Córdoba CF 2 – 0 Nàstic de Tarragona: El Córdoba elimina con facilidad a un Nàstic endeble

El Córdoba eliminó al Nàstic con facilidad

La afición del Córdoba se fue a dormir anoche con una sonrisa, que no es poco con lo que han tenido que tragar durante los últimos meses. A pesar de que la Copa no es una prioridad, y hasta puede ser un incordio, el aficionado siempre celebra el pase de ronda con la esperanza de tener suerte en el cruce y llegar lejos en la competición o disfrutar de un cruce duro frente a las principales estrellas del panorama internacional.

Ni Nàstic ni Córdoba estaban dispuestos a tirar la casa por la ventana por un pase de ronda en Copa. Ambos equipos rotaron sus onces iniciales, así que ganó el que mejor fondo de armario tiene: claramente el Córdoba. Los andaluces tuvieron la fortuna de encontrarse con un trempanero gol, en el minuto 3, fruto de un garrafal error de marcaje de Djetei -que no está cumpliendo con las expectativas- y disfrutaron de un choque plácido que sólo vieron peligrar en los últimos minutos, cuando el Nàstic puso toda a carne en el asador y disfrutó de varias ocasiones para empatar. Finalmente Piovaccari, suplente ayer y que salió desde el banquillo, sentenció el encuentro en el descuento.

Con los aficionados aún tomando asiento, la conexión Romero – Martín puso por delante a los cordobeses y obligaron al Nàstic a remar a contracorriente durante todo el partido. Los de Gordillo realizaron otra paupérrima primera parte y no dispusieron de ninguna ocasión clara de gol hasta el minuto 40 de la primera mitad, cuando Uche cabeceó a bocajarro un saque de córner. El nigeriano, sin embargo, cabeceó hacia el centro, donde le esperaba un seguro Abad.

Mientras, el Córdoba bien pudo anotar el segundo en un par de ocasiones, especialmente en el 21′, cuando Djetei tuvo que meter el pie in extremis para evitar un gol cantado que se paseaba a un palmo de la línea de gol. El resto del primer tiempo fue una auténtica batalla campal en el centro del campo. Ambos equipos sabían cómo desactivar el centro del campo del otro, pero el Córdoba se imponía en las bandas, por donde percutía y castigaba una y otra vez a Valentín y De Nova, dos canteranos que demostraron claramente que aún no están para competir a este nivel.

Igualdad máxima en la segunda parte

El segundo tiempo, al contrario del primero, fue mucho más igualado. El Nàstic subió la intensidad y el Córdoba ya no dominaba con tanta parsimonia. La prueba estuvo en el 50′, cuando Uche se inventó un fantasioso regate a lo Diego Tristán dentro del área y a punto estuvo de hacer subir el empate al luminoso. Es sin duda el punto diferencial de este Nàstic, de esos jugadores por los que vale la pena pagar una entrada por una acción individual.

Tras un carrusel de cambios, faltas y amonestaciones, en las que apenas se vio fútbol, Fali nos sorprendió a todos en el 85′ con un trallazo espectacular de falta, desde 25 metros, que dio de lleno en el travesaño local. Fue la ocasión más clara de los granas en todo el partido. Al minuto expulsaron a Gordillo -ya es la segunda vez-, a quien se le ve cada vez más nervioso por su cargo. Y ya en el tiempo de descuento Piovaccari, que había entrado desde el banquillo, anotó el 2-0 en una absurda pérdida de balón de los visitantes.

El próximo objetivo de ambos equipos es arrancar de una vez por todas en el Campeonato Nacional de Liga de Segunda División, donde el Nàstic ya figura como colista y el Córdoba en puestos de descenso. Difíciles compromisos para ambos conjuntos: el Córdoba visitará al Málaga en La Rosaleda, el único equipo que ha conseguido el pleno de victorias en las cuatro jornadas que llevamos. El Nàstic, por su parte, recibe a Osasuna, un club maldito que no se olvida en el Nou Estadi por su victoria en los playoffs de la temporada 2015-16.

También te podría gustar...