Lugo 1 – 2 Sporting: El Anxo Carro grita «Puxa Asturies»

El Anxo Carro fue más rojiblanco que nunca, y no solo gracias al Lugo. El desplazamiento masivo de aficionados asturianos convirtió el coliseo lucense en un mini Molinón donde el Sporting salió victorioso. Si para ascender hay que aprender a sufrir, los chicos de Abelardo han hecho esta tarde un máster a orillas del Miño.

Lo pasó muy mal el Sporting en la recta final del encuentro, pese a que comenzó tres marchas por encima. El Girona había ganado y el ambiente, aun siendo visitantes, jugaba a favor de los gijoneses. En el minuto 25, los asaltantes del Anxo Carro ya habían celebrado dos goles. Los firmó Guerrero con un par de definiciones idénticas, en ambas solamente tuvo que empujar la pelota. En el 0 – 1 se aprovechó de un gran servicio de Jony, autor de una espectacular internada por banda derecha. Más tarde, enviaría el balón a la red después de centrar Menéndez y asistir de cabeza de Bernardo.

El marcador a la media hora reflejaba por sí mismo lo que se veía en el terreno de juego. Un Mercedes contra un Marussia. El Sporting, superior, muy metido y sometiendo al Lugo a una presión asfixiante. Los de Quique Setién querían reaccionar, pero eran incapaces ante el vendaval de fútbol asturiano. Pita tuvo la más clara. Su intento de gol del año desde el centro del campo se marchó a escasos centímetros del larguero. Muy activo también Toni, que probó, sin éxito, en varias ocasiones a Cuéllar.

La ‘mareona’ disfrutaba del marcador al descanso, inconscientes de que en la segunda parte habría intercambio de papeles. El Lugo se estiró, acaparó el balón y encerró al Sporting. Fueron muchas las llegadas lucenses y demasiadas las veces que los defensas alineados por Abelardo tuvieron que trabajar o encomendarse a su portero. Cuéllar fue el héroe para los suyos a los veinte minutos de la reanudación. Luis Hernández cometió un penalti tan absurdo como claro sobre Caballero, pero el guardameta extremeño detuvo el inocente y flojo disparo del especialista Manu, otrora infalible desde los once metros.

De esa acción se acordaron los locales al final, porque el gol se dignó a aparecer. Toni puso un centro en el área y el cuero le cayó franco a Caballero, que no se anduvo con rodeos. El argentino definió con potencia y evitó que Cuéllar pudiese al menos reaccionar. La emoción estaba servida.

Los últimos 10+3 minutos de partido se resumen en los despejes constantes de la defensa del Sporting y el acoso y derribo del Lugo en busca de un empate que no llegó. El conjunto de Abelardo dejó de atacar y se mimetizó en un frontón contra el que rebotaban los miles de balones enviados por los lucenses. La tensión era alta y por eso el Sporting celebró con rabia el pitido final, que hizo fructífero el éxodo asturiano. Mientras, el Lugo mantiene su mala racha, cinco partidos ya sin ganar, la cual le impide certificar la salvación matemática.

Ficha técnica:

Lugo: José Juan; Diego Seoane, Israel Puerto, Víctor Marco, Manu; Pita (David López, 65′), Seoane; Iriome (David Ferreiro, 76′), Álvaro Peña (Luis Fernández, 76′), Toni; y Caballero.

Sporting: Cuéllar; Luis Hernández, Jorge Meré, Bernardo, Menéndez; Sergio Álvarez, Nacho Cases; Jony (Pablo Pérez, 70′), Isma López, Hugo Fraile (Mandi, 83′); y Guerrero (Carlos Castro, 79′).

Goles: 0 – 1, 9′: Guerrero. 0 – 2, 23′: Guerrero. 1 – 2, 79′: Caballero.

Árbitro: Ocón Arráiz (colegio riojano). Amonestaciones a Manu por el Lugo; a Nacho Cases, Jony, Sergio Álvarez, Menéndez y Luis Hernández por el Sporting.

Miguel Piñeiro

Adicto al fútbol en sus tres estados: verlo, jugarlo y contarlo. Deporte y periodismo, mezclados pero no agitados.

También te podría gustar...