Numancia 1 – 1 Málaga: Tablas justas que ponen a cada uno en su sitio

Los numantinos, a doce puntos de la promoción y a nueve del descenso (lo que se dice, en tierra de nadie) recibían a un Málaga en crisis. Solo una victoria en los últimos siete encuentros para los del ya cuestionado Muñiz.

En los locales las novedades de Gutiérrez, Alejandro Sanz y Yeboah.

En los visitantes, la entrada de Mula, por la lesión de Ontiveros, y la de Seleznov por un Leschuk negado con el gol, aunque fundamental en el ataque blanquiazul. Además de la ausencia de Harper, que ni entró en la convocatoria.

A los ocho minutos Medina mandaba un tremendo chut a la base del palo de la meta malaguista. Y justo en el disparo se lesionaba el lateral, debiendo entrar Nacho en su lugar.

Ya hablando de lo futbolístico, de fútbol de ataque, muy poquito. En la primera media hora, aparte del disparo al palo, otro desviado de los locales y uno del Málaga que tan mal iba, que salió fuera del estadio.

El último cuarto de hora estuvo más animado, y ambos equipos se desmelenaron un poco. Fruto de ello llegó el gol soriano. David Rodríguez remataba al palo, pero el rechazo lo recogía Diamanka, que de cabeza inauguraba el marcador.

¿Qué iba a hacer el Málaga en la segunda mitad? Un equipo diseñado para ascender de modo directo que, con la momentánea derrota, decía adiós a los dos primeros puestos y empezaba a ver en peligro hasta su clasificación para los play off de ascenso.

De salida, Muñiz daba entrada a Leschuk e Iván Alejo por Mula y Keidi Bare, mientras que López Garai ponía en el verde a Valcarce, que sustituía a Ganea.

Y el encuentro cambió en la reanudación. El Málaga salió en tromba, y fruto de ello Ricca, al rematar un saque de esquina, ponía las tablas en el luminoso.

La tuvo David al filo del minuto 62, en el que remató solo, aunque muy centrado. Y es que el ataque malaguista propiciaba un fútbol de ida y vuelta muy atractivo para el espectador, pero muy peligroso para el orden defensivo.

López Garai gastaba muy pronto (minuto 65) los tres cambios, llamando a Higinio, que en su primer balón tuvo el 2-1 en un remate que salvó Munir con un paradón. La gaseosa malaguista empezaba a perder gas, y Muñiz se la jugaba poniendo en el campo a Hugo en el minuto 69.

Justo antes Adrián remató fuera cuando se cantaba el gol de la remontada, tras otro lanzamiento desde la esquina.

Como no hay dos sin tres, Villalba mandaba en el 81, de libre directo, otra vez el balón a la madera. Se volvía a salvar el Málaga.

Los de Muñiz veían volar los minutos, tratando de arreglar lo estropeado en la primera mitad, y los numantinos no eran capaces de matar a la contra. Y así acabó el choque, con un empate que sirve más a los de Soria, que siguen sin frío ni calor, que a los malagueños, que ven el ascenso directo como una quimera y deben preocuparse por que no bajar más allá del sexto puesto.

Ficha técnica:

C.D. Numancia: J. C. Sánchez, Medina (C) (Nacho, min. 12), Atienza, C. Gutiérrez, Ganea (Valcarce min. 46), Escassi, Diamanka, Kako (Higinio, min. 65), Y. Yeboah, F. Villalba, David.

Málaga C.F.: Munir; Iván Rodríguez, Luis Hernández, Pau Torres, F. Ricca (C), N’ Diaye, Keidi Bare (Leschuk, min. 46), Mula (Iván Alejo min. 46), Renato Santos, Adrián, Seleznov (Hugo, min. 69).

Goles: 1-0 Diamanka, min. 40; 1-1 Ricca, min. 49.

Árbitro: Sagués Oscoz, del Colegio Vasco de árbitros. Mostró tarjetas amarillas a los locales Nacho e Higinio, y a los visitantes Iván Rodríguez, Iván Alejo, Alfred N’Diaye y Pau Torres.

Carlos Manuel Jiménez

Trabajando en la Universidad de Málaga. Subdirector del desaparecido Diario de Málaga. Socio del Málaga en 3ª y en Champions.

También te podría gustar...