Un precedente entre el Racing y el CD Leganés en El Sardinero

El Racing de Santander y el Leganés se han medido en una ocasión en territorio cántabro en Segunda División. En esta vigésimo sexta jornada de competición, el conjunto madrileño jugará por segunda vez en su historia en El Sardinero. El único cara a cara entre ambos data de hace 14 años y cayó del lado racinguista.

El enfrentamiento se produjo en la novena jornada de la temporada 2001-2002. Un año en el que el Racing de Santander había regresado a Segunda División, tras haber permanecido ocho años seguidos en la máxima categoría del fútbol español. El inicio de la campaña no fue sencillo ni para los santanderinos, que acaban de prescindir del paraguayo Benítez como entrenador una jornada antes. Su relevo lo tomó un mito del club: Quique Setién, que consiguió reconducir la situación a final de temporada para lograr el ascenso a Primera.

Antes de que ambos equipos se vieran las caras por vez primera en El Sardinero, el Racing de Santander se encontraba en puestos de descenso, con siete puntos tras ocho jornadas. Cuatro puntos más tenía en su haber el Leganés, al que la cantidad de empates había lastrado en ese inicio de competición. Los pepineros habían empatado cinco encuentros: los tres primeros de forma consecutiva.

El Racing de Santander formó para este encuentro con Lemmens, Pineda, César Caneda, Juanma Delgado, Arzeno, Sietes, Pablo Sierra, Julio Álvarez, Mena, Ismael Ruiz y Regueiro. En el segundo tiempo ingresaron en el terreno de juego Txema, Diego Mateo y Morán. Por su parte, el Leganés, dirigido por Ciriaco, se presentó en El Sardinero con el siguiente once: Raúl Arribas, Macanás, Óscar, Clotet, Fede Bahón, Lambea, Darmón, Gámiz, Villa, Arnal y Sívori. En el segundo período jugaron Iván Pérez, Miguel Ángel y Roberto Encinas.

En el minuto 34 de juego, el argentino Óscar Mena adelantó al Racing de Santander. Fue el único tanto que hubo en el primer tiempo. Tras la reanudación, los cántabros volvieron a golpear, con un tanto de Pineda. Miguel Ángel, que había ingresado en el terreno de juego junto a Iván Pérez antes de que se iniciara la segunda mitad, recortó distancias para el Leganés. El ariete superó a Lemmens en el minuto 58 de juego. A falta de siete minutos para la conclusión del encuentro, el Racing de Santander consiguió la tranquilidad definitiva gracias al gol de Diego Mateo.

El colegiado fue Pérez Izquierdo, que amonestó a siete futbolistas. Por parte del Racing de Santander vieron la cartulina amarilla Pablo Sierra, Mena, Ismael Ruiz y Regueiro. En las filas del Leganés, fueron amonestados Lambea, Darmón y Gámiz.

Diego Belmonte

Periodista. Redactor del CD Leganés en Los Otros 18. También me puedes leer en Cadistasfinos y Proyecto Premier.

También te podría gustar...