando éste se marchaba solo contra Toño. Una acción que debería haber quedado invalidada previamente por fuera de juego de Negredo. Ni Vicandi ni su asistente se percataron de la posición adelantada del delantero del Valencia, y Parejo colocó la falta en la escuadra para empatar.

El error del árbitro encendió los ánimos en Vallecas. Los desplantes y las malas formas del árbitro sacaron de sus casillas a Paco Jémez, que fue expulsado y tuvo que terminar de ver el encuentro desde el túnel de vestuarios. El Rayo se envalentonó sin su técnico en el banquillo y Kakuta pudo adelantar a los suyos, pro Alves no falló esta vez. Un lanzamiento de falta de Trashorras hizo que Vallecas cantara el segundo. El balón no entró, pero el efecto óptico hizo pensar lo contrario.

La de Jémez no fue la última expulsión del partido. Rodrigo quiso sumarse a la fiesta de la roja y dio una patada a Toño desde el suelo. Ya con diez jugadores de cada equipo sobre el campo, fueron los visitantes los que tuvieron más cerca el triunfo. Feghouli falló un cabezazo completamente solo dentro del área. Y Alcácer, que había sustituido a Mustafi, pecó de egoísta en la última acción del encuentro y mandó el balón a las nubes.

Como ya pasó en Barcelona, el Valencia volvió a pagar muy cara su falta de puntería. Pese al pinchazo, el equipo de Mestalla mantiene el cuarto puesto de la clasificación gracias al ‘gol-average’. Sin embargo, el ritmo que marcan Sevilla y Atlético no da margen para el error, y nuevo paso en falso podría resultar fatal en esta carrera por la Liga de Camepones.

Ficha técnica:

Rayo Vallecano: Toño; Tito, Zé Castro, Morcillo, Nacho (Insua, m.53); Fatau, Trashorras; Kakuta, Bueno (Quini, m.73), Embarba (Aquino, m.89); y Manucho.

Valencia: Alves; Gayá, Otamendi, Mustafi (Alcácer, m.70), Barragán; André Gomes (De Paul, m.82), Dani Parejo, Enzo Pérez, Rodrigo; Piatti (Feghouli, m.46) y Negredo.

Goles: 1-0, m.20: Embarba. 1-1, m.66: Parejo.

Árbitro: Bikandi Garrido (Colegio vasco). Amonestó a Toño y Fatau por parte del Rayo Vallecano; y a Feghouli por el Valencia. Expulsó por roja directa a Morcillo, al técnico Paco Jémez y a Rodrigo.

Alejandro Martín García

Periodista valenciano con corazón blanquinegro y afincado en la meseta. Antes intentaba jugar a fútbol, ahora prefiere contarlo.

También te podría gustar...