Albacete Balompié 0 – 1 Nàstic de Tarragona: El Alba se estrella contra un muro

Fali desquició al Albacete. Imagen vía lfp.es

Fali desquició al Albacete. Imagen vía lfp.es

Nano Rivas sorprendió a todos con el ultradefensivo 5-3-2 que sacó esta mañana en el Carlos Belmonte. Sorprendió hasta al bueno de Enrique Martín, familiarizado con un esquema que utilizaba en su etapa en Osasuna y usa ahora también en el Albacete. Llámenle 5-3-2, 3-2-3-2, 3-5-2… lo cierto es que hoy el Nàstic venció 0-1 en Albacete despejando balones durante 45 minutos.

Mérito de Nano, que gustando más o menos ha demostrado saber cómo blindar a su equipo. Lo intentó de todas las maneras el conjunto manchego, que se estrellaba una y otra vez con Pleguezuelo, Arzo y Molina y que se encontraba con un seguro Dimitrievski las pocas veces que lograba superar el muro grana.

Pese al empuje de técnico, afición y jugadores, que lo dieron absolutamente todo, el Albacete fue incapaz de crearle ocasiones claras de gol a los tarraconenses, que lograron el tanto de la victoria en una contra propiciada por un robo de balón de Fali, el mejor jugador del partido, que definió Álvaro Vázquez tras un gran pase al espacio de Dumitru.

El 0-1 llegó al filo del descanso, en el 43’. Previamente vimos 42 minutos de juego trabado, en el que apenas se vieron acercamientos a las áreas. Mucha intensidad en ambos bandos, se notaba lo que se jugaban ambos conjuntos. Fali intimidaba en el centro del campo y Maikel Mesa y Javi Márquez se encargaban de trenzar las pocas combinaciones que disponían los granas en campo contrario.

Así llegó una de las dos únicas ocasiones medio claras de la primera parte antes del gol,  con un disparo de Javi Márquez desde fuera del área que se marchó fuera por poco en el 39’. Un minuto antes Dumitru tuvo la otra, marchándose su disparo rozando el palo. El partido llegaba el descanso con un Nàstic superior, mejor plantado sobre el césped manchego y con mucha más pegada que su rival.

El Belmonte apretó, pero el Alba fue incapaz de marcar

La segunda parte fue un monólogo local. De principio a fin los locales apretaron de lo lindo y obligaron a los tarraconenses a dar su mejor versión defensiva para no pasar apuros. La afición, alterada por la dureza de los jugadores granas, y Enrique Martín impulsaron a su equipo en un asedio que duró los 45 minutos. Solo en los últimos minutos, cuando la desesperación se apoderaba de los jugadores locales, el Nàstic pudo lanzar alguna contra y disponer incluso de alguna opción para sentenciar.

El mejor del partido fue Fali, que dominó él solo el centro del campo recuperando infinidad de balones, cortando contragolpes manchegos con inteligentes faltas e intimidando a Dani Rodríguez y Gorosito. El Alba lo intentó por bandas, pero también allí llegaba el pulmón valenciano.

Junto a Fali, volvió a rendir a buen nivel Pleguezuelo y debutó Arzo, que si las lesiones le respetan será titular indiscutible en este equipo. La presencia de los dos fichajes en el centro de la defensa benefició a Xavi Molina, que se vio más respaldado y logró ocultar algunas de sus carencias.

No fue hasta el descuento, de los pies de Aridane y Acuña –ambos salidos desde el banquillo- cuando los locales dispusieron de sus dos únicas ocasiones claras de gol, ambas fruto del cansancio y los nervios típicos de los minutos finales, que propiciaron sendos barullos dentro del área que a punto estuvieron de aprovechar los delanteros manchegos.

Hasta entonces, el Albacete, excesivamente vertical, llegaba y llegaba a la frontal del área del Nàstic y se estrellaba una y otra vez contra el muro grana, que se dedicó a despejar balones durante todo el segundo tiempo. Oficio puro y duro. El trabajo (el gol) ya estaba hecho y tocaba ratificarlo con oficio, garra y solidez defensiva. Y lo logró.

La victoria deja al Nàstic provisionalmente en duodécima posición, empatado a puntos con el Alba pero por delante gracias a su triunfo en el global del enfrentamiento directo (3-1 en la ida y 0-1 en la vuelta).

A pesar de ganar seis posiciones en la tabla, los granas continúan a tan solo tres puntos del descenso, con lo cual vuelve el ya conocido infierno de sentenciar en casa lo que se gana fuera. La próxima oportunidad será la semana que viene contra el Zaragoza, en un duelo contra un rival directo al que, a expensas de lo que haga esta tarde, supera en la tabla.

Ficha técnica

Albacete: Tomeu, Cifu, Herrero (Gafoor, 54’), Saveljich, Delgado, Morillas, De la Hoz (Aridane, 55’), Gorosito, Dani Rodríguez, Bela y Zozulya (Acuña, 58’)

Nàstic: Dimitrievski, Kakabadze, Pleguezuelo, Arzo, Molina, Abraham (Javi Jiménez, 64’), Fali, Javi Márquez (Tejera, 78’), Maikel Mesa, Dumitru (Tete Morente, 54’) y Álvaro Vázquez.

Goles: 0-1 Álvaro Vázquez, 43’.

Árbitro: Vicandi Garrido (Colegio Vasco). Amonestó a Zozulya (16’) y Saveljich (77’) por parte local y a Pleguezuelo (12’), Maikel Mesa (41’), Molina (77’), Fali (82’) y Tejera (90+3’) por parte visitante.

Incidencias: 6.509 espectadores en el Carlos Belmonte. Casi un centenar de aficionados del Nàstic acompañaron a su equipo hasta Albacete. Sin altercados entre aficiones.

También te podría gustar...