Barcelona 0 – 0 Málaga: El Barcelona se rinde ante Kameni

El encuentro comenzaba con el guion habitual: un Barcelona que acosaba al Málaga y un equipo visitante que intentaba mantener la seriedad en defensa y que no era capaz de dar dos pases seguidos.

La única opción malagueña era que Sandro aprovechara algún balón suelto, y el delantero exazulgrana lo intentó en un par de ocasiones en la primera mitad, pero ambas muy desasistido y forzado, a pesar de lo cual, fue capaz de poner en aprietos a Ter Stegen.

Los locales se volcaban en ataque y Kameni tuvo que salvar el gol blaugrana con dos intervenciones de inmenso mérito. La primera ante un disparo a bocajarro de Piqué, que remató un balón rechazado en el área pequeña, y la segunda, en un disparo de Rafinha tras una jugada muy bien trenzada por los de Luis Enrique.

De Burgos Bengoechea señalaba el camino a los vestuarios tras los primeros cuarenta y cinco minutos en los que el Barcelona dominó mucho, con una posesión cercana la ochenta por ciento, pero que no supo traducir en goles.

De cara a la segunda mitad la consigna de Juande era clara. Repetir lo hecho en la primera. Confiar en Kameni y rezar para que Sandro pudiera aprovechar algún balón enviado en largo por alguno de sus compañeros.

Y solo una opción tuvo el Málaga en la segunda mitad, pero fue en las botas de Juankar, que tras un magistral pase de Juanpi dribló al meta azulgrana para luego enviar, ya muy forzado, y a puerta vacía, el balón fuera.

El Barcelona seguía con su labor de acoso y derribo, pero visto que no era capaz de generar siquiera ocasiones de peligro, De Burgos Bengoechea decidió ser severo con el débil, y expulsó con roja directa a Llorente en una acción en la que el central intentó llegar al balón, aunque midiera mal.

Ya con diez hombres sobre el campo la misión era aún más heroica. A ver quién aguantaba al todopoderoso Barça. Corría el minuto setenta y las piernas de los malaguistas empezaban a pesar.

Los de Luis Enrique tocaron arrebato, y el ataque sobre la meta de Kameni fue feroz, así que el camerunés se vio obligado a dejar varias paradas para el recuerdo. En el Málaga debutaba Muñoz, y más tarde entraba En-Nesyri por un fundido Sandro.

El acoso era terrible, y los de Juande achicaban balones como podían. El colegiado añadía cuatro minutos, que acabaron siendo casi ocho. El gol del Barcelona podía llegar en cualquier momento.

En otra vuelta de tuerca, el colegiado dejó al Málaga con solo nueve hombres, tras expulsar a Juankar, por protestar, y al cabo, lo que llegó fue el pitido final de un encuentro que supone una nueva gesta de un Málaga que, si en millones no puede competir con el Barcelona, siempre le pone muy difíciles las cosas a un equipo que durante toda la semana ninguneó a su rival de hoy y que ve cómo se escapan dos puntos con los que ya contaba.

Kameni fue el héroe del partido. El camerunés acudía como el último portero que salió imbatido de este estadio, y hoy a vuelto a repetir la hazaña.

Ficha técnica:

F.C. Barcelona: Ter Stegen; Digne (’61 Jordi Alba), Sergi Roberto, Piqué, Mascherano; Denis Suárez (67’ André Gomez), Busquets, Rafinha (’76 Rakitic), Turán; Neymar, Alcácer.

Málaga C.F.: Kameni; Llorente, Miguel Torres, Mikel Villanueva, Ricca; Fornals (’94 Duda), Juanpi, Juankar, Ontiveros (69 Muñoz); Sandro (80 En-Nesyri).

Árbitro: De Burgos Bengoechea, no mostró ninguna tarjeta a los locales y amarillas a los visitantes Ricca, y Ontiveros y Roja directa a Llorente y Juankar.

Carlos Manuel Jiménez

Trabajando en la Universidad de Málaga. Subdirector del desaparecido Diario de Málaga. Socio del Málaga en 3ª y en Champions.

También te podría gustar...