Málaga: La temporada 14/15 comenzó ayer

El domingo el Málaga sellaba su permanencia otro año más en la élite del fútbol español con un meritorio empate en casa del líder, un Atlético de Madrid que no pudo cantar el alirón gracias a la gran actuación de los de Schuster.

Y una vez logrado el objetivo mínimo que se había marcado este año el Club, la misión es planificar la próxima temporada aprendiendo de los errores cometidos, que este añoe  han tenido a los malaguistas sufriendo hasta la penúltima jornada.

Prioridad: El nuevo técnico

La primera cuestión, y la más importante, es la del técnico que se hará cargo del plantel el próximo curso futbolístico. Los resultados de Bernd Schuster no han sido del todo malos, pero su futuro está fuera de La Rosaleda. El míster venía precedido por su fama de técnico polémico, y a fe que ha demostrado con creces que el aura de controversia que le rodeaba era más que merecida.

Tras varios desencuentros con la grada que le cantó en diversas ocasiones el “Schuster vete ya”, se permitió provocarla, para más tarde negarlo cobardemente. Cuando la tranquilidad clasificatoria acalló las voces de los que criticaron su trabajo, propició polémicas con la plantilla, particularmente con los veteranos, y en los últimos días, además de asegurar que no seguirá: “Parece que me despido del Málaga”, se le ha relacionado con el Eintracht de Frankfurt.

Varios son los candidatos a sentarse en el banquillo malagueño, entre ellos Pepe Mel, que ayer se desvinculó del West Bromwich Albion, Paco Jémez, Quique Sánchez Flores o el mismísimo Tata Martino.

La Secretaría Técnica trabaja a toda máquina

Pero aunque aún no se haya decidido quién pilotará la nave malaguista el año que viene, Mario Husillos ya ha ido adelantando trabajo. A las renovaciones de Camacho y Eliseu se han sumado las incorporaciones (aún no hechas oficiales por el Club) de Boka y Rosales.

Con la amenaza que supone saber que pueden ser bajas jugadores importantes como Gámez o Caballero, el equipo debe reforzarse, incorporando elementos en varias demarcaciones. Tras los problemas por lesiones de Weligton, ya con 35 años la próxima temporada, y las prolongadas bajas por lesión de Flavio, Gámez, Sergio Sánchez o Eliseu, además del irregular rendimiento de Angeleri, es imprescindible la llegada de, al menos, un central.

A la espera de que Amrabat prolongue su cesión otro año más, será necesario apuntalar las bandas, ya que parece improbable que Iakovenko se quede, y Duda cumplirá el próximo mes los 34 años. En este sentido, hemos podido saber que se ha contactado con el representante de Álvaro Cejudo (acaba contrato), y se está pendiente del futuro de Osasuna, que puede intentar retener al de Puente Genil, si logra eludir el descenso.

En previsión de una posible marcha de Camacho, también se estudia “pescar” en el descendido Betis, siendo el chileno Lolo Reyes y el senegalés N’Diaye los preferidos para el centro del campo.

Y para reforzar la delantera son varias las opciones que se estudian. Si bien Rubén Castro sonó con fuerza, los 33 años que cumplirá el mes que viene y su alto caché dificultan su llegada, y se han producido conversaciones con Horacio Gaggioli, representante de Jordi Gómez (en la foto), otro que queda libre el 30 de junio.

Carlos Manuel Jiménez

Trabajando en la Universidad de Málaga. Subdirector del desaparecido Diario de Málaga. Socio del Málaga en 3ª y en Champions.

También te podría gustar...