Anduva, territorio romántico y maldito para el Lugo

Si observamos el mapa futbolístico de España, hallaremos algunos pequeños rincones en los que el deporte rey todavía es romántico. Sitios alejados de grandes focos mediáticos donde los jugadores escuchan las palabras del público cuando van a sacar de banda o a chutar un córner y donde hay que luchar contra el barro y el agua en invierno. Eibar se lleva el premio en Primera. Eso es así. En Segunda, una gran candidata sería Miranda de Ebro.

El Mirandés es un club que ha optado por darle plenos poderes a su técnico, el vasco Carlos Terrazas. Un entrenador que hace a la vez de director deportivo, cargos que ya había compaginado en el Guadalajara, su anterior trabajo. Él decide quién entra y quién sale cada verano, además de preparar al equipo en lo físico y lo táctico. Una adaptación del modelo británico más puro en el límite entre Castilla y León y Euskadi. En este último mercado de fichajes ha incorporado a once futbolistas y se ha desprendido de doce. Plantilla totalmente nueva para seguir manteniéndose entre las 42 entidades que componen el fútbol profesional español.

Carlos Terrazas, caminando por la banda de Anduva Foto vía tercerequipo.com

Carlos Terrazas, caminando por la banda del estadio de Anduva
Foto vía tercerequipo.com

En su dos temporadas en Anduva, una al completo -llegó en diciembre de 2013-, Terrazas ha construido un conjunto muy organizado en defensa, certero a balón parado y correoso en la presión. Es muy difícil meter mano al Mirandés en su estadio, y si no que se lo pregunten al Lugo.

El cuadro rojiblanco visita este sábado, a las 18:30, el coliseo «rojillo», uno de sus estadios malditos desde que compite en la Liga Adelante. En las últimas tres temporadas, el Lugo no ha conseguido ganar nunca al Mirandés lejos del Anxo Carro. Dos derrotas y un empate es el balance que obtuvo Quique Setién en Miranda, con tres goles en contra y ninguno a favor. Unas estadísticas que no invitan al optimismo y que intentará romper el recién llegado técnico Luis Milla.

El nuevo míster del Lugo ya acabó con el gafe de la Llagostera la pasada jornada. Un gran gol de Abel Molinero, que instaló el balón en la escuadra cuando el final del partido se echaba encima, permitió a los amurallados vencer por primera vez al equipo de la Costa Brava. Ahora, Luis Milla tratará de repetir en una de las aldeas de Asterix, y qué bien queda el símil teniendo en cuenta las grandes influencias romanas de la ciudad de Lugo, que los rojiblancos poseen a lo largo de la Liga Adelante.

Lance del Mirandés - Lugo de la pasada temporada. En primer plano, Urko Vera Foto vía abc.es

Lance del Mirandés – Lugo de la pasada temporada. En primer plano, Urko Vera
Foto vía abc.es

En el primer enfrentamiento, el Mirandés se impuso por 1 – 0 en la jornada 28 con un espectacular tanto de falta en el último minuto. A la siguiente campaña, 2 – 0 fue el resultado en un encuentro que cerraba la primera vuelta. Sin embargo, en la tercera el Lugo logró arrancar un punto con un 0 – 0 en el choque inaugural del campeonato.

Estos son los precedentes lucenses en sus tres visitas a Miranda en la Liga Adelante. Anduva se le resistió a Quique Setién. Este fin de semana, Luis Milla tendrá la oportunidad de acabar con el gafe. Mirandés y Lugo llevan trayectorias idénticas en los últimos cursos: ascendieron el mismo año (2012), el anterior habían perdido el ascenso en la última fase del play off y se han mantenido juntos durante tres temporadas consecutivas. Sus caminos vuelven a juntarse.

 

Miguel Piñeiro

Adicto al fútbol en sus tres estados: verlo, jugarlo y contarlo. Deporte y periodismo, mezclados pero no agitados.

También te podría gustar...