Paco Jémez: pesadilla en Pucela

Paco Jémez comparte, tras 66 partidos en el banquillo del Rayo Vallecano, el título de mejor entrenador del club en toda su historia en Primera. Con la victoria del pasado sábado ante el Almería el canario suma 25 triunfos, igualando al actual preparador del Dnipro ucraniano: Juande Ramos, quien ostentaba hasta la fecha este galardón tras su paso desde 1998 a 2001, sumando un total de 76 partidos en la máxima categoría.

Lo de Paco no ha sido solo un récord de precocidad, también puede presumir de haber entrenado al mejor Rayo de la historia; superando también a Juande, único míster que ha lucido la franjirroja por Europa en la extinta Copa de la Uefa en la temporada 2000/01 .

Sin embargo, la actual situación del equipo vallecano no incita a celebraciones excesivas. El encuentro que se disputará mañana frente al Valladolid es fundamental para la aspiración de ambos conjuntos, siendo precisamente los blanquivioletas los que marcan el descenso con tres puntos menos que los madrileños. Seguramente el técnico canario guardará algún recuerdo del Estadio José Zorrilla y no será precisamente feliz.

This is Pucela

En la temporada 2011/12 Jémez estuvo al frente del Córdoba, equipo que finalizó la temporada en la sexta plaza de la división de plata y obtuvo por méritos propios un billete para disputar el playoff de ascenso y hacer soñar a la afición andaluza con un posible retorno a Primera, algo que no ocurría desde el año 1971.

Así las cosas, su primer rival era el Real Valladolid que acabó la fase regular en el tercer puesto. En la ida en el Nuevo Arcángel el partido acabó con un empate sin goles y todo se resolvería en aquel fatídico partido en Zorrilla. El Valladolid fue superior y se impuso por un contundente 3-0. Se rompieron las ilusiones de toda una afición y fue la última ocasión que Paco disputó un encuentro como técnico del Córdoba.

La temporada pasada el míster rayista decidió alinear de inicio un esquema cuanto menos innovador contando con solo tres defensas, de los que solo uno de ellos tenía una vocación defensiva clara. El experimento no se repitió más, el electrónico terminó con un 6-1 final y el entrenador reconoció su error.

De ganar al Valladolid el Rayo pondría tierra de por medio y alargaría su mejor racha esta temporada, pudiendo así encarar con otro ánimo su siguiente partido ante Osasuna en el Estadio de Vallecas. Además, Paco Jémez se colocaría como el mejor entrenador de toda la historia en primera del Rayo Vallecano y pondría punto y final a sus malos recuerdos en este estadio.  

Iker Baños

Estudiante de Periodismo en la UPV y amante del fútbol. Siente devoción por el fútbol con acento argentino.

También te podría gustar...