El Málaga recupera efectivos

Tras la mala imagen que el equipo ofreció en el estadio de Vallecas, varios jugadores quedaron señalados como culpables del desastre que nos llevó a llegar al descanso perdiendo por 3-0 y jugando con un hombre menos en un campo que parecía, a priori, propicio para puntuar como visitante.

Sobre todo fue Sergio Sánchez el que se llevó la mayor parte de las críticas. Lastrado por una tarjeta amarilla recibida cuando sólo se habían disputado cuatro minutos de encuentro, y expulsado justo antes del descanso a causa del penalti que sólo vio Mateu Lahoz.

Desde luego es innegable que el defensa catalán despierta tanto amores como odios en el seno de la hinchada malaguista. Hecho al que contribuyen sus frecuentes, y no siempre afortunadas, apariciones en las redes sociales.

Tampoco salió bien parado Angeleri, que actuó primero en la banda derecha supliendo al lesionado Gámez, y más tarde como central, tras la citada expulsión de Sánchez. El argentino ha pasado de recordarnos al mejor Demichelis que siempre acudía con velocidad al corte, a estar muy cuestionado por la grada.

Antunes tampoco es a día de hoy el jugador rápido y ofensivo, además de seguro en defensa, de principio de temporada. Si bien es cierto que no ha perdido su vocación atacante, se le nota falto de velocidad y “fuelle” a la hora de recuperar su sitio en la zaga, y por su banda nacen, muy a menudo las ocasiones de peligro de los rivales.

Preocupados por las bajas que tanto se notaron el sábado frente al Rayo, recibimos con alivio las noticias que dan cuenta de la paulatina recuperación de efectivos para la causa. Si el lunes se integraba en el grupo Tissone, un hombre sin recambio en la primera plantilla, ayer fue Weligton el que volvió a entrenarse con cierta normalidad.

El Hamdaoui, que arrastraba algunas molestias, y finalmente no disputó ningún minuto en Madrid (Schuster no quiso arriesgar en un partido que ya estaba sentenciado), debería estar a un buen nivel para la próxima cita liguera, y su compañero de ataque, Santa Cruz, poco a poco vuelve a tocar balón.

Más difícil lo tienen Duda y Eliseu, que sólo se ejercitaron en el gimnasio, y lo que es más preocupante, Jesús Gámez, quien tampoco saltó al césped.

En el caso de los dos extremos portugueses, la llegada de varios refuerzos invernales en esas posiciones deja sus huecos muy bien cubiertos, pero para reemplazar al fuengiroleño las opciones son el cuestionado Angeleri o Casado, que tras su larga inactividad, aún necesita tiempo para coger el ritmo de competición necesario.

De todos modos, el hecho de que el choque contra la Real Sociedad se celebre el lunes, con las cámaras de Cuatro como testigo, da más opciones a que alguno de los tocados llegue a tiempo para su disputa, y quizás en estos cinco día podamos dar nuevas noticias positivas a nuestros lectores.

Amistoso frente al Dinamo de Kiev

Esta tarde a las 6 el Málaga, tal como ya hiciera frente al Servette suizo, disputará un encuentro amistoso, de nuevo sin que los aficionados puedan asistir. El rival de turno será el ucraniano Dinamo de Kiev, que será el equipo que se enfrente al Valencia en la próxima jornada de la Europa League.

Se espera que el choque sirva para ver las primeras evoluciones del ariete argentino Rescaldani, así como para dar minutos a los menos habituales y a los que necesitan, como Casado o El Hamdaoui recuperar ritmo de competición.

Carlos Manuel Jiménez

Trabajando en la Universidad de Málaga. Subdirector del desaparecido Diario de Málaga. Socio del Málaga en 3ª y en Champions.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *