Nàstic de Tarragona – CF Reus Deportiu: Derbi entre euforia y drama

Ganas de revancha en el Nou Estadi. Imagen vía lfp.es

Ganas de revancha en el Nou Estadi. Imagen vía lfp.es

Por fin llegó el gran día. Mañana a partir de las 18:00 llega el derbi tarraconense al Nou Estadi. Nàstic y Reus se enfrentan en la segunda jornada de la segunda vuelta en tendencias opuestas. No podían llegar mejor los granas y no podían llegar peor los reusenses.

Los locales vienen de vencer el pasado jueves a Osasuna en Pamplona (0-2), un partido aplazado en su día por una tremenda nevada que dejó el césped de El Sadar en un estado impracticable. Previamente los granas empataron en Almería (1-1) y vencieron al Rayo en Vallecas (2-3). Un inicio de 2018 prácticamente inmejorable para el Nàstic, que le ha permitido salir de la zona de descenso y situarse tan lejos de ella (siete puntos por encima) como cerca del playoff (a ocho puntos).

Muy buena pinta tiene esta segunda vuelta para los de Tarragona, si tenemos en cuenta que la reacción ha llegado con los mismos hombres que realizaron la desastrosa primera vuelta y sin dos de sus mejores hombres: Uche y Tejera. Si a estos dos añadimos a los fichajes invernales, prácticamente inéditos y llamados a ser importantes en este equipo, los aficionados del Nàstic tienen motivos suficientes para soñar con un objetivo inimaginable hace apenas un mes.

El Reus, por su parte, llega al derbi en el peor momento posible. Los cinco partidos que los de Aritz López-Garai (que verá el partido desde la grada por sanción) llevan sin ganar les han situado con 26 puntos en la decimoctava posición, justo la que marca el límite de la permanencia. Eso sí, con un pequeño colchón de cinco puntos respecto al Barcelona B, el primer equipo en zona de descenso. La peor situación de los reusenses desde que ascendieron a Segunda hace dos temporadas.

Una derrota en el Nou Estadi resultaría fatal para los rojinegros, que verían como su eterno rival -al que ven por delante de la clasificación por primera vez en la temporada y media que lleva el Reus en el fútbol profesional- se distanciaría a cinco puntos, le ganaría el golaverage particular y le dejaría en una situación crítica, dependiendo del resto de resultados de la jornada.

El cansancio del Nàstic, principal baza visitante

El Nàstic jugó el jueves y lo hizo con todos sus titulares disponibles. Esta decisión fue recibida con críticas por parte de la afición grana y algunos medios locales, ya que el partido contra Osasuna se antojaba muy complicado y mucho menos trascendente que el derbi ante el Reus. La victoria en Pamplona cerró todas las bocas en favor de Rodri, que a base de trabajo y resultados está devolviendo la confianza ciega que tanto la dirección deportiva -encabezada por Emilio Viqueira- como el presidente Josep Maria Andreu pusieron en él.

A pesar del éxtasis que produjo el asalto a El Sadar, habrá que ver cómo gestiona Rodri el cansancio de sus jugadores, ya que su rival llega más descansado y con toda la semana preparando el partido. Veremos si el técnico grana opta por las rotaciones y apuesta por la entrada en el once de algunos de los últimos fichajes.

Un Nou Estadi vestido de gala

Mucha sed de venganza hay en el Nou Estadi, que aún no ha visto a su equipo ganar a su eterno rival en el fútbol profesional -el año pasado el Reus se llevó los dos derbis (ambos por 1-0) y el partido de ida se saldó con tablas (1-1). Para conseguir esa ansiada victoria, el Nou Estadi presentará la mejor entrada de la temporada. Quedan muy pocas localidades disponibles y se ha tenido que abrir la grada de Preferente Superior -habitualmente cerrada y con lonas publicitarias- para dar cabida a la gran cantidad de demanda de entradas.

Unos 300 aficionados del Reus acompañarán a su equipo en el Nou Estadi en un partido que sorprendentemente no ha sido declarado de alto riesgo por la Comisión Antiviolencia, como venía siendo habitual en los últimos años. Aún así, el club grana ha puesto en marcha un dispositivo de seguridad especial para tratar de evitar altercados entre dos aficiones con muy mala relación e históricamente enfrentadas.

Más de 1.500 nuevos abonados para la segunda vuelta

El Nàstic lanzó una promoción de fidelidad a principio de temporada en la cual todos los socios que asistieran a todos los partidos de la primera vuelta recibirían para esta segunda un segundo abono completamente gratuito para su misma grada -excepto a los de Tribuna, a los que se obsequia con dos abonos para cualquiera de los Goles dada la poca disponibilidad de asientos en esa grada-.

Gracias a esta promoción, el Nàstic contará para esta segunda vuelta con más de 1.500 nuevos abonados. Así pues, todo indica que el Nou Estadi colgará el cartel de «No hay billetes» para un encuentro en el que se prevé un ambiente muy caldeado en la grada y una alta intensidad en el césped y que arbitrará el jovencísimo árbitro castellanoleonés De la Fuente Ramos, que a sus 25 años deberá lidiar con el partido más difícil de su corta carrera arbitral.

El cansancio y las bajas, condicionantes

La alineación del Nàstic es una incógnita. Rodri tiene múltiples variantes a su disposición, a pesar de la plaga de bajas que sigue arrastrando el equipo de Tarragona. El que será titular casi seguro, acompañando a Jon Gaztañaga, es Javier Matilla, que ya disputó sus primeros minutos en Vallecas y en Almería y jugó toda la segunda parte en Pamplona, debido a la lesión de Eddy Silvestre.

Son baja segura Djetei -en la recta final de su recuperación de su lesión de ligamento cruzado-, César Arzo -que podría tener el alta de su lesión muscular en el aductor derecho la próxima semana-,  Sergio Tejera -lesión del ligamento lateral interno de la rodilla-, Juan Delgado -lesión del ligamento interno lateral de la rodilla izquierda- e Ikechuckwu Uche -lesión muscular en el bíceps femoral derecho-.

Es duda Pol Valentín, que probablemente no esté entre los convocados a causa de una bronquitis. Los que sí entrarán en la convocatoria son Dumitru -que ya estuvo en Pamplona, a pesar de no disputar ni un solo minuto- y Javi Márquez -que se sentará por primera vez en el banquillo grana y podría debutar con su nuevo equipo-.

Posibles alineaciones

Nàstic: Dimitrievski, Kakabadze, Suzuki, Xavi Molina, Javi Jiménez, Gaztañaga, Matilla, Muñiz, Maikel Mesa, Tete Morente y Manu Barreiro.

Reus: Badia, Campins, Olmo, Atienza, García, Domínguez, Carbonell, Gustavo, Haro, Carbia y Máyor.

También te podría gustar...