Elche CF 1 – 0 Nàstic de Tarragona: El Elche sale a flote y hunde al Nàstic

Los jugadores del Elche celebran el gol de la victoria.

Duelo por todo lo bajo, el vivido esta noche en el Martínez Valero. Elche y Nàstic llegaban al partido de hoy en puestos de descenso y con la necesidad imperiosa de sumar los tres puntos. Una absurda autoexpulsión de Fali, que le faltó el respeto a un linier a los 30′ de juego, marcó el resto del partido.

Curiosamente el Nàstic fue mejor con 10 que con 11. En los primeros minutos de juego los ilicitanos fueron un auténtico huracán; encerraron al Nàstic en su área y crearon mucho peligro desde las bandas, con un Iván Sánchez a un nivel espectacular.

En el 7′ ya tuvo que intervenir Barragán para desbaratar un disparo de Javi Flores desde fuera del área, y un minuto más tarde, tras botar los locales una falta, el portero del Nàstic se encontró un balón dentro del área impidiendo de nuevo el gol del Elche.

En el 14′ el Elche tuvo la más clara hasta el momento. Javi Flores remató de forma sensacional un precioso centro de Iván desde el flanco derecho. Dos minutos después, Sory no fue capaz de aprovechar una pifia en el marcaje de Djetei en la frontal del área pequeña.

La primera del Nàstic no llegó hasta el minuto 21. Con un Nàstic encerrado en su área, Thioune, que volvió a ser el mejor de su equipo sobre el campo, puso un gran pase al hueco a Luis Suárez, que le ganó en velocidad a su par, pero que se lió en el mano a mano con Edgar Badía y disparó al muñeco.

El Nàstic se quedó con 10 en el minuto 28′, cuando Fali se fue a por el linier tras una acción y éste se lo comunicó al árbitro principal, Iglesias Villanueva, que no dudó en mostrarle al valenciano la roja directa. Enrique Martín trató de enmendar el tremendo error de Fali introduciendo a Mikel Villanueva por Javi Jiménez.

El Nàstic volvió a hacer cumplir la mítica frase de Helenio Herrera: “Al fútbol se juega mejor con 10 que con 11”. Los granas dieron un paso hacia delante y comenzaron a acechar la portería local.

En el 35′, Barreiro dispondría de la mejor oportunidad del partido para el Nàstic: se encontró con un balón en la frontal del área y engatilló un precioso disparo al primer toque que se estrelló en el palo izquierdo de la portería defendida por Edgar Badía, a pocos centímetros de la escuadra.

El partido llegaría al descanso con un Elche superior en gran parte de la primera mitad pero con un Nàstic que se había hecho dueño del partido en los últimos quince minutos, curiosamente tras quedarse con diez.

El Elche impuso su superioridad numérica

A pesar de la reacción del Nàstic en el último tramo de la primera mitad, el Elche había sido muy superior a los tarraconenses en el global, y así empezó el segundo tiempo.

Pacheta optó por introducir un doble cambio tras el descanso. Retiró a Xavi Torres y Nacho Gil y dio entrada a Josan y Benja. Los ilicitanos jugaron muy bien su superioridad numérica y abrieron el campo para desordenar al Nàstic, que firmaba el empate con sangre.

Aún así, Abraham tuvo una buena oportunidad para adelantar a su equipo en el 49′, con un bien dirigido pero blandito saque de falta que paró Badía sin problemas.

El Elche, que había tenido mala fortuna ante el gol en el primer tiempo, consiguió perforar la portería defendida por Bernabé Barragán en el 58′, con un golazo extraordinario de Iván Sánchez, el mejor de su equipo, que puso el balón en la escuadra derecha de Barragán desde dentro del área.

Cuatro minutos después, Sory Kaba pudo sentenciar en un mano a mano en el que dejó atrás a Djetei y, solo ante Barragán, estrelló el balón en el palo izquierdo de la portería del Nàstic.

Los últimos minutos de juego ambos equipos redujeron marchas. El Nàstic bajó claramente los brazos y el Elche no vio correr peligro en ningún momento. Sin embargo, el hecho de llegar al final con 1-0 en el marcador, animó al Nàstic en los últimos instantes de partido a ir a por el empate con más épica que cabeza y con poca fe.

Este resultado catapulta al Elche, que sale del descenso y se coloca como 14º clasificado, tres puntos por encima del Extremadura, que sustituye al Elche como el primer equipo de la zona de descenso.

El Nàstic, por su parte, se queda muy descolgado en la última posición y lo que es peor: a seis puntos ya de la permanencia y con un calendario inmediato para echarse a llorar.

También te podría gustar...