Málaga 1 – 2 Real Madrid: Otro paso hacia segunda ante un Madrid en el que solo brilló Isco

Foto vía laliga.es

Se jugaba el Málaga su orgullo y poco más, aparte de la obligación de rendir como profesionales y de no hacer el ridículo delante de la afición que se deja una parte de su sueldo para pagarles.

¿Lo lograron? A medias. A la vista del resultado final se podría pensar que se vio en La Rosaleda un partido entretenido en el que hasta el final los locales tuvieron opciones de sacar algo positivo. Pero nada más lejos de la realidad.

La verdad es que el Málaga fue un juguete en manos de un Madrid plagado de suplentes en el que Isco puso la magia. No llegaron más goles merengues porque Zidane se empeña a jugar con diez, y es que Benzema fue el mejor defensa del Málaga.

Aparte del gol y la asistencia del malagueño, los blancos tampoco hicieron gran cosa. Eso sí, De Burgos Bengoetxea se encargó de que todos sobre el campo tuvieran claro quién era el equipo rico. Cuatro amonestaciones para un Málaga muy blandito y ninguna para un Madrid que, si bien no “rascó”, protestó lo que quiso con la aquiescencia del colegiado.

En el cuadro local poquito que destacar. El debut de Iván Rodríguez, que se llevó una injusta tarjeta del colegiado vasco; la buena actuación (gol incluido) de Rolan; un par de destellos de Lestienne, al que José González se empeña en dar poquísimos minutos…

En el lado negativo, la debilidad defensiva en ambas bandas, la incapacidad de Rosales de centrar en condiciones, el “quiero y no puedo” de Ideye o la desidia e inoperancia de Alberto Bueno, por no hacer más sangre.

José González, sorprendió a todos, dando la titularidad a Ideye, que defraudó, mientras que no convocaba a Success, que hasta ahora había sido santo de su devoción. Tampoco daba ni un minuto a En-Nesyri, que si bien es poco resolutivo, al menos se deja la piel sobre el césped.

El invento del gaditano tampoco salió bien. El Málaga fue romo en ataque y muy débil en defensa, y solo sobrevivió por la poca ambición madridista.

El Madrid marcó a la media hora con golazo de falta del recordado Isco (que pidió perdón) y a la hora de juego con gol de Casemiro, tras asistencia del malagueño. El gol local premió en el minuto noventa y tres al mejor malaguista: Rolan. Ya no había tiempo para más.

El fatídico día del descenso se acerca, y si el próximo jueves frente al Levante se pierde, se consumará la tragedia. Y si no, será la siguiente semana. En Málaga ya casi se desea que acabe la agonía y que la bajada al infierno sea un hecho para, al menos, empezar a pensar en el ascenso del próximo año.

Málaga CF: Roberto; Ricca, Miquel (Iván Rodríguez), Miguel Torres, Rosales; ‘Chory’ Castro, Iturra, Lacen (Lacen min. 53), Adrián, Rolan; Ideye (Lestienne min. 78).

Real Madrid: Navas; Vallejo, Ramos, Theo Hernández, Carvajal; Asensio (Ceballos min. 66), Casemiro, Kovacic, Isco (Mayoral min. 72), Lucas; Benzema.

Goles: 0-1 Isco min. 29; 0-2 Casemiro (Isco) min. 63; 1-2 Rolan (Ricca).

Árbitro: De Burgos Bengoetxea, del Colegio de árbitros del País Vasco, que mostró cuatro tarjetas amarillas a los locales Ricca, Iturra, Iván Rodríguez y Rosales y ninguna a los visitantes.

Carlos Manuel Jiménez

Trabajando en la Universidad de Málaga. Subdirector del desaparecido Diario de Málaga. Socio del Málaga en 3ª y en Champions.

También te podría gustar...