¿Está sufriendo Gracia un “ataque de entrenador”?

Casi todos los entrenadores han sufrido alguna vez este mal. De repente, y aunque todos los aficionados estén de acuerdo en que tal o cual jugador no está rindiendo bien, el entrenador se empeña en colocarlo como titular, o por el contrario, decide dar banquillazo al que mejor está rindiendo.

De todos es conocida la gran labor de Javi Gracia la pasada temporada, a pesar de un mal final de Liga, el equipo hizo disfrutar a la afición y se cosecharon buenos resultados con un juego atractivo. Sin embargo, este año ni lo uno ni lo otro llega. Al juego insulso y sin mordiente del equipo hay que añadir la falta de resultados, que nos colocan al límite del abismo de los puestos de descenso.

Este año hay varios casos en los que parece que, como en el chiste, toda la afición va con el paso cambiado, excepto el míster. Dos de los jugadores más utilizados esta temporada no están rindiendo al nivel deseable, y pese a ello, Gracia insiste en utilizarlos como titulares. Son Duda y Horta.

Los dos casos son motivo de discusión por parte de la afición que, en su mayoría, opina que el veterano Duda no está a sus 35 años para ser el que tire del carro. Ya la pasada temporada no completó los 90 minutos de ningún encuentro, y quizás su jerarquía debiera utilizarse para que fuera un jefe en el vestuario y para esos minutos en los que hace falta sobre el campo un jugador con experiencia.

El caso de Horta es diferente. Gracia, y también los malaguistas, esperábamos que éste fuera el año de su eclosión, y era lógico que el míster le diera galones de titular en los primeros encuentros, pero ante su falta de acierto y su pobre rendimiento, asombra que siga ocupando un lugar en las alineaciones malaguistas, ya que no se está ganando el puesto, y desaprovecha, una tras otra, las oportunidades de que disfruta.

Por el contrario, todos estamos con ganas de ver qué puede ofrecer un Tighadouini con continuidad en el equipo. De momento ha podido disputar pocos minutos, y casi siempre saliendo en las rectas finales de los encuentros. Pero incluso así, su rendimiento ha sido superior al de otros compañeros que sí disfrutan de la titularidad.

El último caso digno de mención es el de Espinho. Inédito con el Málaga, sorprende que, a pesar de las bajas, no haya disputado ni un minuto. ¿Nos quedaremos con las ganas de verle jugar? En pretemporada lo hizo, y hasta llegó a anotar un gol. Ahora mismo parece un firme candidato a salir en el mercado de invierno.

Esto no para, y el siguente vagón en llegar es del Deportivo de la Coruña, un conjunto que está rindiendo a un gran nivel, y en el que destaca alguien que, curiosamente, también sufrió los banquillazos de Gracia: Luis Alberto, que ha declarado que lo pasó mal en Málaga y que espera tener un partido redondo.

 

Carlos Manuel Jiménez

Trabajando en la Universidad de Málaga. Subdirector del desaparecido Diario de Málaga. Socio del Málaga en 3ª y en Champions.

También te podría gustar...