Casado viaja a Mónaco para hacer caja

La visita de Vicente Casado a Mónaco ha dejado a muchos descolocados. Según casi todos, la venta de Wilfredo Caballero al Mónaco es el motivo de este viaje, pero sorprende que sea el club vendedor el que se desplace a visitar al comprador. Mucho más, cuando se conoce el interés de otros equipos de primera fila mundial, como Arsenal o Manchester City por hacerse con los servicios del único “crack” que actualmente milita en el Málaga.

Si el viaje de Casado a tierras monegascas solo está motivado por el próximo cierre de la venta del cancerbero, hablaría bastante mal de las formas de unos negociadores que darían la impresión de estar como “locos” por vender, y que lógicamente depreciaría el valor del argentino. Ya la pasada campaña recibieron muchas críticas por haberse desprendido de grandes jugadores a unos precios bastante asequibles para los compradores.

La esperanza que queda a los malaguistas es que tras este viaje se esconda la posibilidad de que alguno de los jugadores ahora bajo la disciplina del equipo del principado recale en el de La Rosaleda.

Los jugadores que militan en el Mónaco y podrían interesar al Málaga no son muchos, entre otras cosas, porque la situación económica actual del equipo que milita en la Ligue 1 hace que las fichas de sus jugadores se escapen del presupuesto, ahora austero, del Málaga C.F.

Destaca entre los de Jean Petit el portero Sergio Romero, suplente en su equipo, y sin embargo, titular en la Selección Argentina. Romero será seguramente vendido, pero nunca sería una opción para el Málaga. De todos modos, es curioso comprobar que en la nómina de porteros del Mónaco figuran hasta seis elementos: el citado Romero, el titular Subasic, los veteranos Chabbert (36) y Flavio Roma (40) y los jóvenes Caillard (20) y Maraval (20).

En la defensa del Mónaco destacan los conocidos Abidal o Carvalho, aunque la única opción para el Málaga sería la del veterano central alemán Andreas Wolf (32). En el centro del campo los monegascos pretenden ceder al joven centrocampista defensivo Jessy Pi (20).

Una buena opción sería el extremo belga-marroquí Nabil Dirar (28) que costó 3’5 millones al Mónaco y ha tenido muy poca participación. Sería una solución si al final se tuercen las negociaciones para la continuidad de Amrabat.

Además de Dirar, otros dos jugadores de ataque podrían ser grandes opciones: Barazite (24) y Martial (18). Nacer Barazite comparte, como Amrabat o El Hamdaoui las nacionalidades marroquí y holandesa, y podría ser incluido como parte del pago por Caballero.

El jovencísimo Anthony Martial podría llegar, pero solo en calidad de cedido. El francés, nacido en la isla de Guadalupe es una de las grandes esperanzas de futuro de los galos, y en Mónaco verían con buenos ojos un préstamo a coste cero con tal de que acumulara minutos en una competición de primer nivel.

La última opción para el ataque malaguista sería la llegada del ariete Valère Germain (24). El francés ha tenido bastante protagonismo en el Mónaco, habiendo marcado 5 tantos y regalado dos pases de gol. Actualmente su valor estaría próximo a los 3 millones de euros, por lo que podría abaratar la llegada de Willy al equipo de los Grimaldi.

Las negociaciones están abiertas, y quizás antes de que acabe este mes pudiera haber novedades. En cualquier caso, las relaciones entre ambos clubes son muy cordiales, solo hay que recordar el pasado acuerdo por el recordado Jérémy Toulalan.

Carlos Manuel Jiménez

Trabajando en la Universidad de Málaga. Subdirector del desaparecido Diario de Málaga. Socio del Málaga en 3ª y en Champions.

También te podría gustar...