Roberto Rosales y su caída libre

vía ElDesmarque

Aterrizó en Málaga hace cuatro años, y lo hizo acompañado de unas altas expectativas. Roberto Rosales era un lateral derecho joven (llegó con 25 años) y prometedor. Sus acciones en la Eredivisie holandesa le habían valido su fichaje por el Málaga. Comenzó bien. En sus primeras intervenciones como blanquiazul, Rosales daba una impresión fantástica. Se había convertido en un carrilero rápido, con presencia en defensa y ataque y que además destacaba por la precisión de sus centros.

Fue un año, quizás dos, en los que no había queja alguna de Rosales. Parece que fue ayer cuando llegó, pero el venezolano lleva siendo de los jugadores que más minutos tiene en el Málaga desde hace 4 años. Justo el tiempo que jugó en el Twente, su exequipo. Y es que, al igual que el equipo en general, Rosales ha ido en decadencia desde su máximo nivel.

Hubo un momento en que incluso llamó la atención de uno de los dos equipos duopolistas de LaLiga. Desde ese momento, solo ha ido a peor. En la actualidad, la queja desde la grada es muy notable. Rosales no es incisivo, deja huecos en defensa y ha perdido mucha velocidad. No existe información oficial al respecto, pero todo indica que Rosales abandonará el club este verano, pase lo que pase de aquí a final de temporada.

Sin recambios en su posición

En la primera parte de curso, durante la era de Míchel, ni si quiera existió la posibilidad de cambiar al venezolano con asiduidad. Las lesiones de Miguel Torres y Ricca limitaron las opciones defensivas del exentrenador, que no pudo comprobar si el equipo funcionaba con otra pieza en lugar de la de nuestro protagonista. Ni siquiera la fortuna se ha puesto del lado del conjunto costasoleño.

Hoy, todo sigue igual, pero el abismo está cada vez más cerca, y los caminos del Málaga y de Rosales, más lejos.

David Caravaca

1º de Periodismo. Memoria, Compromiso y Fe.

También te podría gustar...