Real Valladolid 0 – 3 Nàstic de Tarragona: La mejor defensa es el mejor ataque

Vía lfp.es

Vía lfp.es

Tres ocasiones de gol, 29% de posesión del balón, pero 0-3 en el marcador. Ver para creer. El Nàstic ha aprovechado el 100% de sus oportunidades para sentenciar un partido que no mereció ganar. Bien es cierto que el sistema defensivo de Rodri funcionó. Por fin, después de 12 jornadas, la defensa del Nàstic respondió; y lo hizo ante un equipo con mejor plantilla, que lucha por el ascenso, y en uno de los estadios con más historia de la categoría. El Valladolid puso el fútbol, las ganas y la plasticidad; el Nàstic, por su parte, el orden y la efectividad.

El partido comenzó con un Valladolid que quería el balón y un Nàstic que buscaba robarlo muy arriba. Bajo ningún concepto quería Rodri ver a su equipo encerrado achicando agua. Los primeros minutos fueron de tanteo entre ambos conjuntos, ninguno conseguía imponer su propuesta, pero Maikel Mesa, el jugador más desequilibrante del equipo grana, rompió la igualdad en el minuto 9. Una buena jugada de Kakabadze por banda derecha culminó en un gran centro que el canario, que se incorporaba desde segunda línea, remataba con un gran cabezazo. Palo y gol, 0-1 y el partido se ponía como le gusta al Nàstic.

El Valladolid se fue al ataque con todo en busca del empate cuanto antes. Los pucelanos dominaban la posesión del balón y encerraban al Nàstic en su área, pero no conseguían la igualada. El pichichi Mata no encontraba su momento, así que los tarraconenses estaban cómodos sin balón y repelían sin demasiado apuro las constantes llegadas de los locales. Barreiro se peleaba con Calero y Kiko Olivas, centrales vallisoletanos, Jean Luc y Delgado intentaban desbordar por banda, Zahibo y Gaztañaga bloqueaban el centro del campo y Maikel Mesa campaba a sus anchas por donde quería. El Pucela, por su parte, tocaba, abría el campo, colgaba balones, tiraba de lejos… Lo intentaban todo los de Luis César, pero el gol no llegaba. El Nàstic aguantó hasta el descanso sin demasiados apuros, los mismos que pasó Masip, pero con peor resultado para el cancerbero blanquivioleta.

El Valladolid arriesgó y el Nàstic mató

Es curioso que el Nàstic hiciera gala de lo que precisamente pecó hace tan solo cuatro días frente al Barça B. El Valladolid, tras el descanso, siguió atacando con un buen fútbol, pero el Nàstic sentenció en las dos veces que llegó en todo el segundo tiempo. Primero fue Jean Luc en el 52′: el africano cazó un balón tras un grave error de entendimiento entre Masip y su defensa, circunstancia que aprovechó el jugador del Nàstic para anotar a placer a puerta vacía.

El segundo gol hizo mucho daño a los pucelanos, y la pájara local la aprovecharon los granas para, en el 63′, anotar el 0-3. Un contragolpe del Nàstic culminó en un centro al segundo palo que logró controlar Delgado y, tras un error de su marcador, dar el pase de la muerte para que Maikel Mesa, que llegaba desde atrás, encañonase un buen disparo contra el que nada pudo hacer Masip.

El Valladolid, aunque nunca bajó los brazos, buscó el gol del honor y peleó hasta el final, una actitud muy típica de los equipos de Luis César, a quien conocen muy bien en Tarragona. La más clara la tuvo Mata a diez para el final, con un buen reverso dentro del área que dejó sentado a Molina y con un disparo que se estrelló en el larguero. El más claro reflejo de lo que fue el partido para los locales: mucho empeño, pero un nulo acierto para desesperación de los más de 9500 espectadores del José Zorrilla.

Así pues, los tres puntos vuelan hacia Tarragona. Una victoria muy importante que permite a los de Rodri poner un poco de tierra de por medio respecto al descenso y vivir la situación más «holgada» de la temporada. El Valladolid se queda octavo con 19 puntos y con una racha de 3 puntos de 12 posibles, pero a cuatro puntos del liderato.

Ficha técnica

Valladolid: Masip, Antonio Jesús, Olivas, Calero, Ángel, Luismi, Anuar (Gianniotas, 57′), Antonio, Salvador (Villalibre, 71′), Plano (Hervías, 68′) y Mata

Nàstic: Dimitrievski, Kakabadze, Suzuki, Molina, Javi Jiménez, Zahibo, Gaztañaga, Jean Luc (Abraham, 60′), Maikel Mesa (Perone, 69′), Delgado (Bustos, 79′) y Barreiro.

Árbitro: Gorostgui Fernández, Colegio Vasco. Amonestó a Toni Villa (21′) por parte del Valladolid y a Maikel Mesa (14′), Molina (27′) y Zahibo (77′) por parte del Nàstic.

Incidencias: 9.628 espectadores en el Estadio José Zorrilla. Sin incidencias.

También te podría gustar...