SD Ponferradina 0 – 1 Girona FC: Desolación y alegría en el Toralín

Un solitario gol de Cristian Herrera en los últimos minutos de partido decidió la suerte de una Ponferradina que la próxima temporada jugará en Segunda B. El encuentro estuvo marcado por los nervios y la incertidumbre de lo que pasaba en el resto de estadios, siendo un gol en uno u otro el que marcaba la diferencia entre la gloria y el fracaso.

Si existía tensión antes de que Sagués Oscoz silbase, el Girona se encargó de aumentarla al máximo con dos saques de esquina en el primer minuto que pusieron los corazones en la boca en el Toralín. El segundo de ellos, con mucho suspense, lo sacó Camille sobre la línea. No se arrugó con el susto una Ponferradina que no quería vivir pendiente del transistor, y su respuesta rápida fue un remate al larguero de Andy.

El partido estaba eléctrico en su fase inicial, con ambos conjuntos algo imprecisos en la circulación pero muy intensos. Fueron los gerundenses los primeros en intentar bajar un poco el ritmo, pero los locales no estaban por la labor. Un Djordjevic muy activo era una continua molesta para los centrales del cuadro catalán, que se mostraron nerviosos con varios despejes malos.

La Ponferradina se fue haciendo con el control del choque, y el delantero serbio avisó en un par de ocasiones que se marcharon desviadas. Salvo alguna aproximación aislada a los visitantes les costaba crear peligro, con Cristian Herrera y Rubén Sobrino bastante desactivados. Se llegó al descanso con nervios crecientes, más aún contando que los resultado del resto de partido mandaban a la Ponferradina a Segunda B y dejaban al Girona a un gol de quedarse sin play off.

En la reanudación ambos contendientes midieron intenciones a ver quién daba el primer paso hacia la meta rival. Sin apenas peligro en ninguna de las dos áreas iban pasando los minutos, y pese a que los resultados de otros partidos eran mejores para los vistantes, fueron éstos los que intentaron coger los mandos del choque, aguantando la posesión para desgastar a una Ponfe que apenas lograba aguantar la posesión.

Fue a quince minutos del final cuando la Ponferradina dio el paso adelante definitivo, consciente de que el descenso estaba cada vez más cerca, pero delante tenía al conjunto que mejor defiende de la competición y al que el empate le bastaba para cumplir su objetivo. El Girona manejaba el tiempo y el ritmo del partido, evitando que el rival crease peligro con continuidad y haciendo daño al contragolpe.

Hasta de tres faltas cerca del área dispusieron los visitantes, teniendo que evitar Santamaría el gol de Amagat en una de ellas. El partido estaba en el punto en el que le gusta a los de Machín, y en una contra sentenció su presencia en la promoción y enterró casi por completo la ilusión local. Mata ganó la espalda a la zaga y cedió para que Cristian Herrera marcase a placer.

El gol deshizo a una Ponferradina que no supo cómo reaccionar, y el partido terminó en un ambiente frío. El Girona, que con esta victoria sube hasta la cuarta posición, deberá jugar contra el Córdoba para seguir soñando con Primera.

Ficha técnica

SD Ponferradina: Santamaría; Gurdiel, Raíllo, Baró, Camille; Basha (J. Ruiz, min. 48), Andy (Caiado, min. 81); Acorán, Berrocal, Aguza; y Djordjevic (J. Ruiz, min. 72)

Girona FC: Becerra; Richy, K. Olivas, Lejeune; Aday (Maffeo, min. 63), Amagat, P. Pons, Clerc; B. García; C. Herrera (Alcalá, min. 89) y Sobrino (Mata, min. 81)

Goles: 0-1, C. Herrera (min. 87)

Árbitro: Sagués Oscoz (colegio vasco). Amonestó a Eloi Amagat y Lejeune por el Girona y a Camille para la Ponferradina.

Alejandro Galante

Periodista. Co-fundador de futboldesdefrancia.com y anteriormente encargado de la Ligue1 en masliga.com. Fanático del fútbol a todos los niveles.

También te podría gustar...