UD Las Palmas 4 – 1 CA Osasuna: La pegada canaria puede con el «modo visitante» rojillo

vía: laliga.es

Gran triunfo de la UD Las Palmas cimentado en la efectividad de cara a gol en la primera mitad. Osasuna fue incapaz de frenar la puntería amarilla de la media hora inicial (3-0 en ese parcial), un hecho que provocó la derrota navarra después de un último bagaje cosechado de 13 de 15 puntos posibles.

Paco Herrera llegaba al encuentro cuestionado, con diez partidos sin ganar; por su lado, Arrasate llegaba en lo alto del pedestal, con una racha triunfal que aupaba a los rojillos a puestos de «play-off». Pero todo esto, durante los 90 minutos careció de importancia.

El partido empezó con ambos conjuntos luchando por la posesión e intercambiándose golpes estériles. El primer aviso fue de Osasuna. Rubén García estrellaba una fantástica falta en el larguero. Pero si los navarros avisaban, los canarios golpeaban.  Oier se resbalaba en la marca lo suficiente para que Fidel armara su pierna y batiera a Rubén con un zurdazo desde fuera del área.

La escuadra de Arrasate se levantó con la ambición de los escaladores que afilan sus cuchillos cuando la carretera se empina. Sin embargo, la posesión y la verticalidad rojilla no causaba daños en la muralla canaria, que se defendía con fruición y confianza.

En este intercambio de dominio contra goles, Las Palmas primero avisó. Rubén Castro se plantó sólo ante el arquero rojillo, pero ocurrió lo improbable, el letal delantero canario no fue infalible, y el 13 de Osasuna sacó su guante a relucir para evitar el segundo gol local.

Esta ocasión errada era una excepción, porque a los pocos minutos, Fidel volvía a sacar su guante a relucir. El extremo conocía el terreno, y con la distancia tomada por su lanzamiento en el primer gol, chutó por encima de la barrera para volver a batir a Rubén con un excepcional lanzamiento de falta.

No dio tiempo a los rojillos a asimilar el duro golpe de ver doblada su desventaja. Apenas dos minutos después del segundo gol, Iñigo Ruiz de Galarreta vio un hueco a la espalda de la defensa osasunista para filtrar un pase milimétrico para el desmarque de Rafa Mir que no dudó. Ya sólo ante Rubén y con el silencio del Estadio de Gran Canaria picó la pelota para que esta cayera sobre el interior de la red de la portería rojilla.

Duro golpe para los visitantes, que se veían con un resultado abultado en contra sin apenas merecerlo. No obstante, aún quedaba algo de ánimo entre los jugadores rojillos para intentar maquillar el resultado antes del descanso, pero la única ocasión que pudieron trenzar antes del descanso acabó con un remate de cabeza alto de Oier.

La segunda parte comenzó con la misma dinámica que la primera. Las Palmas y Osasuna seguían pegándose puñetazos en medio del «ring» sin subir los brazos para defenderse, buscando el «KO» sin importar los posibles moratones que quedasen por el camino.

Primero Rubén salvó a Osasuna del cuarto, poco después fue Juan Villar quien no llegó a rematar un buen pase de Rubén García, y por último fue Rubén Castro de nuevo, que no tuvo su tarde y cuyo disparo se marchó desviado.

Todo esto en los primeros seis minutos de inicio de una segunda parte trepidante, ya que en el séptimo minuto, Osasuna despertó. O más bien marcó, porque nunca perdió la comba del partido. Fue tras un buen centro de Clerc, Roberto Torres cedió para que Mérida rompiera el blanco en su casillero.

Arrasate había ajustado los automatismos de su equipo, mostrándose así más verticales. Fruto de ello en los minutos posteriores al gol consiguió hacerse fuerte y hacer dudar a Las Palmas sobre la garantía de su renta. Juan Villar tuvo de nuevo a unos centímetros la oportunidad de acercar aún más a su equipo en el marcador, pero el delantero rojillo no estaba hoy con el gol que acostumbra.

La dinámica rojilla se rompió con un balón dividido en el aire que el exrojillo Timor remató para que el balón se estrellara en el palo e hiciera mella en la confianza visitante. A esto se le unió el poco acierto de los cambios de Arrasate, que dio entrada a Xisco y a Brandon por Juan Villar e Íñigo Pérez; así como el acierto de Paco Herrera que refrescaba las piernas de su equipo con la entrada de Araujo y Lemos.

El juego de Osasuna se estancó, el torrente creador que habían inundado la segunda parte el Estadio de Gran Canaria ahora estaba enfangado en medio del dique defensivo que Herrera había construido para asegurar los tres puntos.

Con los visitantes volcados pero sin efectividad, las contras de los locales con un excelso Rubén Castro encontrando los espacios donde hacerse con el balón y lanzar el ataque. Y en una de esas salidas, la pared que lanzaba el delantero canario fue derribado en falta por David García. Lemos cogía el balón y tras una parábola que el arquero rojillo no supo calcular, el balón tocó el poste y se coló en la portería, estableciendo la sentencia en el partido.

Los minutos restantes fueron para un Osasuna que quería morir atacando, fiel a su estilo luchador, aunque hoy sin fortuna. Por su lado Las Palmas disfrutaba de su victoria buscando que no pasara nada más en el partido.

El final fue corroboró el sino de un partido que ya estaba sentenciado a falta del sello en la primera parte. Las Palmas había echo valer su poderosa victoria ante un Osasuna que volvió a sufrir a la inversa la fortuna que disfruta en los partidos de local.

Ficha técnica:

Las Palmas: Raúl Fernández; Eric Curbelo, Mantovani, Cala, Dani Castellano; Peñalba; Fidel (Álvaro Lemos, min. 67), Ruiz de Galarreta (Momo, min. 86), Timor, Rafa Mir (Araujo, min. 75); y Rubén Castro.

Osasuna: Rubén Martínez; Nacho Vidal (Kike Barja, min. 76), Unai García, David García, Clerc; Oier; Roberto Torres, Fran Mérida, Íñigo Pérez (Brandon, min. 67), Rubén García; y Juan Villar (Xisco, min. 74).

Goles: 1-0, (min. 11): Fidel. 2-0, (min. 31): Fidel. 3-0, (min. 33): Rafa Mir. 3-1, (min. 53): Fran Mérida. 4-1, (min. 82): Álvaro Lemos.

Árbitro: Óliver De la Fuente Ramos (Comité Castellano-Leonés). Mostró tarjeta amarilla a los jugadores locales Cala (min. 9), Eric Curbelo (min. 58), Peñalba (min. 59) y Ruiz de Galarreta (min. 84), y a los visitantes Íñigo Pérez (min. 30), Fran Mérida (min. 44) y Rubén García (min. 85).

Incidencias: partido de la vigésima primera jornada de Segunda Dividion disputado en el Estadio de Gran Canaria ante 11.005 espectadores.

David Soria

Graduado en Historia y con un Máster en Historia del Arte. Gran aficionado del futbol en general y de los otros 18 en particular. "El balón es mi despacho. Me siento en él y veo cómo trabaja el equipo".

También te podría gustar...