Willy, Amrabat y nueve más

No había que ser un gran adivino para pronosticar que Willy Caballero iba a ser otra vez el salvador del equipo en muchos de los partidos de esta temporada, pero para ganar, aparte de no recibir goles, tarea de la que se ocupa el cancerbero argentino, hay que atacar, y hasta que no llegó Nordin Amrabat en el mercado invernal, el Málaga estuvo falto de chispa en el ataque.

El holandés de nacimiento, pero marroquí de sentimiento, ha revolucionado el juego malaguista desde que llegó. El habilidoso extremo debutó ante el Sevilla en la agónica victoria de los de Schuster por 3-2, completando los 90 minutos en su estreno como malaguista, y dejando muy buenos detalles.

En el siguiente encuentro, a pesar de la derrota por 4-1 ante el Rayo, fue el mejor del equipo y asistió a Iakovenko para evitar perder el golaveraje con los madrileños. Los siguientes choques ante Real Sociedad, Almería y Valladolid no fueron muy productivos para el Málaga, pero en todos ellos Amrabat fue de los mejores del equipo.

El siguiente partido supuso la balsámica victoria en el feudo de Osasuna, y Amrabat fue el principal protagonista del encuentro, asistiendo a  Samuel en el 0-1 y anotando el definitivo 0-2, tras luchar como un jabato para recuperar un balón en ataque, hacer la pared con Santa Cruz y rematar desde la frontal ajustando el balón al palo.

En la derrota por la mínima ante el Real Madrid, volvió a ser el mejor de los blanquiazules y puso un nudo en la garganta de los merengues en más de una ocasión. En Vigo, aunque no participara de los goles malaguistas, anotados por Camacho, también fue de los mejores del encuentro que de nuevo suponía una victoria malagueña.

Ante el Espanyol no realizó, al igual que el resto de compañeros un gran encuentro, pero lo intentó hasta el último minuto, sumando tres improductivos lanzamientos a puerta. Y en el último encuentro, que supuso otra victoria fundamental para el Málaga, asistió a Juanmi y Darder en los dos goles malaguistas.

1 gol, 4 asistencias y mucho más

Pero cuando hablamos de la aportación del neerlandés no solo tenemos que quedarnos con los fríos guarismos, que le otorgan un gol y cuatro asistencias, sino en las tarjetas que ha provocado, en los centros que ha mandado al área, en los balones que ha robado… Tendríamos que poder cuantificar el revulsivo que ha supuesto para un conjunto que se mostraba romo en ataque y que ahora se contagia de las ganas del jugador propiedad del Galatasaray.

En la Secretaría técnica del Málaga no son ciegos, y ya han echado las redes en Turquía para asegurarse con su continuidad para las próximas campañas, pero, por desgracia, tampoco lo son el resto de ojeadores del fútbol español y europeo, y ahora Nordin tiene más novias que el guaperas de “El Príncipe”. Esperemos que desde el Málaga sepan enamorarlo y así poder disfrutar en La Rosaleda de un jugador que marca diferencias.

Carlos Manuel Jiménez

Trabajando en la Universidad de Málaga. Subdirector del desaparecido Diario de Málaga. Socio del Málaga en 3ª y en Champions.

También te podría gustar...