Nàstic 0 – 0 Barcelona B: Pólvora mojada

Vía lfp.es

Vía lfp.es

Un punto que sabe a poco; ese es el botín que ha sacado el Nàstic hoy frente al Barcelona B en el partido correspondiente a la séptima jornada del Campeonato Nacional de Liga de Segunda División, un encuentro que fue suspendido en su día debido a la situación política en Cataluña. Pese al sabor agridulce que ha dejado este empate, el punto sirve a los de Tarragona para salir del descenso. Así pues, los de Rodri quedan en decimoctava posición empatados a doce puntos con el Albacete, que cae así a la zona de descenso.

El partido estuvo marcado por las bajas de Tejera y Uche, jugadores clave en el once grana, y el equipo lo acusó. Ni Zahibo ni Gaztañaga, a pesar de cuajar ambos un partido correcto, fueron capaces de llevar el timón del centro del campo del Nàstic. Todo el fútbol pasó por Maikel Mesa, que se vio obligado a bajar de su posición de mediapunta para ayudar en la construcción del juego. Esta circunstancia hizo que la mediapunta quedase desierta, y esa fue la razón por la que el equipo se estrellaba una y otra vez contra la defensa del Barcelona B en zona de tres cuartos. Pero a pesar de todo, el Nàstic fue el equipo que más ganas y más fútbol propuso, aunque sin acierto de cara el gol.

Dominio sin pegada

El partido comenzó con un Nàstic dispuesto a ir a por todas desde el primer momento. Rodri ordenó una línea de presión adelantada y un juego combinativo con el balón, exactamente el mismo estilo de juego que su rival. Ello propició ver un partido de constante ida y vuelta, con un Nàstic más intenso pero menos preciso que su rival. La tuvo Barreiro en el 11′, con un remate de cabeza que se marchó fuera por poco, pero sería en el 25′ cuando el delantero gallego tendría la oportunidad más clara del partido: un error de la defensa culé dejó al de Santiago solo delante de Ortolá, pero se durmió en la definición y Palencia le robó la cartera en el último momento.

Lo siguió intentando el Nàstic con una primera media hora de asedio absoluto a la portería del Barcelona B, pero dos oportunidades clarísimas de los visitantes en el 32′ y en el 37′ -salvadas magistralmente por Dimitrievski- hicieron recular a los locales, que terminaron el primer tiempo defendiendo.

Segunda parte idéntica

Nada cambió en el segundo tiempo. El Nàstic volvía a salir a buscarle las cosquillas a su rival, pero se seguía ahogando en línea de tres cuartos. Rodri quiso ponerle solución a ese problema introduciendo en el minuto 56 a Juan Muñiz por Zahibo; un cambio presuntamente ofensivo, pero no salió bien. El asturiano ni está ni se le espera, y la salida del mediocentro francés desequilibró al equipo en el centro del campo. En el 60′ Dimitrievski volvía a salvar a su equipo, y en el 68′ un cabezazo de un delantero visitante no quiso entrar en la portería defendida por el portero macedonio del Nàstic; el balón se paseó mansamente por delante de la línea de gol.

El paso de los minutos le jugó una mala pasada a los de Tarragona. Los tres puntos eran necesarios y la ansiedad y la precipitación se iban apoderando de los jugadores del Nàstic. Aún así, los últimos veinte minutos volvieron a ser un asedio grana. Lo intentaba Muñiz en el 76′ con un débil disparo raso que atrapó sin problemas Ortolá, y la tuvo Brugui -el chaval del filial que sustituyó a Delgado en el 80′- en un mano a mano con el portero que no supo resolver; se le hizo de noche al canterano del Nàstic. Pero no sería la única oportunidad que tendría el jugador de la Pobla; en el 86′ tendría la segunda oportunidad más clara del partido en un céntrico remate de cabeza que sacó Ortolá a córner de milagro.

El partido remató con un Barcelona B pidiendo la hora y un Nàstic desquiciado por su nula efectividad arriba. Para Valladolid estará ya Uche, quien se ha perdido los tres últimos partidos por una lesión muscular, y podría estar Dongou, ya recuperado de su lesión de rodilla y en la recta final de su puesta a punto para debutar con el Nàstic. Buenas noticias sin duda para un equipo con muy poco fondo de armario.

Ficha técnica

Nàstic: Dimitrievski, Kakabadze, Molina, Perone, Javi Jiménez, Gaztañaga, Zahibo (Muñiz, 56′), Delgado (Brugui, 80′), Maikel Mesa, Abraham (Bustos, 74′), Barreiro.

Barcelona B: Ortolá, Palencia, Costas, Cuenca, Cucurella, Sarsanedas (Busquets, 83′), Fali, Arnaiz, Aleñá (Vitinho, 77′), Abel (Lozano, 61′), Marc.

Árbitro: Varón Aceitón, Colegio Balear. Amonestó a Abraham (34′) y Gaztañaga (52′) por parte local y a Sarsanedas (42′) y Fali (51′) por parte visitante.

Incidencias: 6.822 espectadores en el Nou Estadi. Sin incidencias destacables.

También te podría gustar...