La temporada 73/74 de la SD Huesca, un año para el recuerdo de la afición azulgrana

Afición de la SD Huesca. Imagen vía sdhuesca.es

Finales de la década de los 60. Tras varios títulos de Tercera División (66/67 y 67/68), la SD Huesca no consiguió el ansiado ascenso en ninguno de estos años. Perdiendo ante el Bilbao Atlético el primer año y posteriormente ante la Cultural y Dep. Leonesa, en el partido de desempate. Tras estas decepciones, las noticias posteriores tampoco serían mejores. Temporadas para olvidar donde en la 70/71 se consiguió salvar los muebles en el último partido ante la SD. Ilintxa. Lo mismo ocurrió el año siguiente hasta que en la temporada 72/73 se descendió tras perder ante la CD. Guadalajara por 2-0, no pudiendo remontar en San Jorge con una victoria insuficiente por 2 goles a 1. Tantos años jugando con fuego uno acaba quemándose. En la 72/73 cabe destacar el estreno del nuevo estadio, El Alcoraz, que venía a sustituir el anticuado estadio San Jorge. Campo que consiguió financiarse gracias a la venta de Porto al Granada CF.

Tras ser campeones de Regional Preferente, se logró el ascenso nuevamente a Tercera División en la temporada 73/74, tras un año increíble tanto de juego como de resultados. Además, el mismo año se jugó el Campeonato de España de Aficionados, título que obtendría el Huesca, convirtiéndose en el primer título a nivel nacional del club.

Antes de centrarnos en comentar la consecución de dicho trofeo conviene recalcar la excepcional imagen del equipo durante la temporada 73/74. Donde, como bien hemos dicho anteriormente, el Huesca fue campeón de Regional Preferente. Tras varios años dando tumbos en Tercera y Regional esa temporada fue un año de récord. El conjunto oscense firmo los mejores números de su reciente historia. Año de Copa y Liga donde se consiguió superar la barrera de los 200 goles, en un total de 57 encuentros (125 en liga y 76 en Copa). El equipo funcionaba como un auténtico reloj de precisión suiza, donde la delantera pulverizó todos los registros y hasta los defensas conseguían goles, lo que permitía solucionar partidos complicados. El míster Arostegui tan solo utilizo 14 jugadores en toda la temporada con nombres tan importantes como Palacino, con nada menos que 46 goles (pichichi de la categoría) y Ferrer, con la friolera de 33 tantos.

Once habitual durante la temporada 73/74.

Once habitual durante la temporada 73/74.

El torneo liguero se obtuvo con 66 puntos gracias a las 31 victorias, 4 empates y únicamente 3 derrotas. Tras la derrota en la segunda jornada ante el Fraga por 3-2 los azulgranas estuvieron 29 jornadas sin claudicar, hasta la jornada 32 en La Romareda frente al Deportivo Aragón (2-0). Pese a la derrota y tras 11 triunfos consecutivos se logro ganar la liga con bastante antelación.

Tras la espectacular temporada, especialmente en el campeonato liguero la Copa no iba a ser menos. El equipo de Pedro Arostegui funcionaba a las mil maravillas, demostrándose igualmente en el torneo copero.

Dignos campeones

El Campeonato de España de Aficionados fue un torneo que surgió a finales de los años 20 de la mano de la Real Federación Española de Futbol, con la idea de dar publicidad a las competiciones de carácter amateur. Dicho torneo se inició en le temporada 1929/1930 con un total de diez participantes, los campeones regionales de cada federación. Estos equipos lograban la clasificación a través de la llamada Copa de España de Aficionados organizada por cada federación regional, donde accedían los dos mejores clasificados. Al tener un carácter amateur solo podían participar jugadores menores de 23 años.

A pesar de ser una competición amateur quedo demostrado que los equipos participantes en la Primera División española jugaban con cierta ventaja pues la gran mayoría de los trofeos fueron ganados por sus filiales. En parte, gracias a que contaban con las infraestructuras y recursos necesarios para hacer frente a este tipo de torneos. Cosa que muchos otros conjuntos amateurs no podían solventar con facilidad, llegando incluso a retirarse en mitad de la competición. A pesar de ello hubo varios años donde quedo lugar para la sorpresa, como es el caso de la SD Huesca que consiguió el titulo en el año 1974.

Luis Ausaberri levantando el trofeo en las gradas de El Alcoraz.

Luis Ausaberri levantando el trofeo en las gradas de El Alcoraz.

Durante el torneo los azulgranas batieron a rivales tan complicados como el Barcelona Atlético y disputaron la final frente al ya mencionado Deportivo Aragón. Las finales se disputaban a doble partido. El primer partido finalizó en tablas (0-0) en La Romareda, donde cualquiera de los dos conjuntos pudo haberse llevado la victoria. El partido fue arbitrado por el famoso Guruceta Muro. El partido de vuelta tuvo lugar el 6 de junio de 1974 en un Alcoraz con un ambiente fabuloso, no cabía ni un alfiler. Tuvo tanto eco el encuentro que hasta el partido fue transmitido por Televisión Española para toda la comunidad de Aragón. El árbitro del partido fue el internacional S. Urrestarazu. Finalmente, los locales se hicieron con el titulo tras ganar por 3 goles a 0, tantos realizados por Arrayet, Cruz y Palacino. Y por parte del Huesca jugarón: Delgado, Ausaberri, Pepín, Royo (Galbis), Pedro, Calvo, Cruz, Ferrer (José Luis), Palacino, Ortega y Arrayet.

Copa de España de Aficionados (1974)

Copa de España de Aficionados (1974)

Sin duda, uno de los momentos mas importantes de la historia azulgrana, sino el más importante. La temporada 73/74 quedara siempre en la retina de los aficionados del Huesca, los más de 200 goles conseguidos y la Copa de España de Aficionados nunca se olvidarán, aunque el tiempo vaya pasando. Porque a pesar de ser títulos menos conocidos o “menores” son y serán las grandes gestas dentro de las pequeñas historias de equipos de menor tamaño como la SD Huesca, pero enormes en sentimiento y corazón.

Álvaro Alesanco Olmedilla

Estudiante de ADE y derecho en CUNEF. Apasionado del fútbol de toda la vida. Con gran predilección por equipos mas modestos con proyectos que invitan a soñar una temporada más.

También te podría gustar...