Málaga: El uno a uno de la temporada 2015/2016 (Portería y defensa)

Acabó la temporada, y aunque la actualidad nos atropella con las noticias de la recompra de los derechos de Ignacio Camacho o la más que posible salida de Javi Gracia, es hora de dar puntuaciones al rendimiento de todos los integrantes de la plantilla. Hoy comenzamos con los porteros y defensas.

Guillermo Ochoa: Tras estar el año pasado prácticamente en blanco (solo disputó seis encuentros de Copa), este se le presentaba igual, pero la lesión de Kameni permitió que disputara los once últimos encuentros del campeonato, y lo cierto es que lo hizo a un gran nivel, demostrando que el Málaga tiene una de las mejores parejas de guardametas del campeonato.

Carlos Kameni: Titular indiscutible con Javi Gracia, una lesión en la rodilla le apartó de la portería. Hasta ese momento rindió a gran nivel, aunque la buena labor de Ochoa no hizo necesaria su vuelta a la titularidad. Si el año que viene siguen los dos, el míster no lo va a tener fácil para elegir.

Raúl Albentosa: El de Alzira comenzaba el curso como uno de los fichajes estrella del equipo, aunque Angeleri le robaba la plaza de central titular. Tras la marcha del argentino en el mercado de invierno, volvió a los onces iniciales, pero su rendimiento no ha acabado de llenar a la afición que esperaba bastante más de él.

Weligton: A pesar de sus 36 años sigue siendo el líder de la defensa blanquiazul. Sabe esconder sus lógicas limitaciones físicas con su saber hacer y su experiencia. Desde luego que su rendimiento ha sido superior al esperado, y amenaza con regalarnos otra buena temporada el próximo año.

Cifu: Llegó en el mercado de invierno y no ha disputado ni un minuto. Llamativo, ya que en ocasiones Gracia ha tenido que hacer “encaje de bolillos” para alinear una defensa competitiva debido a las lesiones y sanciones.

Rosales: El Venezolano siempre ha sido uno de los fijos del equipo, y de los jugadores de campo con más minutos en Liga. Solo una lesión y una injusta amonestación le han impedido hacer pleno de minutos. Este año volverá a estar en todos las quinielas como posible traspaso.

Arthur Boka: Comenzó el año alternando actuaciones con Miguel Torres, para acabar en el ostracismo tras la llegada de Ricca. Aunque siempre incordiaba cuando se sumaba al ataque, su fragilidad defensiva le ha costado desaparecer de las convocatorias. Acaba contrato y no seguirá en el equipo.

Foto vía malagacf.com

Foto vía malagacf.com

Federico Ricca: Llegó como una apuesta de futuro, pero en la recta final del campeonato se hizo con un puesto de titular. Ha dejado muy buen sabor de boca, aplicándose en defensa y ofreciendo bastante en ataque, sumando una asistencia y un gol. Si continúa con su progresión puede ser un gran jugador.

Miguel Torres: El madrileño no es un jugador que destaque por tener grandes actuaciones, pero siempre cumple. Además tiene en la polivalencia su mayor virtud, y ha actuado como central y como lateral en ambas bandas. Se ha convertido en el primer recambio en defensa cuando alguien ha causado baja.

Egor Filipenko: El de Minsk nunca ha contado con la confianza de Gracia, que solo ha recurrido a él cuando no ha tenido más remedio. A pesar de ser un poco torpón con el balón en los pies, su rendimiento en los pocos minutos que ha jugado, no ha sido muy inferior al de Albentosa, e incluso ha actuado como pivote defensivo en alguna ocasión.

 

Carlos Manuel Jiménez

Trabajando en la Universidad de Málaga. Subdirector del desaparecido Diario de Málaga. Socio del Málaga en 3ª y en Champions.

También te podría gustar...