Gimnástic de Tarragona 0-0 Real Oviedo: El Nástic mereció más ante un Oviedo mejorado

Nástic y Real Oviedo se repartieron los puntos en un buen partido que permite a ambos recortar un punto respecto a los puestos de ascenso directo, pero que les impide distanciarse de sus más inmediatos perseguidores. Tras una primera parte igualada, el conjunto de Vicente Moreno mereció más ante un Real Oviedo que mejoró la mala imagen que venía ofreciendo en sus últimas visitas a domicilio.

Tras unos primeros minutos de intensidad por parte del Nástic, el Real Oviedo encontró su sitio en el partido gracias al trabajo de Jon Erice y de Jonathan Vila en el centro del campo, que en el día de hoy formaban un pivote por detrás de Michel, que actuaba de enganche en un 4-2-3-1 en el que Toché era la única referencia en la delantera. El cambio de sistema permitió a los azules una mayor posesión durante la primera parte, que estuvo bastante igualada aunque fue el Nástic el que tuvo las mejores ocasiones.

El primer aviso lo dio el Real Oviedo con un disparo cruzado de Borja Valle que no alcanzó los tres palos de la meta defendida por Reina. Poco después, el Nástic reaccionó a balón parado. Fue en córner por la derecha, la zaga del Oviedo no acertó a despejar y el balón le cayó a Emaná pero su remate, con todo a favor, se fue por encima del larguero.

El Nástic necesitaba encontrar a Emaná para conseguir conjurar el peligro, cuando lo conseguía ponía en serios apuros a la defensa carbayona. Superado el minuto 30, Rubén Miño tuvo que salir rápido para abortar una jugada de peligro del jugador camerunés.

Las llegadas se sucedían en una y otra área, aunque el Real Oviedo no era capaz de finalizar sus ocasiones rematando entre los tres palos. A cinco minutos del descanso, Toché se anticipó a la defensa en un centro raso de Peña, pero su remate forzado se marchó fuera.

La réplica la dio el Nástic con una ocasión más clara. Un centro desde la banda derecha fue rematado por Naranjo, el pichichi del conjunto catalán, que obligó a Rubén Miño a realizar una buena intervención para despejar el peligro.

En los últimos minutos de la primera mitad el Real Oviedo sufrió la peor noticia del partido, la lesión de David Fernández que se tuvo que retirar del terreno de juego entrando Dani Bautista en su lugar. Poco después Verdés veía su primera amarilla por golpear con el brazo a Naranjo en un salto por el balón. La zaga carbayona quedaba tocada para la segunda mitad.

Tras el paso por los vestuarios, el Real Oviedo, que había sufrido las envestidas del Nástic en los últimos minutos de la primera mitad, salió mejor que su rival y pudo adelantarse en el marcador con una incorporación de José Fernández en la que el carrilero diestro entró en el área sin oposición, pero su remate se fue directo al lateral de la red.

Fue un espejismo, ya que la segunda mitad iba a ser dominada por el Nástic. Naranjo volvió a buscar suerte diez minutos después de reanudarse el encuentro, pero su potente disparo fue rechazado por Rubén Miño, que empezaba a erigirse como el jugador más importante de su equipo.

El conjunto catalán siguió llevando la iniciativa tras un arranque movido, pero el carrusel de cambios y el fuerte calor hicieron que el partido perdiese ritmo. La entrada de Juan Muñiz reactivó a balón parado las opciones del Nástic de hacerse con el encuentro en su tramo final. De sus botas salió un centro cerrado en una falta lateral que obligó al meta azul a intervenir para enviar a córner. En ese saque de esquina, otro jugador que había entrada como refresco, Aníbal Zurdo, volvió a probar al meta catalán que respondió con reflejos abortando la ocasión.

Los problemas para Generelo se acumularon en los últimos minutos. El jugador que le había dado el equilibrio al equipo durante la práctica totalidad del partido, Jonathan Vila, se tuvo que retirar lesionado para dar entrada a Omgba. Y en el descuento Verdés veía la segunda amarilla para dejar su equipo con un hombre menos.

Al final reparto de puntos entre dos recién ascendidos que sueñan con volver a conseguir un nuevo ascenso a final de temporada. El punto le sabe mejor al Real Oviedo que fue inferior pero logró sacar tajada a domicilio y mantener el gol average ante un rival directo.

Ficha técnica

Gimnástic: Reina, Xisco Campos, Suzuki, X.Molina, Mossa, Madinda, Tejera, C. Lobato (Aníbal Z 59), Emana, Palanca (Jean Luc 71) i J. Naranjo (Juan Muñiz 83)

Real Oviedo: Miño; Fernández, David Fernández (Dani Bautista, min. 42), Verdés, Peña; Hervías (Aguirre, min. 63), Jon Erice, Jonathan Vila (Omgba, min. 79), Míchel, Borja Valle; y Toché.

Árbitro: Arcediano Monescillo, del Comité Castellano-Manchego. Mostró tarjetas amarillas a los locales Anibal y Palanca, y a los visitantes Borja Valle, Jonathan Vila y Miño, también a Verdés en dos ocasiones por lo que fue expulsado en el minuto 90.

Incidencias: Partido disputado en el Nou Estadi ante 10.719 espectadores, según los datos facilitados por el club. Unos 200 aficionados del conjunto azul.

También te podría gustar...