Real Sporting 2 – 0 Nàstic de Tarragona: La solidez del Sporting deshace al Nàstic

El Molinón celebra con sus jugadores el gol que adelantaba a su equipo en el marcador.

El Sporting de Gijón debutó con victoria en su estreno ante su afición en esta nueva temporada. Lo hizo ante el Nàstic de Tarragona, que llegaba con confianza tras la buena imagen ofrecida ante el Tenerife en la primera jornada pero que se vio superado por la solidez defensiva y las transiciones ofensivas del conjunto asturiano.

El partido comenzó igualado, con el Nàstic plantando cara a un conjunto teóricamente superior y claro candidato al ascenso como el Sporting ante más de 21.000 espectadores que abarrotaban El Molinón. Ambos equipos se repartían a partes iguales la posesión del balón, pero ninguno era capaz de hacer daño entre líneas.

Con el paso de los minutos los locales dieron un pequeño paso adelante y comenzaron a llegar con más intención al área visitante. Hernán, que cuajó un gran partido, probó a Barragán en el 6′ mediante un disparo lejano que el portero grana blocó sin problemas.

A pesar de ello, el Nàstic no se arrugó y pudo adelantarse en el marcador en el 16′, en una jugada por banda derecha de Sebas Coris que Molinero, en el despeje, casi introduce en su portería.

Pero como es habitual, un error defensivo echaría por tierra el buen partido que estaban cuajando los granas. Una pérdida de balón absurda e imperdonable de Fali en el minuto 23 propiciaría un contragolpe que terminaría, con algo de fortuna, en el 1-0, obra de Hernán.

A partir de ese momento el Sporting cogió las riendas del partido y ya no las soltó en todo el primer tiempo. El Nàstic, capitaneado por Javi Márquez, buscaba la reacción con poca fe. Barreiro se peleaba hasta el apuntador, Uche tenía en todo momento a dos marcadores encima y Rocha estuvo menos inspirado que en su debut. Baraja estaba logrando desactivar a los hombres fuertes del Nàstic.

Así pues, todo el bagaje ofensivo del Nàstic pasaba por Tete Morente y Sebas Coris, que cuajaron un pésimo partido y pusieron en duda su utilidad en este equipo. Abraham y Kakabadze fueron los únicos que causaron peligro con sus incorporaciones ofensivas, pero el entramado defensivo local estuvo fantástico en todo momento.

Dominio visitante hasta la sentencia

El Nàstic salió mejor en la segunda parte. Conscientes de que necesitaban anotar al menos un gol, los de Gordillo -que se encontraba en la grada cumpliendo sanción, para información de los locutores de LaLiga123 TV- adelantaron líneas y lograron encerrar al Sporting en su campo.

Los asturianos, nada incómodos en el repliegue, aguardaban las pérdidas de balón para salir fugazmente a la contra y sentenciar el partido. Casi lo consiguen a los tres minutos de juego tras la reanudación, con un disparo de Álvaro desde fuera del área que medio Molinón cantó gol debido al efecto óptico pero que se marchó fuera por poco.

El Nàstic, que no tiró a puerta en todo el partido, lo probó desde fuera en el 55′ mediante un disparo de Rocha, que no encontró portería. A partir de entonces el partido entró en stand by por el carrusel de cambios que pusieron en marcha ambos entrenadores.

Manu Del Moral, uno de los hombres de refresco del Nàstic, tuvo la oportunidad más clara de su equipo en una enrevesada jugada dentro del área, con error de Mariño incluido, que no pudo empujar a gol con el portero batido.

El Sporting, con el Nàstic volcado, empezó a disponer de claras ocasiones para anotar el 2-0. En el 75′ fue Sousa, con un espectacular disparo lejano, que obligó a Bernabé a estirarse para evitar la sentencia local. Pero cinco minutos después, nada pudo hacer para evitar el segundo del Sporting, en otro error defensivo colectivo del Nàstic que permitió a Lot deshacerse de Kakabadze -que jugó otro mal partido- y rematar a gol tras un centro desde la línea de fondo.

Con el segundo gol en la saca, el Sporting dio por finalizado el trabajo y el Nàstic hincó la rodilla, consciente de que no iba a llevarse nada en positivo de El Molinón. Un timidísimo disparo de Rocha, que blocó sin problemas Mariño, puso el punto y final a un partido que coloca al Sporting en cuarta posición, en un séxtuple empate a cuatro puntos con Oviedo, Las Palmas, Cádiz, Deportivo y Zaragoza.

Por su parte, el Nàstic firma un nuevo mal inicio de temporada -y ya van tres seguidos- y, con un solo punto, entra por primera vez en la temporada en puestos de descenso, por lo que la semana que viene se enfrenta a su primera «final» de la temporada frente a un rival directo por la salvación: el Rayo Majadahonda.

Para los granas es crucial anotarse la primera victoria cuanto antes y no meterse tan pronto abajo, circunstancia que ha lastrado a los tarraconenses durante las últimas tres temporadas.

Ficha técnica

Sporting: Mariño, Geraldes, Álex Pérez, Babin, Molinero, Cofie, Sousa, Hernán (Méndez, 76′), Álvaro (Lot, 68′), Carmona y Djurjevic (Neftaly, 64′).

Nàstic: Barragán, Kakabadze, Fali (Djetei, 45′), Mejías, Abraham, Rocha, Javi Márquez, Coris (Abeledo, 76′), Morente, Uche (Del Moral, 62′) y Barreiro.

Goles: 1-0 Hernán (23′), 2-0 Lot (80′).

Árbitro: Pérez-Pallas (Colegio Gallego) Amonestó a Djurjevic (13′) y a Álvaro (51′) por parte local y a Abraham (24′) por parte visitante. Actuación correcta en un encuentro muy limpio entre ambos conjuntos.

Incidencias: Más de 21.000 espectadores en El Molinón en una espléndida tarde de domingo, con el terreno de juego en perfectas condiciones.

También te podría gustar...