Atlético de Madrid 3 – 0 Rayo Vallecano: El Atlético avanza con paso firme en la Copa

Todos los elementos parecían jugar en favor del Atlético y este, a favor de todos los pronósticos, cumplió. De forma cómoda y sin forzar la máquina, mostrándose ajenos en el verde a la sanción impuesta recientemente por la FIFA, el conjunto del Manzanares se convierte en el último cuartofinalista de esta edición de la Copa del Rey y sigue progresando adecuadamente, mostrando esa imagen regular y sólida que tan solo ha lucido de forma intermitente en esta primera mitad de curso.

Tras dos partidos de disputa y amenaza constante frente a un Rayo aguerrido pero ineficaz tanto en Liga como en Copa, el Atlético se opuso en esta tercera ocasión hasta a la más remota opción de sufrimiento desde el mismo inicio del encuentro. Tejiendo la más sólida de las redes defensivas y ejerciendo una alta presión, los hombres de Simeone cortocircuitaron todo amago franjirrojo, forzando sus errores y anulando un peligro que tan solo parecía buscar en banda izquierda Adrián Embarba.

Lento, con pocas ocasiones y trabado, el fútbol desplegado por ambos equipos en los primeros cuarenta y cinco minutos dejó mucho que desear. El desahogo local se tradujo durante algunas fases del partido en conformismo y condescendencia de cara al arco de Yoel por parte de hombres como Jackson Martinez, apático y ajeno al gol durante toda la velada, y esta falta de ímpetu en ciertos minutos de aburrimiento para el espectador.

Si bien la paciencia y la tranquilidad imperaban en un Atlético holgado, ciertos detalles esporádicos alegraron el primer tiempo evitando los bostezos y el aburrimiento del respetable. Ante la pasividad de Jackson aparecieron, como acostumbran y por el bien de todos, Carrasco y Correa. Belga y argentino protagonizaron las mejores acciones colchoneras, poniendo en serio peligro al meta vallecano y arrancando los primeros aplausos de la noche.

Ambos, osados y resueltos, confirmaron su hambre de protagonismo cuando el primer tiempo parecía ya agonizar. Lejos de permitir la inmovilidad del marcador y la falta de estética futbolística, Correa estrenó el luminoso con un disparo de una plasticidad sobresaliente, asistido por su fiel compañero francófono, recordando a todos su innegable calidad a pesar de la escasa participación en lo que llevamos de campeonato.

Como ya ocurrió en el primero de los duelos recientes que enfrentó a ambos equipos protagonistas, el paso de los minutos en el segundo tiempo incrementó una desigualdad que, con la entrada de Antoine Griezmann, se vería materializada rápidamente. La superioridad física colchonera, a la que debemos sumar el infortunio rayista que significó la lesión de Diego Llorente al comienzo de la segunda mitad, volvió a hacer acto de presencia y, ante la falta de oposición, los locales no dudaron a la hora de sentenciar.

Los cambios ejecutados por Simeone volvieron a contar con el efecto esperado. Exceptuando la entrada de Óliver -necesitado de autocrítica en caso de que realmente quiera ser importante en este Atlético-, las sustituciones consiguieron reactivar el ataque colchonero, el cual, insistimos, llegó a estar muerto en manos del ariete colombiano, quien vio como su compañero Griezmann se reafirmaba como máximo exponente rojiblanco, anotando por partida doble en la recta final del choque y sellando un marcador que bien reflejó la superioridad atlética.

Más allá del resultado y la resolución de la eliminatoria, la jornada no ha deparado buenas nuevas para ninguno de los dos equipos. Mientras la reiteración rayista en la derrota vuelve a hacer sonar las alarmas y a situar a Jémez en la cuerda floja, la dirección deportiva del Atlético tendrá que lidiar con la sanción impuesta por la FIFA esta misma mañana, la cual impide al club rojiblanco fichar hasta 2017 a partir del 31 de enero, y ante la que se recurrirá, insistiendo desde dentro del club en la inocencia e inexistencia de error.

Los jugadores en propiedad atlética son numerosos y la materia prima existente actualmente es innegable, pero en caso de ser confirmada, la sanción puede acarrear verdaderas dificultades para un el ambicioso proyecto de Simeone, el cual puede ver mermada su exitosa trayectoria.

Ficha técnica

3 – Atlético de Madrid: Moyá; Jesús Gámez, Godín, Savic, Filipe Luis; Kranevitter (Gabi, min.73), Koke, Thomas; Correa (Griezmann, min.70), Carrasco y Jackson Martínez (Óliver Torres, min.83).

0 – Rayo Vallecano: Yoel; Quini, Llorente (Dorado, min.54), Zé Castro, Nacho; Baena, Trashorras, Joni Montiel (Manucho, min.59); Lass Bangoura (Bebe, min.66), Embarba y Javi Guerra.

Goles: 1-0. Min.40, Correa; 2-0. Min.80, Griezmann; 3-0. Min.91, Griezmann.

Árbitro: González González (C.Castellano-Leonés). Amonestó a Ze Castro (min.36), en el Rayo, y Filipe Luis (min.61) en el Atlético.

También te podría gustar...