Málaga C.F.: Los cedidos en el punto de mira

La política de fichajes del pasado año no fue desde luego la más idónea, y a causa de ello hubo que reforzar el equipo en el mercado de invierno con incorporaciones de más nivel.

No escapa a nadie que la apuesta que se realizó al planificar la plantilla hace ahora un año, no ha dado los frutos esperados. Desde el Club se pensó que la solución, ante los problemas de tesorería de la entidad, era traer a jugadores jóvenes y baratos que pudieran darse a conocer en el Málaga y revalorizarse, amén de aportar futbolísticamente al equipo.

Fueron muchos y muy importantes los jugadores que causaron baja, aún nos acordamos de estrellas como Isco, Toulalan, Joaquín, Saviola, Baptista, Iturra, Demichelis… y los que llegaron respondían a un perfil mucho más bajo, amén de ser muchos de ellos ajenos a las condiciones de la competición, no ya española, sino europea.

Solo Tissone había jugado en la Liga española; Flavio y El Hamdaoui tenían experiencia  en otras ligas europeas, aunque el primero de ellos en una liga menor, como la portuguesa. Las apuestas arriesgadas eran las de Pawlowski, Bobley Anderson y Chen, procedentes de ligas de un bajísimo nivel como Polonia, Marruecos y Panamá, respectivamente.

Anderson y Chen, ante la falta de minutos, tuvieron que marcharse cedidos, y si en el Málaga de la Primera división española no tenían sitio, ha resultado sorprendente que incluso hayan jugado menos en el hasta hace poco desconocido Zulte Waregem de la Liga belga. Tanto es así que Anderson disputó en el Málaga 252 minutos repartidos en ocho encuentros, y en Bélgica sólo ha jugado 238 en la mitad de encuentros. Y peores son las estadísticas de Roberto Chen. Con el Málaga jugó 180 minutos en dos encuentros, mientras que en el Zulte sólo ha disputado 61 minutos en un par de partidos y ni siquiera ha entrado en las últimas once convocatorias.

Como dato curioso reseñaremos que Fabrice Olinga, que fuera vendido al Apollon Limasol y cedido a los belgas disputó con el Málaga más de 500 minutos, y con su actual equipo solo ha jugado 135. No deja de ser sorprendente que todos ellos jueguen menos en la Liga belga que en la española.

Y Pawlowski, que  ha permanecido en el Málaga no ha corrido mejor suerte, solo 236 minutos jugados y fuera de las convocatorias en 18 de los últimos 20 encuentros. Se da la curiosa circunstancia de que el polaco está cedido, y a pesar de su poca participación se quiere renovar la cesión.

También se encuentran cedidos varios elementos con ficha en el filial, como Pol Freixanet, ahora en el Oviedo, que lleva tres encuentros en el banquillo. Iván Márquez en la U.D. San Pedro de 3ª división, Juanjo Serrano en el filial del Lleida (preferente juvenil) y Cala en el Fuenlabrada (2ªB).

El único jugador que está aprovechando la cesión es el malagueño Recio, que se ha erigido en titular indiscutible en el Granada de Lucas Alcaraz, llegando a ser en más de una ocasión el mejor de su equipo. Tras la renovación de Camacho, la esperada recuperación de Tissone y la eclosión de Sergi Darder, no está claro si su futuro pasa por un retorno al Málaga o por una salida definitiva.

También habrá que esperar por si finalmente el filial logra el ascenso de categoría, lo que supondría tener un mejor entorno para que las jóvenes promesas pudieran progresar y no fuera necesario que “emigraran” a otros conjuntos.

Por último habrá que estudiar los casos de Juanmi y Rescaldani, y saber si Schuster (si definitivamente se queda) cuenta con ellos, o prefiere que se fogueen en otros equipos donde puedan disputar más minutos.

Carlos Manuel Jiménez

Trabajando en la Universidad de Málaga. Subdirector del desaparecido Diario de Málaga. Socio del Málaga en 3ª y en Champions.

También te podría gustar...