Nàstic de Tarragona 1 – 2 SD Huesca: El líder perdona una goleada

La afición del Huesca celebra la victoria. Imagen vía lfp.es

La afición del Huesca celebra la victoria. Imagen vía lfp.es

El Huesca demostró esta tarde en el Nou Estadi de Tarragona por qué es el líder indiscutible de esta categoría. Con un asombroso fútbol combinativo en ataque y un entramado defensivo muy sólido desarboló por completo a un Nàstic incapaz de elaborar jugadas ofensivas e incapaz de frenar las acometidas de su rival. El resultado fue 1-2 pero pudo ser muchísimo más abultado. Unos 300 aficionados del Huesca dieron ambiente al siempre gélido Nou Estadi.

El partido comenzó con un Huesca decidido a irse de vacaciones con tres puntos de ventaja sobre el segundo clasificado, el Cádiz. Ni cinco minutos pasaron y el Huesca ya había tirado a puerta dos veces, mediante Cucho y Melero, los dos mejores jugadores de este equipo. El Nàstic plantó batalla durante gran parte de la primera mitad, pero bailó al ritmo de Melero y Aguilera, que dominaron a placer el centro del campo.

El Huesca movía el balón de un lado a otro con criterio y llegaba al área grana con peligro, pero no encontraba el acierto suficiente para materializar sus ocasiones. El Nàstic buscaba una y otra vez la cabeza de Barreiro, la velocidad de Jean Luc y la creatividad de Uche. Maikel Mesa tuvo una doble oportunidad en el 21′ y en el 23′ con sendos disparos desde fuera del área, ambos desviados.

El Huesca se adelantaría en el electrónico en el 37′ con un afortunado gol de Ávila. Melero abrió con calidad a la derecha, Sastre disparó, Dimitrievski paró y Ávila cazó un mal despeje de Suzuki para empujar a puerta vacía y anotar el 0-1. Un gol que no debió subir al marcador, ya que Sastre se encontraba en posición de fuera de juego en la apertura de Melero. Aún así, el gol hacía justicia a lo que estaba sucediendo en el terreno de juego.

El gol fue un mazazo para los locales, que para colmo perdieron en el 44′  a su mejor jugador, Ikechukwu Uche, que se llevaba la mano atrás tras una gran jugada individual. El partido llegaba al descanso con una gran ocasión de Cucho, desbaratada por Dimitrievski.

Baño oscense y golazo de Maikel Mesa

La segunda parte fue un inmenso repaso del Huesca. Dominaron de principio a fin, torearon a su rival para delicia de sus aficionados, sentenciaron el partido y pudieron golear. El Nàstic tuvo la ocasión más clara del partido nada más reanudarse el encuentro con un cabezazo de Maikel Mesa que sacó milagrosamente Remiro bajo palos. Fue todo lo que hizo el conjunto grana en el segundo tiempo.

El Huesca, dueño y señor de la posesión, mareaba a los jugadores locales con un exquisito fútbol de toque. No hubo goleada porque los de Rubi no estuvieron del todo finos en ataque. Hasta 28 disparos realizaron los oscenses, 10 de ellos a puerta. Una barbaridad. La más clara la tuvo Ferreiro en el 65′, en una descomunal parada de Dimitrievski. El portero macedonio volvería a ser protagonista en el 77′, cuando salvó un gol cantado después de una soberbia jugada individual de Cucho en la que regateó a todo el que se le puso delante.

Sentenciarían el partido en el 78′ con un gol en propia puerta de Barreiro en una embarulladísima jugada en la que tiró a puerta todo el ataque del Huesca, mientras el Nàstic al completo se encontraba sacando un balón tras otro bajo palos. La expresión de «colgados bajo el larguero» en estado puro. Finalmente un rechace de Dimitrievski dio en el delantero gallego y el balón acabó entrando en la portería grana.

Recortaría distancias el Nàstic en el 94′ con un golazo espectacular de Maikel Mesa. El canario cazó un balón en la frontal y efectuó una extraordinaria volea que se coló en la portería oscense. Pero el gol llegaba demasiado tarde y segundos después el árbitro pitaba el final del encuentro para desesperación de un Nou Estadi que despidió a su equipo con pañuelos y bajo una tímida pitada -muchos ya habían abandonado el Nou Estadi hacía rato-.

Este resultado deja al Huesca aún más líder, con 39 puntos y tres de ventaja frente a su inmediato perseguidor, el Cádiz. El Nàstic sigue fuera del descenso gracias a los resultados ajenos y se van de vacaciones con muy malas sensaciones. El presidente del Nàstic ha anunciado al término del partido los tres primeros fichajes para el mercado invernal: Matilla, Aburjania y Álvaro Vázquez serán los tres primeros de los ocho fichajes -como mínimo- que tiene previsto realizar el club grana.

Ficha técnica

Nàstic: Dimitrievski, Kakabadze, Suzuki, Perone, Abraham, Gaztañaga, Silvestre (Dongou, 68′), Jean Luc, Maikel Mesa, Uche (Delgado, 45′) y Barreiro.

Huesca: Remiro, Brezancic, Jair, Pulido, González, Aguilera, Lluís Sastre, Ferreiro (Rescaldani, 85′), Melero (Camacho, 84′), Ávila (Alex Gallar, 60′) y Cucho.

Goles: 0-1 Ávila (37′), 0-2 Barreiro p.p (78′), 1-2 Maikel Mesa (90+4′).

Árbitro: Gorostegui Fernández (Colegio Vasco). Amonestó a Jean Luc (40′) y Silvestre (52′) por parte local y a Sastre (13′), Melero (67′) y Brezancic (71′) por parte visitante..

Incidencias: 5.193 espectadores en el Nou Estadi. Unos 300 aficionados del Huesca acompañaron hoy a su equipo en Tarragona. Sin ningún incidente entre aficiones y muy buen ambiente entre ambas.

 

También te podría gustar...