El Málaga vuelve de Alemania con las maletas cargadas de ilusión

Tras la gira australiana del Málaga, los más pesimistas esperaban con recelo los duelos que nos iban a enfrentar en la Schalke04 Cup a equipos de un nivel muy superior. Si el contundente 5-1 al Adelaida dejaba buen sabor de boca, el 1-1 ante el modesto Perth Glory alimentaba las dudas de más de un malaguista.

Los dos encuentros ante sendas escuadras de la Premier, han elevado la autoestima de los blanquiazules, de modo que ahora el sentimiento que reina entre la hinchada malaguista es el de orgullo e ilusión. Una ilusión tan intensa como controlada, ya que siempre hay que tener en cuenta que en pretemporada no todo lo que reluce es oro. Y una ilusión que no queremos que se desboque, porque ya son muchos los varapalos que los hinchas del Málaga nos hemos llevado en los últimos años.

Son muchos los motivos que nos llevan a este estado de esperanza. Por un lado, y como ya se ha comentado, el hecho de que los rivales a los que se ha enfrentado el Málaga en Alemania son de mucha mayor entidad que los australianos, además de la circunstancia de que el equipo de Gracia no ha podido prepararse adecuadamente, mientras que sus rivales ya estaban más rodados. A pesar de todo esto, los blanquiazules han superado con claridad a sus rivales, desplegando un juego atractivo, y tomando, sin complejos, el mando en ambos encuentros.

Otro motivo que alimenta el sueño malaguista surge si tenemos en cuenta que en ambos choques los once del Málaga han sido diferentes, y que no se ha notado mucho el cambio de hombres. Ahora mismo, y ante el buen rendimiento de todos los que han participado, sería muy aventurado arriesgarse con un once que debute en la primera jornada ante el Athletic Club.

Este torneo era también una oportunidad de ver en acción a las nuevas incorporaciones malaguistas, y lo cierto es que también han dejado detalles que nos hacen soñar, al menos, pensar en una temporada en la que no estemos todo el año haciendo cuentas para ver cuántos puntos necesitamos para eludir el descenso.

Los nuevos laterales Boka y Rosales han mostrado destellos de calidad, sobre todo el africano, ya que a Rosales, que ha cumplido a la perfección, se le ha notado algo menos suelto en sus incorporaciones al ataque. También hay que tener en cuenta que Gámez ha rendido a un gran nivel.

En el centro del campo, Recio ha rendido siempre que ha jugado como centrocampista creador, ya que cuando Gracia le ha colocado como sustituto de Camacho ha demostrado que la destrucción del juego rival no es su cualidad más destacada. Luis Alberto ha demostrado gran desenvolura y muchas ganas de justificar por qué el Liverpool desembolsó 8 millones por él.

Ricardo Horta ha sido una grata sorpresa, y un jugador que, si nada se tuerce, puede alcanzar en pocos años la categoría de crack. Tiene mucho fútbol y mucho gol en sus botas. Juanpi ha participado también, aunque en menor medida, y ha dejado pinceladas de que puede ser importante para el equipo en el futuro, pero ha sido Samu Castillejo el que parece haber roto definitivamente, y se ha ganado un puesto en la primera plantilla para el próximo curso futbolístico.

Castillejo ha derrochado desparpajo y buen juego, desborde, pase y gol. Y eso con solo 19 añitos. Si Gracia confía en él parece ser una apuesta segura para el futuro malaguista, que a día de hoy se ve mucho más brillante que hace un par de meses.

Y todo ello sin contar aún con la presencia de Ochoa en la portería, que debe suponer un plus de seguridad en la zaga del Málaga.

Carlos Manuel Jiménez

Trabajando en la Universidad de Málaga. Subdirector del desaparecido Diario de Málaga. Socio del Málaga en 3ª y en Champions.

También te podría gustar...