Rayo Vallecano 0 – 0 Atlético de Madrid: Un Atlético irreconocible no puede con un Rayo ilusionante

Rayo y Atlético empataron sin goles en la primera jornada de Liga. Un empate que deja más contentos a los vallecanos que a los colchoneros, aunque si algún equipo mereció la victoria, ese fue el Rayo. Los de Paco Jémez sometieron a un Atlético sin ganas en el día de hoy, probablemente fatigado del partido que le enfrentó al Real Madrid el pasado viernes.

El partido comenzó con un ligero dominio del Atleti aunque sin maniatar con claridad a un Rayo muy sólido que no pasaba muchos apuros. Cada acción en ataque del Atlético era muy previsible. Griezmann y Raúl Jímenez comandaban el juego de los rojiblancos pero no daban gran sensación de peligro.

En cuanto a la defensa, volvió a estar prácticamente perfecta, sin fisuras, en especial, Juanfran y los mariscales Joao Miranda y Diego Godín. Cristian Ansaldi, que sustituyó a Guilherme Siqueira por molestias musculares de éste, se mostró algo más errático.

La primera parte estuvo prácticamente exenta de ocasiones, salvo dos ocasiones de un Mario Mandzukic poco afortunado. Una de ellas la mandó al lateral de la red tras un buen centro de Ansaldi mientras que la otra oportunidad la desperdició disparando al cuerpo de Cristian Álvarez. Por su parte, el Rayo asomó poco la cabeza en los primeros 45 minutos, pero consiguió aguantar sin demasiadas dificultades las embestidas rojiblancas.

A la salidad del túnel de vestuarios, el Rayo imprimió una marcha más al encuentro y el Atlético estuvo a su merced durante toda la segunda mitad. Javier Aquino, el habilidoso extremo mexicano cedido por el Villarreal en las filas franjirrojas, fue un auténtico incordio para Cristian Ansaldi, que se veía desbordado por la velocidad del bravo jugador rayista.

Pero al Rayo le faltaba una referencia en ataque. Jémez se dio cuenta de ella y Manucho ocupó el lugar de un Jonathan Pereira amargado con Godín y Miranda. A partir de ese instante, el uruguayo y el brasileño veían como se les acumulaba el trabajo con la entrada del jugador angoleño.

A todo esto, la zona de ataque del Atlético se quedaba sin intervenir en el juego. La figura de Griezmann se iba apagando poco a poco con el paso de los minutos, mientras que Mandzukic y Raúl Jímenez eran un espejo de lo que estaba siendo el conjunto rojiblanco en el segundo tiempo, poca intensidad y ambición. Para intentar remediarlo, Germán «Mono» Burgos como intermediario de Diego Pablo Simeone en el campo (ya saben que está sancionado cuatro partidos en Liga tras el incidente ocurrido en la Supercopa), metió a Saúl para tener más el balón y a Héctor y a Cristian Rodríguez para generar situaciones de ataque, pero no dio el resultado adecuado.

El Rayo siguió buscando los tres puntos y casi los consigue a través de Manucho, que remató de cabeza un centro del omnipresente Aquino, pero Moyá, bien colocado, repelió el disparo.

Quedó demostrado que el Atlético necesita dos refuerzos, especialmente, un delantero con movilidad y velocidad que pueda acompañar a Mandzukic y un mediapunta que haga de Arda Turan cuando el turco no esté disponible como ha ocurrido en este encuentro. La nota positiva para este Atleti es que esto no ha hecho más que empezar y que quedan todavía 37 finales y el compromiso seguirá intacto. En lo que respecta al Rayo, los de Paco Jémez tienen las ideas muy claras y si juegan como lo han hecho esta noche, se permitirán el lujo de aspirar a algo más que la permanencia.

Ficha técnica:

Rayo: Cristian Álvarez, Quini, Zé Castro, Abdoulaye Ba, Tito, Baena, Trashorras, Javier Aquino, Kakuta, Bueno y Jonathan Pereira.

Atlético: Moyá, Juanfran, Miranda, Godín, Ansaldi, Gabi, Mario, Koke, Griezmann, Mandzukic y Raúl Jímenez.

Cambios: Manucho (54′, Jonathan Pereira), Saúl (61′, Raúl Jiménez), Héctor (74′, Mandžukic),Cristian Rodríguez (83′, Griezmann).

Arbitro: Clos Gómez. Amonestó a Baena (32′, Amarilla), Abdoulaye Ba (62′, Amarilla), Mario Suárez (82′, Amarilla),Juanfran (91′, Amarilla).

También te podría gustar...