UCAM 0 – 1 Real Oviedo: El Oviedo se encomienda a «La Cruz de Góngora»

El Real Oviedo sacó el máximo partido a su único disparo a puerta del partido ante un UCAM de Murcia dominador, que tuvo en Góngora a su triste protagonista al fallar un penalti, marcarse un gol en propia puerta y sufrir la anulación de un gol legal.

No se puede sacar más con menos. El conjunto de Fernando Hierro volvió a hacer gala en La Condomina de las dos armas que le están permitiendo situarse en los puestos más altos de la clasificación, la gran solidez defensiva y una pegada descomunal que, en este caso, convirtió en gol su único disparo a puerta en el partido, que además llegó tras ser golpeado por Góngora en última instancia.

UCAM de Murcia y Real Oviedo invirtieron por completo sus papeles respecto al encuentro que enfrentó a ambos en Copa hace mas de mes y medio. Por aquel entonces los murcianos cedieron la posesión al conjunto azul, que no supo qué hacer con ella, y acabaron machacándolo a balón parado para lograr el pase a la siguiente ronda. En esta ocasión, sucedió todo lo contrario. El conjunto de Salmerón salió decidido a asfixiar la salida de balón de un Oviedo que se mostró impreciso cuando tuvo el balón en los pies, pero mucho más seguro en la retaguardia que en el partido copero.

La fuerte presión del UCAM de Murcia no tardó en dar sus frutos. Collantes pudo adelantar a los suyos, cerca del minuto diez, tras recibir un pase en profundidad y superar la salida de Juan Carlos con un toque que fue demasiado suave y permitió a Cristian Fernandez despejar el peligro siendo el último hombre.

Poco minutos después llegó la jugada que pudo marcar otro devenir para el partido. David Fernández derribó a Góngora dentro del área y el colegiado señaló penalti. El lateral y capitán murciano asumió la responsabilidad desde los once metros para iniciar su particular calvario enviando el balón fuera, a la derecha de la portería de Juan Carlos.

Góngora ratificó que no era su partido cuando en un córner favorable al Real Oviedo, tras una de las pocas jugadas de ataque que generó el conjunto azul, acabó introduciendo el balón en su propia portería, en última instancia, tras un primer remate de cabeza de Héctor Verdés. El equipo al que es más difícil hacerle un gol de toda la categoría se ponía por delante en el marcador, al UCAM de Murcia le tocaría asumir el reto de superar la muralla azul de Fernando Hierro.

Con el resultado a favor, el Real Oviedo juntó aún más las líneas, especialmente tras el descanso. A pesar de la necesidad del conjunto de Salmerón de lograr un gol para, al menos, empatar el partido, Juan Carlos no sufrió en exceso durante los segundos cuarenta y cinco minutos. El zamora de la categoría tuvo que demostrar sus reflejos ante un disparo de Juanma, que tuvo para los suyos la mejor ocasión del partido.

Salmerón dio entrada a Jona y a Natalio para buscar más mordiente arriba. Por su parte, Hierro introdujo a Varela por Linares, ya que el delantero, que en el nuevo esquema del entrenador malagueño juega como interior, estaba desempeñando, prácticamente, labores de lateral. También entró en el terreno de juego Jonathan Vila por David Rocha, pero reforzar aún más la defensa ante los centros al área del conjunto murciano.

En el tramo final del partido, el UCAM parecía falto de gasolina, después de haberse pasado todo el partido dando cabezazos contra una muralla que parecía infranqueable. Sin embargo, en uno de los últimos intentos, Góngora acabó introduciendo el balón dentro de la portería azul. Pero no era su día, el colegiado anuló el gol por un dudoso fuera de juego, ya que el último en tocar el balón antes de que le llegara al capitán del UCAM fue Juan Carlos, con lo que el lateral del conjunto murciano estaba habilitado cuando marcó a puerta vacía.

El Oviedo tuvo ocasión de sentenciar, con el equipo de Salmerón completamente entregado al ataque. Jonathan Pereira, que había salido en los últimos minutos para conjurar el peligro en alguna contra, pudo marcar hasta en dos ocasiones, pero no estuvo acertado. Al final el marcador no se movería más, certificando el sexto partido consecutivo sin perder de un sólido Real Oviedo, que se asienta en playoff y el que también es el sexto partido del UCAM de Murcia sin ganar, lo que lleva a los murcianos a entrar en puestos de descenso.

Ficha Técnica:

UCAM: Fernando; Tekio, Albizua, Fran Pérez, Góngora; Collantes (Jona, m.78), Tito, Kitoko (Jona, m.59), Sergio Mora, Vicente (Jona, m.72); y Juanma.

Real Oviedo: Juan Carlos; Fernández, David Fernández, Verdés, Christian Fernández; Susaeta, Lucas Torró, Jon Erice, David Rocha (Vila, m.84), Linares (Varela, m.66); y Toché (Pereira, m.76).

Gol: 0-1, minuto 34: Góngora en propia puerta tras un remate de Héctor Verdés en un córner.

Árbitro: Arcediano Monescillo, del Comité castellano-manchego. Mostró tarjetas amarillas a los visitantes David Fernández, Toché, Fernández y Verdés.

Incidencias: Partido correspondiente a la duodécima jornada disputado en la Condomina ante 5.000 espectadores.

También te podría gustar...