CD Numancia 2016: De la tranquilidad al sufrimiento

El 2016 del CD Numancia se podría definir con el estado de ánimo de la mayoría de sus aficionados, que ha variado y mucho este año pero sin alegrías en el horizonte.

El año comenzaba como los últimos del equipo soriano, con mucha tranquilidad y hastío para el aficionado ya que un año más la tranquilidad y el aburrimiento es lo que brillaba por Los Pajaritos.

El Numancia cerraba la campaña con la salvación a varias jornadas del final, con la tranquilidad de sentirse seguro y con la falta de ambición necesaria para dar un paso adelante para luchar por la promoción.

El equipo de Arrasate en la primera parte del año se caracterizó por tener un gran delantero en Álex Alegría, que hoy se está ganando y bien los minutos en un Primera como el Betis, y en la seguridad defensiva que permitía a los sorianos no perder demasiados partidos, sobre todo a base de empatarlos.

Todo cambió en el Numancia tras el verano. Las idas y venidas de jugadores dejaban una plantilla que iba a dar emoción al público soriano, pero la emoción que ninguno quería ver, luchar por los puestos de descenso.

El nuevo Numancia ha perdido una de sus señas de identidad, la seguridad defensiva, ya que es raro el partido que la escuadra rojilla termina con la portería a cero. Esta situación hace que, o eres letal arriba, o acabas mal, y eso es lo que le pasa al equipo soriano. En ataque prácticamente sólo anotan Manu del Moral y Pablo Valcarce, asistidos en gran parte por un Julio Álvarez que a un menor ritmo, pero sigue siendo el máximo asistente de la categoría.

El Numancia de la temporada 2016/2017 se ha convertido en un equipo irregular, sin alma en muchos momentos y esto le convierte en un equipo muy fácil de derrotar en muchos momentos. Esta nueva situación ha llevado a vivir varias jornadas en puestos de descenso y sobre todo a hacer sufrir y mucho a una afición que está empezando a dudar de su equipo y de su entrenador.

La parte positiva para el Numancia es que la Segunda División está tan igualada que todo cambia ganando un par de partidos seguidos, así que veremos que trae 2017 y los Reyes Magos para un Numancia que quizá este año tenga más en vilo a su afición aunque sea por el sufrir de un salvación costosa.

También te podría gustar...